Foto: Nicolás Der Agopián.

“Tenemos que cuidar que no pase de nuevo y saber si algunas movilizaciones tienen alguna motivación diferente a la que se plantea”, dijo el prosecretario de Presidencia sobre el incidente de Eduardo Bonomi

En clima electoral, el gobierno volvió al interior para difundir logros entre colores partidarios, pero un incidente frustró el plan

5min 4
Nº1997 - al de 2018
escribe Juan Pittaluga

Ernesto Murro escuchaba muy concentrado al presidente de la República, quien, subido a un estrado ubicado a pocos pasos de él, inauguraba en Tranqueras el esperado tramo de la Ruta 30 comprendido entre la Ruta 5 y la ciudad de Artigas. A su lado el prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo, interrumpió brevemente la atención del ministro de Trabajo para entregarle un gorro rojo con el logo del Ministerio de Transporte y el signo RN30 debajo. Murro miró el gorro unos segundos, le dijo unas palabras a Roballo y sonriendo se sacó la boina verde que llevaba para colocarse la nueva prenda que conmemoraba la ocasión. Un poco más atrás lo mismo hacía el ministro de Salud, Jorge Basso. Y adelante ya tenía puesto su gorro rojo la vicepresidenta, Lucía Topolansky.

El sol mañanero del norte del país empezaba a desperezarse, y con el calor en mente el gobierno había preparado una ingeniosa manera para que ministros, funcionarios, empresarios, militantes, vecinos y todo el que quisiera pudiera resguardarse de la temperatura. Los gorros rojos, azules y blancos que se repartieron entre los asistentes hacían juego con las banderas frenteamplistas de los militantes, tiñendo con color partidario la inauguración de una de las obras más reclamadas al gobierno durante este período. El discurso de Tabaré Vázquez iba en sintonía con ese ambiente. “Hablar, hablan muchos, pero estamos en tiempo de construir. Por el gobierno van a hablar los hechos, no las palabras, y los hechos van a estar a la vista”, sostuvo ante los aplausos y los gritos de “¡viva el Frente!”.

La conducta de Bonomi dejó en segundo plano las obras del gobierno al generar la crítica de la oposición, el PIT-CNT y la Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo (INDDHH). Sin embargo, fue defendida por el ministro y otros jerarcas del Poder Ejecutivo.

En el Poder Ejecutivo ya diseñan un 2019 activo en donde mostrarán a la población los logros concretados. Las autoridades públicamente lo atribuyen a que en el último año de una administración se cumplen los objetivos por los cuales se trabajó previamente (Búsqueda Nº 1.994), pero en privado hablan también de una estrategia para mejorar la imagen del presidente en su retiro de la política y reforzar la plataforma electoral del Frente Amplio ante un panorama reñido con el Partido Nacional, señalaron fuentes oficialistas.

Desde noviembre el presidente intensificó su agenda con asistencia semanal a actividades, tras una segunda administración donde tuvo menor presencia pública, mayores críticas e índices de aprobación bajos. Esta preocupación fue reflejada el miércoles 28 por la propia Secretaría de Comunicación Institucional de Presidencia, que publicó en su sitio web una encuesta de la consultora Ipsos donde la aprobación de Tabaré Vázquez (76%) es la más alta entre los presidentes de la región.

Perder el equilibrio.

Con esa estrategia en mente, después de cinco meses el gabinete en pleno retornó al interior esta semana para presentar en Rivera una nueva sede de la Universidad Tecnológica, en Artigas las luces de la pista del aeropuerto y el tramo de la Ruta 30 entre ambos departamentos, inauguraciones que prevén continuarse el año que viene por el resto del país. “Cuando comenzamos este gobierno nos juramentamos trabajar fuerte para cumplir con el programa. Y así calladamente se empezó a trabajar. Y ahora, cuando empezamos a ver el resultado de ese trabajo, lo venimos a compartir con todos ustedes”, afirmó Vázquez el lunes 26 en Tranqueras.

