Derribando mitos

3 minutos Comentar

Durante años, el asesoramiento en inversiones y banca privada era un servicio al que no muchas personas accedían. A nuestro entender, el principal motivo de esta situación se daba por los elevados requisitos de capital mínimo que solían exigir las instituciones financieras para sus clientes.

En la actualidad esto ha cambiado radicalmente, ya que existe una amplia gama de plataformas y servicios que efectivamente dan acceso a todas las personas que tengan interés en invertir en los mercados financieros, sin mínimos de entrada (desde US$ 1). Muchos de estos servicios se apoyan en la tecnología para lograr una adecuada eficiencia de costos, como por ejemplo Robinhood, donde los inversores abren su cuenta digitalmente y pueden operar ellos mismos sin ningún tipo de asistenica "humana".

Asesoramiento profesional:

Está claro que nadie puede negar el valor de este tipo de servicios que son 100% digitales, en un mundo donde las personas demandan la digitalización de más y más serivicos. Sin embargo, sucede algo interesante con las inversiones: mientras el mercado o el portafolio de los inversores esté al alza (generando ganancias) no hay necesidad de solicitar ayuda; pero cuando el mercado es bajista y el portafolio está generando pérdidas, aparece la necesidad de asistencia y asesoramiento. Este tipo de asistencias no lo pueden brindar los "robo-advisors", los algoritmos o un simple centro de ayuda inteligente. Las personas desean ser escuchadas por personas y necesitan que un profesional considere sus preocupaciones, sus emociones y realice un análisis eficaz sobre el manejo de sus inversiones.

Lo cierto es que no solo la industria digital se ha actualizado, el servicio brindado por profesionales con una preparación académica adecuada también se ha "democratizado", permitiendo que absolutamente todas las personas puedan acceder a un servicio de asesoramiento de calidad en materia de inversiones.

Una cartera de inversión integral:

Proporcionando diversificación y gestión activa, los Franklin Templeton NextStep Funds (constituidos el 02 de mayo de 2016) ofrecen rangos de asignación de activos adaptados a tres perfiles de riesgo diferentes: Conservador, Moderado y Crecimiento. Cada uno de estos fondos Franklin NextStep invierte en ETF y fondos mutuos (clases de acciones institucionales), de los gestores de inversiones especializados de Franklin Templeton y de terceros que involucran de 15 a 20 posiciones diferentes.

Mediante una única línea en la posición de sus cuentas y de forma simple, los inversores tendrán una cartera diversificada y gestionada de forma activa con un asset allocation (asignación de activos) adecuado a su perfil de riesgo.

Por más información, los invitamos a ponerse en contacto con nosotros que con gusto los asistiremos.

gbu.com.uy

Empresas y Negocios
2022-05-18T23:57:00