• Cotizaciones
    domingo 23 de junio de 2024

    Supergerito y sus amigos

    No es broma

    No hay dudas: Gerónimo Sena es una de las figuras más vistas y repetidas en los medios de comunicación, desde su sorpresiva e inesperada aparición el día que arrancó el (interminable e inexplicable) conflicto del liceo IAVA.

    Fortunato no estaba muy contento. Su mujer estaba en una cena familiar con algunas de sus primas, y sus hijos, como de costumbre, a la hora de la cena, si mamá no estaba en casa, ni aparecían.

    Fortu se calentó un arroz con pollo que estaba en la heladera desde el mediodía, y comió mirando la tele, cosa que solamente hacía cuando no había contertulios familiares alrededor.

    Eso sí. Terminó en pocos minutos, se salteó el postre y se fue con su copita de vino a mirar el informativo de cierre de la tele.

    El arranque era un repaso de todas las actividades en las que había participado este sorprendente gnomo mediático en los últimos días, desde las escalinatas del IAVA, hasta la protesta fuera del Parlamento contra la reforma jubilatoria, pasando por las declaraciones a la salida del encuentro con los jerarcas de Secundaria, hasta su presencia en el acto del 1º de mayo el lunes de esta semana, incluyendo desfile portando las fotos de los desaparecidos, junto con sus treinta consocios de rebelión.

    —Él mismo le dijo a la prensa que de los 3.000 estudiantes del IAVA solo 30 son los militantes, y los demás ni se interesan por el movimiento y la agremiación —barruntó Fortunato para sus adentros— y mirá la cobertura que le han dado al gurí… —agregó, mientras la pantalla lo mostraba a Supergerito y sus coleguitas rodeando a la intendenta Carolina Cosse, bajo la consigna de “obreros y estudiantes, unidos y adelante”.

    Fortunato ya empezaba a cabecear, entre el fastidio, la reiteración y la glorificación mediática de este grupejo de revoltosos justicieros que hacen más ruido y bochinche que las barras bravas de Peñarol y de Nacional juntas…

    Cuando ya se le cerraban los ojos, a Fortunato le pareció escuchar que las autoridades de Secundaria habían recogido el guante de la “falta de diálogo efectivo”, y habían convocado a Supergerito y su barra a reunirse de nuevo.

    —Efectivamente —decía el periodista—, ya hay imágenes de este encuentro en el que la Dirección de Secundaria ha recibido a los jóvenes en torno a una mesa servida con alfajores, galletitas, refrescos, globos de colores colgados de las paredes, y música de fondo interpretada por el coro infantil de la parroquia Nuestra Señora del Conflicto Insoluble. Los jóvenes se han sorprendido del entorno, y el líder del grupo ha señalado a la prensa que “se trata de otra burla sangrienta de estos señores que no entienden que estamos hablando en serio”, agregando que “ahora no nos conformamos con no devolver el salón gremial, ni con exigir que al director lo devuelvan a su cargo y le levanten el sumario, ahora vamos a instalar un nuevo salón gremial en la oficina del director, a quien exigimos que se le designe de inmediato como director general de Enseñanza Secundaria, por un sueldo similar al del presidente de la República. Mientras tanto, nuestro grupo asume interinamente la dirección del liceo IAVA, dijo Supergerito, y yo seré el encargado de dirigir esta iniciativa colectiva que no hace sino reforzar el espíritu democrático que nos anima” —concluyó.

    Fortunato pestañeaba y los párpados le pesaban 10 kilos cada uno, por lo que no llegaba a discernir si estaba oyendo, viendo o soñando.

    El jovenzuelo prosiguió con sus declaraciones a los medios, que en un número de una cincuentena rodeaban al líder juvenil y sus acólitos, con cámaras, micrófonos, teléfonos celulares, reflectores y amplificadores de sonido.

    Indicó que en las vacaciones de primavera está previsto un campamento en los predios de Secundaria en las cercanías de Piriápolis, con el fin de entrenar movimientos físicos individuales y grupales de respuesta a las agresiones antisindicales, que incluyen artes marciales y hasta el manejo de armas de fuego, aunque sin municiones. Consultado por una periodista acerca de si Secundaria había dado su aprobación a este proyecto, Supergerito respondió que no, que Secundaria no estaba al tanto, pero que el plan consistía en una ocupación pacífica del predio, rompiendo la cadena que tiene trancada la portera del terreno, para lo cual ellos tienen mucha práctica.

    Entre los atractivos de este programa inédito, está la adjudicación de premios para los más eficientes y audaces asistentes al campamento. El informativista indicó que habrá becas de entrenamiento en Cuba, a cargo de los dirigentes revolucionarios estudiantiles cubanos, y que los detalles habían sido acordados entre los estudiantes uruguayos y el delegado de los sindicatos revolucionarios de Cuba, que había asistido al acto del 1º de mayo en Uruguay. Cuando el periodista Leo Sarro le preguntó a Supergerito si no le parecía que estaban yendo demasiado lejos con estos planes tan controversiales, el joven le replicó enérgicamente con un insulto, le dijo que seguramente él era un hombre que no había tenido infancia, y que, además, él no había permitido que lo grabara, así que mejor se iba de inmediato de la reunión de prensa, cosa que Sarro, por supuesto, no hizo, pero que curiosamente no despertó la solidaridad de sus colegas, que seguían como hipnotizados por el fulgurante personaje.

    Cuando la esposa de Fortunato regresó al hogar, Fortunato se despertó, y le comentó que había estado viendo y oyendo entre sueños, en la tele, a un joven lleno de ideas mágicas y de audaces propuestas.

    La respuesta de la señora de Fortu fue: “¿Estuviste viendo una de Harry Potter?”.

    Humor
    2023-05-03T19:01:00