• Cotizaciones
    domingo 14 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    Talvi: deuda puede llegar a un “umbral crítico”

    Uruguay no atraviesa por una crisis: no hay una corrida bancaria ni su Banco Central se encuentra desprovisto de reservas o de liquidez. Tampoco tiene la necesidad de reestructurar su deuda pública. Lo que sí enfrenta es un “problema fiscal de libro de texto”, con sus efectos secundarios: atraso cambiario y un crecimiento “insostenible” del endeudamiento público, alertó el director académico del Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (Ceres), Ernesto Talvi.

    El analista disertó ayer miércoles 21 en el marco de un foro organizado por ese think thank en Kibón, ante un público mayormente de empresarios. Uruguay presenta un déficit fiscal “persistente” con una trayectoria de deuda pública que si mantiene su ritmo actual de crecimiento, en 2019 superaría el “umbral crítico” de 70% del Producto Bruto Interno, advirtió. En ese escenario, la calificación de grado de inversión sin riesgo (investment grade) corre peligro, añadió.

    El gobierno proyecta que la deuda pública bruta se situará en el equivalente a 61,4% al cierre de este año, y que irá aumentando hasta el final del período, mientras que en términos netos el endeudamiento se estabilizará en torno a 42%.

    “Cambiar la pisada”.

    Si bien siempre es políticamente difícil resolver los problemas fiscales, económicamente es inevitable tener que hacerlo, dijo. Agregó que el país está a tiempo, aunque no puede demorarse, para “cambiar la pisada” e ir resolviendo las dificultades. “Pero, si finalmente lo que se va a hacer es lo que se ha venido haciendo, tal como se plantea en la Rendición de Cuentas 2016, el país va a quedar a merced de un golpe de suerte: que Argentina y Brasil resuelvan sus problemas y nos levanten, o como ya pareciera que está ocurriendo, que los capitales golondrina vuelvan a nuestras costas en busca de oportunidades y nos den esa falsa sensación de mejoría. Nosotros no creemos que sea prudente tentar a la suerte, ni quedar a merced de ella”, opinó Talvi.

    “Blanco móvil”.

    El director del Ceres aseguró que el corazón del problema que enfrenta el país es fiscal porque, dijo, se está persiguiendo un “blanco móvil”. Explicó: “Si bien aumentamos los impuestos, cobramos sobreprecios en las tarifas públicas y comprimimos el gasto de inversión de las empresas del Estado, los gastos del resto de la administración siguen subiendo y no los estamos pudiendo controlar. Algunos no se pueden controlar porque se ajustan de manera automática, pero los que no se ajustan de manera automática también siguen subiendo”.

    Estimó que UTE y Ancap están cobrando a los usuarios de sus servicios un sobreprecio implícito equivalente a US$ 450 millones al año por los requerimientos del Ministerio de Economía de realizar aportes al fisco y financiar el déficit. Si no tuvieran esa exigencia, se podrían reducir tanto las tarifas eléctricas (15% en promedio) como de los combustibles en el surtidor (10% en promedio), señaló.

    Economía
    2017-06-22T00:00:00