• Cotizaciones
    martes 23 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    De la Sociedad Interamericana de Prensa

    Sr. Director:

    Miami (29 de mayo de 2024). La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) expresó su alarma y anticipó su rechazo a un artículo agregado a última hora a un proyecto de ley de medios audiovisuales en Uruguay que impone regulaciones a los contenidos. La organización instó a senadores oficialistas y autoridades gubernamentales a abstenerse de respaldar la iniciativa, por considerar que vulnera las libertades de expresión y de prensa.

    El Senado aprobó el 14 de mayo la propuesta legislativa de la coalición oficialista, cuyo artículo 72 generó cuestionamientos y rechazo en medios de comunicación, académicos y organizaciones de prensa, entre otros sectores, al considerarlo un “retroceso” por sus posibles efectos negativos en el ejercicio de la libertad de expresión y por vulnerar estándares internacionales en la materia.

    El proyecto de ley retornó a la Cámara de Representantes, la que solo puede rechazar o aceptar in totum —no puede quitar ese artículo— o pedir se convoque a la Asamblea General (reunión de ambas cámaras) en la que, dada la alineación de las distintas fuerzas políticas, la iniciativa naufragaría y continuaría vigente la actual ley de regulación de medios audiovisuales. El artículo en cuestión solo puede ser anulado por veto del Poder Ejecutivo.

    El artículo 72 propuesto establece: “Los servicios de difusión regulados por la presente ley tienen el deber de brindar a los ciudadanos información, análisis, opiniones, comentarios y valoraciones de manera completa, imparcial, seria, rigurosa, plural y equilibrada entre los actores políticos y respecto a los mismos”.

    “Esta obligación —señala el texto de la norma proyectada— comprende a todos los programas y espacios que emitan análisis, opiniones, comentarios, valoraciones e información de carácter político en el sentido más amplio del término, incluyendo contenidos de alcance gubernativo, parlamentario, legislativo, administrativo, partidario, jurídico, académico y electoral”.

    “Esta imposición a los medios audiovisuales y a sus periodistas de brindar información, opiniones y comentarios de manera seria, completa, imparcial, rigurosa, equilibrada es inadmisible”, aseguró el presidente de la SIP, Roberto Rock.

    La norma, a su vez, también limitaría y lesionaría el derecho a la información de los ciudadanos, “por todo lo cual constituye un flagrante ataque a la libertad de expresión en todos sus alcances, libertad esta que es la piedra angular para la existencia de una sociedad democrática”, afirmó Rock, director del portal de noticias mexicano La Silla Rota.

    Carlos Jornet, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP y director periodístico del diario argentino La Voz del Interior, añadió: “A nivel local, la organización realizó gestiones inmediatas y al más alto nivel para que el artículo 72 no fuera respaldado, ya que dejar en manos de las autoridades la decisión de qué se considera información 'completa, imparcial, seria, rigurosa, plural y equilibrada' es extremadamente peligroso para los ciudadanos y la prensa independiente”.

    La SIP es una organización sin fines de lucro dedicada a defender y promover la libertad de prensa y expresión en las Américas. Está integrada por más de 1.300 publicaciones del hemisferio occidental; y tiene su sede en Miami, Florida, Estados Unidos.