Antel. Foto: Javier Calvelo/ adhocFotos

El Estado paga más que el sector privado por empleados con educación baja o media, pero menos por los de nivel universitario

4min 5 1
Nº2022 - al de 2019
escribe Nicolás Yelpo

La posibilidad de acotar el ingreso de nuevos empleados del sector público como forma de producir ahorros en salarios está siendo puesto sobre la mesa por algunos precandidatos de los partidos tradicionales en la actual campaña electoral. Por ejemplo, el colorado Ernesto Talvi dijo el sábado 11 en un acto político que “los funcionarios que trabajan en las empresas del Estado ganan en promedio 65% más que los trabajadores del sector privado con el mismo nivel educativo”.

Lo cierto es que existe una brecha salarial entre los trabajadores del conjunto del sector público —no solo las empresas estatales— y el privado. Y según cálculos de Búsqueda considerando los niveles educativos, solo los profesionales que trabajan para el Estado cobran menos que haciéndolo en el área privada.

Si se toman todos los ocupados que declararon ser asalariados públicos o privados en la Encuesta Continua de Hogares (ECH) de 2018, el ingreso laboral promedio de los trabajadores públicos fue 43% más que el de los privados.

Si se toman todos los ocupados que declararon ser asalariados públicos o privados en la Encuesta Continua de Hogares de 2018, el ingreso laboral promedio de los trabajadores públicos fue 43% más que el de los privados.

La afirmación del economista que compite por ser el candidato presidencial por el Partido Colorado habla específicamente de diferencias entre distintos niveles de educación. En ese sentido, del análisis de Búsqueda de los microdatos de la ECH publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) surge que las diferencias en los ingresos laborales son mayores a favor de los públicos mientras menos nivel educativo tengan los trabajadores.

Entre quienes solo tienen Primaria completa, los asalariados públicos ganaron en promedio $ 10.000 más que los privados. Al comparar aquellos que finalizaron la Secundaria, la diferencia es ligeramente menor ($ 8.376) e implica un salario promedio que en el ámbito público supera en 30% al de los privados.

A medida que el nivel educativo aumenta, los resultados comienzan a ser más diversos. Los trabajadores que lograron titularse en alguna universidad perciben mayores ingresos laborales dentro de la órbita privada que empleándose en el Estado. La diferencia se hace aún mayor si a la vez tienen estudios de posgrado y supera los $ 30.000, siempre en promedio.

Consultado por Búsqueda, el economista del Centro de Investigaciones Económicas (Cinve) Gonzalo Zunino señaló algunos factores que a su juicio llevan a tener ingresos salariales mayores que en el área privada en el caso de los niveles educativos más bajos dentro del Estado.

Por un lado, dijo que dentro de los asalariados menos educados que trabajan en el sector privado es donde hay mayor nivel de informalidad, y por lo tanto, menores ingresos. Por otro, mencionó que existe “un tema de escala”, ya que en general “en los lugares grandes existen sindicatos grandes y negocian mejor”. En esta línea afirmó que la regulación en el sector público le da fuerza al sindicato para negociar, mientras que “las empresas chicas tienen peor nivel de negociación y predominan entre los sectores menos educados”.

Con respecto al mejor ingreso salarial de los trabajadores más educados, dijo que allí el nivel de negociación tiende a ser más alto. “Los informáticos son un ejemplo de fuerza de negociación” por la poca oferta en comparación con la demanda.

Según los cálculos de Búsqueda, los egresados del área de la salud son los que presentan mayor diferencia a favor de los trabajadores privados, seguidos por los de ciencias y veterinaria. En un tercer escalón están los egresados de carreras con educación comercial y de administración.

En la enseñanza se da a la inversa, ya que quienes cursaron Magisterio o profesorado tienden a tener mayores ingresos dentro de la educación pública. Lo mismo ocurre con aquellos que tienen estudios terciarios pero no universitarios o con educación técnica.

Entre quienes solo tienen Primaria completa, los asalariados públicos ganaron en promedio $ 10.000 más que los privados. Al comparar aquellos que finalizaron la Secundaria, la diferencia es ligeramente menor .

El mayor nivel salarial entre los más educados en el ámbito privado también surge producto de que “en el sector público hay que asegurar ciertos niveles desde abajo y respetar topes salariales arriba”, explicó Zunino.

Esto queda reflejado al observar los promedios entre los deciles de ingresos.

En todos los deciles, salvo en el más alto en la escala, los empleados públicos perciben mayores ingresos laborales que los privados. Incluso en el primero el ingreso promedio de los públicos es el doble que el de los otros. En el más alto, donde pasan a estar por encima quienes trabajan en el sector privado, la diferencia es de $ 2.000.

Cabe señalar que los asalariados públicos son 15% de los ocupados totales, mientras que los privados representan el 56% (por lo que al tener mayor cantidad de personas en todos los grupos o deciles, el ingreso promedio tiende a achicarse).

En todos los niveles educativos y en particular en todas las áreas de egresados universitarios, el ingreso máximo declarado fue siempre de un asalariado privado. El más alto pertenece al área de la salud.

Noticias relacionadas

▪ Amplia mayoría de las auditorías detectaron problemas de gestión con gravedad “alta” o “extrema” en el Estado y entidades vinculadas

▪ Con dificultades y de forma despareja, el Estado avanza en el empleo de trabajadores discapacitados y crece el interés privado

▪ El Estado recurre a la “pausa activa”, gimnasia y entrega de alimentos saludables como políticas de bienestar laboral

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.