• Cotizaciones
    domingo 09 de junio de 2024

    El 1º de mayo

    Sr. Director:

    El 1o de mayo vi tenis por la tele, pero hice mucho zapping con el acto del PIT-CNT para saber en qué andaba “la clase obrera”. Había un señor cantando una canción de la guerra española que yo cantaba en facultad allá por 1960, que tenía que ver con el ejército del Ebro y una tal Carmela. Después, unánimemente, toda la plana mayor del PIT-CNT aplaudió a los palestinos de Hamás y abucheó a Israel por “genocida”. Me hizo acordar a las tremendas manifestaciones y ocupaciones de facultades que hacíamos a favor de Vietnam y contra los Estados Unidos desde el 68. En otro zapping vi toda la gente cantando La Internacional: “Arriba los pobres del mundo, de pie los esclavos sin pan”, el himno de los trabajadores que también fue el himno de Rusia a principios de ese siglo. Finalmente, el presidente Abdala habló como una hora contra el capitalismo, la propiedad privada y la plusvalía, y que había que meterle mano al dinero de los grandes millonarios del Uruguay, que parece son como veinticinco mil, para pagar las jubilaciones que promete crear el plebiscito. En la tele no se veía mucha gente ni muchos jóvenes pero igual me dio cierta envidia ver el entusiasmo de los mayores como yo, que aplaudían enfervorizados las viejas consignas socialistas que invocaba Abdala. Si tuviera veinte años hubiera estado allí, pensé, pero sentí que hoy todo eso me resultaba extraño y lejano. ¿En qué momento fui perdiendo la ilusión por todos aquellos ideales? Creo que el quiebre fue en el 68, cuando Rusia invadió Checoslovaquia con la aprobación de Fidel. Allí abandoné la militancia y me dediqué a recibirme. Cuando vino el golpe del 73 yo ya estaba fuera de la política. Ni siquiera fui a la gran manifestación donde apresaron a Seregni. Hoy trato de contar todas esas cosas sin rencor ni dolor.

    Daniel Heide

    Cartas al director
    2024-05-08T23:15:40