El Frente Amplio no debe denunciar a Irene Moreira por abuso de funciones y si gana tendría que derogar el delito, dice Pereira

REDACCIÓN  

La caída de la ministra de Vivienda, Irene Moreira, por entregar de manera directa un apartamento a una militante de su partido parecía darle munición sencilla de usar a la oposición. Era un caso fácil de explicar y que podía tener consecuencias judiciales, evaluaban algunos de sus legisladores en conversaciones informales. Sin embargo, dos semanas después de su renuncia, el Frente Amplio todavía no tiene resuelto cómo proceder.

Esta nota es exclusiva para suscriptores de BÚSQUEDA y GALERÍA
Elegí tu plan y suscribite

Suscribite

¿Ya sos suscriptor? Iniciá sesión

Probá nuestro servicio, registrate y accedé a una nota gratuita por semana.