Sin embargo, esta gira por el norte con la que el gobierno inició en el interior su temporada de corte de cintas no tuvo la repercusión esperada. Tanto en Tranqueras como en la ciudad de Artigas hubo manifestaciones del movimiento Un Solo Uruguay, que con sus proclamas se instaló en lugares previamente fijados. A ese reclamo se sumó en Artigas una protesta independiente que terminó con un incidente entre trabajadores y el ministro del Interior, Eduardo Bonomi. El video del hecho, publicado el lunes por Telemundo, muestra a Bonomi evitar que los trabajadores desplieguen una pancarta durante un discurso del ministro de Transporte, Víctor Rossi. Como los manifestantes continúan intentándolo, integrantes de la custodia personal del ministro detienen a dos de ellos.

La conducta de Bonomi dejó en segundo plano las obras del gobierno al generar la crítica de la oposición, el PIT-CNT y la Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo (INDDHH). Sin embargo, fue defendida por el ministro y otros jerarcas del Poder Ejecutivo. “No pasó lo que están mostrando y están diciendo. Tres o cuatro personas entran empujando a todo el mundo, casi tiran a la ministra Cosse, me empujan a mí”, justificó Bonomi el martes 27 entrevistado en Océano FM.

El miércoles 28, consultado en rueda de prensa, Roballo indicó que “Presidencia no le indica a un ministro cómo debe proceder”, por lo cual no le correspondía a él pedir disculpas en nombre de Bonomi por la situación. “Yo estaba ahí y sinceramente fui empujado, hasta perdí un poco el equilibrio porque se nos pusieron por debajo y casi nos hacen perder el equilibrio a varios. La verdad es que en ese momento nos vimos un poco avasallados”.

Para la INDDHH en el episodio (donde los manifestantes pedían una solución a los empleados de la industria tabacalera ante las medidas antitabaco del gobierno), se afectaron de forma ilegítima los derechos a la libertad de expresión y la libertad de reunión pacífica. La institución recordó al Ministerio del Interior “que toda medida que se adopte para asegurar la seguridad y la convivencia debe guiarse por los principios de legalidad, necesidad y proporcionalidad, y en ningún caso puede incluir la detención de quienes realizan la manifestación de forma pacífica”.

Fuentes del Poder Ejecutivo señalaron a Búsqueda que tras el episodio se evalúa realizar en el futuro un mayor trabajo de inteligencia y operativos de seguridad.

Mientras el diputado colorado Tabaré Viera convocó al ministro a la comisión de Seguridad y Convivencia de la Cámara de Diputados, el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, dijo el martes 27 a Subrayado que Bonomi debería pedir disculpas. “Aunque no remite gravedad, no podemos dejar naturalizar cosas: esto está mal. Es la ley de la movilización de cien años para acá, porque no estaban impidiendo que el ministro Rossi se expresara. ¿Cuál es la gravedad?”.

Ante las críticas, el miércoles 28 Bonomi redobló la apuesta. En un comunicado el Ministerio del Interior aseguró que los dos integrantes de su custodia, en conocimiento de amenazas sufridas por Bonomi y su familia, detectaron que uno de los involucrados en los hechos poseía antecedentes penales de conducta violenta. “En razón de ello se procedió a retirarlo —junto a los demás protagonistas de los hechos— de forma inmediata del área y disponer su traslado a la seccional más próxima”, asegura el comunicado, que brinda el nombre y los antecedentes del involucrado.

Esa difusión provocó un nuevo pronunciamiento de la INDDHH en el que manifestó su más profunda preocupación ante la reiteración de prácticas comunicacionales por parte del Poder Ejecutivo: “la información relativa a personas involucradas en los hechos desde ningún punto de vista aporta sobre la cuestión a la que se refiere al fondo del asunto”.

Fuentes del Poder Ejecutivo señalaron a Búsqueda que tras el episodio se evalúa realizar en el futuro un mayor trabajo de inteligencia y operativos de seguridad similares al del último Consejo de Ministros abierto del año, que se desarrolló el 7 de mayo en La Macana, Florida. En aquella oportunidad, ante la efervescencia del movimiento Un Solo Uruguay el gobierno desplegó un operativo de seguridad inédito para ese tipo de reuniones. “Sin duda tenemos que cuidar que no pase de nuevo y hay que trabajar en función de eso y saber si algunas movilizaciones están organizadas y tienen alguna motivación diferente a la que se plantea en los carteles”, sostuvo el miércoles 28 Roballo. “El incidente tiene motivaciones que estamos mirando porque nos llamaron la atención”, agregó.

✔️ “Pregúntele a la ministra” Cosse

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.