Danilo Astori. Foto: Nicolás Der Agopián

El expresidente asumirá un rol protagónico en el Frente Amplio y comenzará a participar en la Mesa Política

Astori visitó por primera vez a Mujica en su chacra para transmitirle una definición electoral: sin su apoyo no será candidato presidencial

4min 4 1
Nº1975 - al de 2018
escribe Andrés Danza

Compartieron ya casi 14 años de gobierno del Frente Amplio y dos campañas electorales, una de ellas como integrantes de la fórmula ganadora. Son dos de los políticos contemporáneos más importantes y con mayor incidencia. Uno está asociado a la gestión económica y a la academia y el otro al caudillismo, a la cultura popular y a los votos.

La historia los coloca muy cerca, uno al lado del otro, aunque sus reuniones privadas no sean muy frecuentes. Son compañeros de partido y de proyecto, no amigos. Pero se buscan y se unen cada vez que lo sienten necesario. Y este es uno de esos momentos. Por eso Danilo Astori y José Mujica eligieron la siesta mundialista para tener una larga reunión preparatoria de un año complicado, de definiciones electorales que pautarán el futuro de ambos.

No fue cualquier encuentro. Fue la primera vez que Astori visitó a Mujica en su chacra de Rincón del Cerro. Después de todos los años compartidos, Astori no conocía el lugar en el que vive Mujica, que se hizo famoso en todo el mundo durante su presidencia y que hasta hoy recibe diariamente visitantes extranjeros que lo incluyen dentro de las principales atracciones turísticas de Montevideo.

Fue en la tarde del lunes 25 luego de que la selección uruguaya triunfara 3 a 0 frente a Rusia, la anfitriona del Mundial. Mientras todos hablaban de fútbol, dos de los principales líderes del Frente Amplio se sentaron mano a mano a discutir sobre la estrategia electoral para 2019.

Astori tiene la intención de ser candidato, según relataron a Búsqueda dirigentes oficialistas que conversaron con el ministro de Economía durante los últimos días. Así se lo transmitió a Mujica pero también le dijo que no se presentará si no recibe su apoyo.

Mujica está dispuesto a adquirir un rol protagónico en la próxima campaña, aunque todavía no tiene claro desde qué lugar. Ha dicho en más de una oportunidad que prefiere que no sea en la primera línea pero muchos dirigentes le están reclamando su presencia como forma de aumentar el caudal electoral del partido gobernante.

Astori tiene la intención de ser candidato y así se lo transmitió a Mujica, pero también le dijo que no se presentará si no recibe su apoyo.

Astori espera tener su apoyo para volver a ser precandidato presidencial y evalúa que la mejor forma de recibirlo es si Mujica acepta ser su compañero de fórmula, ahora como postulante a vicepresidente. Todavía no se lo planteó de forma directa a Mujica, porque la del lunes pasado fue una primera charla de acercamiento.

Ambos dirigentes acordaron volver a reunirse la semana próxima, esta vez con Astori como locatario, en el Ministerio de Economía, relataron a Búsqueda dirigentes del Frente Amplio al tanto de las conversaciones.

De todas formas, Mujica se enteró de que Astori lo quiere como compañero de fórmula, agregaron los informantes. Recibió esa noticia con sorpresa y prometió evaluarla, aunque prefiere otra alternativa porque entiende que esa sería una propuesta electoral poco atractiva y “con demasiados años encima”.

El expresidente tiene previsto reunirse “en breve” con los principales dirigentes de su sector político, el Movimiento de Participación Popular (MPP), para informarles sobre su diálogo con Astori y analizar la posibilidad de apoyar su precandidatura a la presidencia.

Mujica está dispuesto a adquirir un rol protagónico en la próxima campaña, aunque todavía no tiene claro desde qué lugar.

Mujica prefiere apoyar a Astori antes que a otro de los precandidatos posibles, como el intendente de Montevideo, Daniel Martínez. De todas formas, también existen más alternativas como, por ejemplo, que el MPP tenga su propio postulante, como la ministra de Industria, Carolina Cosse, o el intendente de Canelones, Yamandú Orsi.

Otra de las posibilidades analizadas por el expresidente es lograr que todo el Frente Amplio negocie un “candidato de consenso” y evitar de esa forma una contienda electoral interna. Algunos dirigentes han evaluado en las últimas semanas distintos nombres para ocupar ese lugar pero ninguno cuenta con las mayorías necesarias. 

Al ser consultado el miércoles 27 en el programa Fuentes confiables de Radio Universal, Astori dijo que “es viable” que pueda ser candidato presidencial pero que para que eso ocurra sería “extraordinariamente importante” el apoyo de Mujica. “Voy a decirlo con la mano en el corazón, con toda sinceridad. Yo no sé qué voy a hacer, y he decidido, dada la importancia de esta decisión, tomarme un tiempo más, de modo de ir realmente determinando si una eventual candidatura en mi caso ayuda o no ayuda”, aseguró.

Asumir el liderazgo.

Antes de reunirse con Astori, Mujica mantuvo un largo encuentro personal con el presidente Tabaré Vázquez. Allí los temas principales no fueron los electorales. En esa oportunidad se ocuparon de los problemas internos del oficialismo y discutieron de qué forma Mujica puede ejercer su liderazgo para intentar mejorar la situación actual de división en el gobierno y en el Frente Amplio.

Una de las decisiones adoptadas por Mujica luego de esa conversación hace casi dos semanas, es empezar a concurrir en forma semanal a la Mesa Política del Frente Amplio. En ese organismo se toman las decisiones más importantes de la conducción partidaria.

La idea es que Mujica asuma un liderazgo mayor en el Frente Amplio y que esa fuerza política trabaje de una forma diferenciada con respecto al gobierno, dijeron a Búsqueda allegados al expresidente.

Vázquez y Mujica se mostraron preocupados por las divisiones internas en el oficialismo y por la actitud díscola de algunos legisladores del Frente Amplio.

Vázquez y Mujica se mostraron preocupados por las divisiones internas en el oficialismo y por la actitud díscola de algunos legisladores del Frente Amplio, que se niegan a votar proyectos de ley del Poder Ejecutivo.

Uno de los puntos que más preocupan al gobierno es la demora por parte del Parlamento en aprobar el tratado de libre comercio entre Uruguay y Chile, ya firmado por ambos gobiernos. Pero el último fin de semana, a impulso del MPP, el Plenario del Frente Amplio logró una mayoría a favor del acuerdo que destraba la situación.

Esa decisión fue leída como una primera consecuencia del diálogo entablado entre Vázquez y Mujica. “Así trabajarán de aquí en más, juntos”, aseguró un dirigente que los conoce muy bien a los dos y que está al tanto de la nueva realidad política en el oficialismo.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.