• Cotizaciones
    miércoles 17 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    El gobierno impulsa más competencia en sector de tarjetas y POS

    La situación actual redunda en “peores condiciones para los comerciantes” tanto financieras como de servicios, al no tener posibilidad de elegir, afirma el coordinador del programa de “inclusión”

    Para los bancos, la “inclusión financiera” impulsada por el gobierno ha traído ganancias y pérdidas: varios ampliaron su clientela generándoles más negocios, pero quedaron obligados a dar gratis ciertos servicios a los trabajadores que cobran sueldos por medio de cuentas bancarias. Eso no fue lo único, ya que también fueron alentados a bajar, gradualmente, los aranceles cobrados a los comercios por los pagos con tarjetas. Y habrá más: están en preparación medidas que apuntan a promover competencia entre los “adquirentes”, que son las empresas (en general vinculadas a los bancos) que hacen de nexo entre los comerciantes y los plásticos.

    Martín Vallcorba, coordinador del programa de “inclusión financiera” que lidera el Ministerio de Economía, informó a Búsqueda que está en curso una consultoría contratada para evaluar la experiencia internacional y a partir de eso definir las líneas de trabajo. A priori, se sabe que hay “muy poca competencia” en el mercado de adquirencia, lo que redunda en “peores condiciones para los comerciantes, tanto económicas como de servicios. No tienen capacidad de elegir”, señaló.

    El asesor indicó que después de esa etapa de investigación y análisis, se prevé elaborar un proyecto para promover esquemas de “multiadquirencia”, en oposición a la situación actual de adquirentes “unisello”.

    El mercado está muy entrelazado entre los emisores de las tarjetas y los adquirentes, que son Visanet (Visa), Firstdata (Master, Maestro y Líder), OCA (tarjeta OCA) y Cabal (Cabal). “Un comercio que quiera trabajar hoy con Visa, necesariamente debe trabajar con Visanet. No existe ningún grado de competencia con Master”, puso como ejemplo Vallcorba. Cambiar esto “es un objetivo sumamente importante para mejorar las condiciones de competencia, de mercado y de las condiciones económicas de acceso al servicio”, argumentó.

    El adquirente es quien cobra el arancel al comercio, aunque una parte termina en manos del emisor de la tarjeta.

    Los POS

    El problema, según la visión del gobierno, tiene otro componente en torno a las redes de equipos utilizados para procesar los pagos con tarjetas de crédito o débito conocidos por la sigla POS (del inglés point of sale). “Normalmente lo razonable sería que ese multiadquirente también ofrezca el POS, concentrando todos los servicios al comercio en una única figura”, explicó Vallcorba. Pero el mercado de esos aparatos —que han proliferado en los últimos años estimulados por la “inclusión financiera” y hoy se encuentran operativos cerca de 55.000— también está “muy concentrado” e interrelacionado con los bancos, sostuvo. La mayor red es la de Pos2000, que pertenece a adquirentes (OCA, Visanet, Firstdata, Cabal y Diners).

    “Romper esos lazos entre cada una de estas figuras es fundamental para que el mercado funcione mejor”, dijo. Reconoció que esa puede ser una iniciativa antipática para las empresas, pero la defendió alegando que propiciará más eficiencia.

    Vallcorba señaló que Argentina, y también Chile, han dado pasos en esta dirección. “Hay mucho paralelismo en la región en cómo se desarrollan estos mercados”, añadió.

    Algunas de estas y otras fallas en el mercado fueron advertidas en una consultoría realizada para la oficina en Montevideo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en el marco de una cooperación con el gobierno, cuyos resultados sintetizó Búsqueda en enero.

    En materia de beneficios fiscales e interoperabilidad en las redes de POS, Uruguay se distingue positivamente de otros países de la región ya que bajan el costo para los usuarios y, además, fomentan la competencia en el mercado de pagos electrónicos. Pero en otros aspectos —como los plazos y condiciones de pago a los comercios, transparencia y comisiones de adquirencia— “todavía queda margen para mejorar”, por ejemplo, a través de un modelo alternativo al de las tarjetas, señaló esa consultoría.

    Agregó que si bien se encuentran aproximadamente en la media de la región, las comisiones de adquirencia en Uruguay pueden ser bajadas cambiando aspectos de la estructura del modelo de negocio, posibilitando que los comercios puedan conectarse directamente a la cuenta del usuario para obtener sus pagos por ventas, bajo la supervisión del Banco Central. Sobre ese punto, mencionó que en Europa y en India se propuso un “nuevo ecosistema en el cual es el usuario quien tiene la decisión de cuál medio de pago utilizar”. En ese esquema deben existir las llamadas empresas proveedoras de servicios de pagos. También Argentina se propuso implementar una plataforma de pago en la cual el usuario paga al comercio a través de su smartphone facilitando la transferencia, indicó ese trabajo hecho por interés de las autoridades uruguayas.

    “A pesar de los problemas de competencia que hay en el mercado, por la proactividad del gobierno, que ha tomado esto como un tema sensible, los resultados fueron muy satisfactorios” en términos de reducción de los aranceles de las tarjetas, evaluó Vallcorba. Y estimó que la multiadquirencia “reforzará ese proceso y va sobre todo a mejorar la calidad y a agregar valor al servicio”.

    El nivel de los aranceles que les cobran ha sido un reclamo frecuente en los últimos años por parte de los comerciantes. En el marco de negociaciones con el Ministerio de Economía, éstos han ido bajando. En 2017 se alcanzó un entendimiento con los emisores y adquirentes —que bajaba a 0,85% para los pagos con tarjetas de débito y de 2,25% en crédito en función de que se alcanzaran ciertos volúmenes de operativa, a la vez que incluía en los esquemas de promociones por fuera de los shoppings— aún no tuvo un pronunciamiento de los comerciantes. Dicho acuerdo previó, además, el compromiso de constituir un grupo de trabajo para simplificar la operativa de medios electrónicos —unificando y simplificando formatos de intercambio de información, por ejemplo—, otro reclamo de los comercios pequeños.

    Economía
    2018-05-10T00:00:00