• Cotizaciones
    sábado 15 de junio de 2024

    Fidocar: “Para ser una empresa distinta, tenés que hacer las cosas diferentes”

    Con 60 años y siendo el representante exclusivo de Hyundai en Uruguay, Fidocar quiere seguir haciendo historia, desafiando al futuro en lo que es electromovilidad y movilidad compartida. “Antes vendíamos autos, ahora vendemos movilidad”, afirma su vicepresidente.

    “¿Pasará algún día que dejemos de vender autos? Ese día, ¿qué se venderá? ¿Cuál va a ser nuestro negocio?”. Estas y otras preguntas son las que se plantea Stephen Jakter, director y vicepresidente de Fidocar en conversación con Trayectorias. Hace 12 años que trabaja en la empresa que fundaron su bisabuelo y su abuelo y asegura que desde entonces el negocio ha cambiado mucho. “Antes el foco era vender el auto y listo. Hoy es totalmente diferente. El foco está en el cliente, en su experiencia, que sea óptima. Que el cliente esté totalmente satisfecho y servido al instante”, afirma. A su entender, “la cuestión comercial” forma parte de la genética de su familia.

    Su bisabuelo, Isaac Lempert, y su abuelo León llegaron de Polonia huyendo de los estragos que en el viejo continente había dejado la Segunda Guerra Mundial. En 1963 fundan Fidocar, una empresa dedicada a la comercialización de neumáticos y baterías Funsa, que al año pasó a ser el mayor representante en plaza. A los pocos años, e instalados ya en el local de la calle Florida, que hoy oficia de casa central, instalaron en la parte trasera un parking, que en aquella época funcionó muy bien. Así fue como, de a poco, se fueron metiendo en el mercado automotor. El primer gran paso fue en el año 1982, cuando se iniciaron como concesionario oficial de General Motors, convirtiéndose en el mayor vendedor de Uruguay. Luego incorporaron Chevrolet y más tarde Citroën. La fructífera experiencia de Fidocar le abrió las puertas para convertirse en 1992 en el representante exclusivo de Hyundai en Uruguay. Es una marca que en estos 30 años ha crecido en el público uruguayo “al punto de ser considerada una marca prémium” y “ubicarse entre las tres marcas más vendidas en el país”, sostiene Marcelo Jelen, brand manager de Fidocar. De hecho, en los últimos tres años, caracterizados por un boom en la venta de autos, la marca pasó de vender 1.700 unidades en 2020 a 5.600 en 2022.

    Más allá de esto, Fidocar se viene preparando estratégicamente para el futuro, no solo en lo que tiene que ver con la electromovilidad, punto en el que ya han incursionado con distintas opciones, sino también en los nuevos formatos de movilidad, algo que todavía no se ha explotado en Uruguay. “Queremos ser disruptivos también en esto”, señala Jakter. De esto, sobre cómo concretarlo y más dialogaron con Trayectorias Stephen Jakter, su madre, Graciela Lempert, presidenta de Fidocar, Marcelo Jelen y Beatriz Tomasino, secretaria del directorio. Aquí, un tramo de la conversación.


    Parking de Fidocar en 1963

    ¿Cómo ha sido la evolución de la marca Hyundai en el público uruguayo?

    Marcelo: Desde sus inicios la concepción de la marca, sobre todo en calidad y tecnología, ha crecido al punto de ser considerada una marca prémium por los clientes. Un par de años atrás estábamos en el top 10 de las marcas más vendidas en el año, con un mercado de 4% o 5%. En estos últimos tres años, nos disparamos y estamos por encima del 10% del mercado, ubicándonos entre las tres marcas más vendidas del país. Eso se da porque la marca es muy fuerte y nos abrimos al Mercosur con productos al alcance de la mano. Llegar a un Hyundai es un aspiracional de la gente. Este año hicimos un estudio de mercado donde cerca del 20% de los clientes encuestados dijo comprar Hyundai por el respaldo que tiene. Saben que la marca está acompañada por un respaldo fuerte de Fidocar, una empresa que tiene 60 años, que es atendida por sus dueños y que, ante cualquier problema, siempre tiene una persona atrás.

    ¿Cuáles son los atributos principales de la marca Hyundai?

    Stephen: El primero es la calidad. Hyundai es una marca surcoreana. Son autos muy resistentes. A eso se le incorporó el diseño. Hoy Hyundai tiene autos del 2013 o del 2014 que tienen un diseño vigente. La vanguardia de diseño fue el gran booming que tuvo. Después se le incorporó la tecnología. Me parece que esos son los tres grandes atributos. Cuando digo “tecnología”, hablo de la electrónica, pero también de lo que es el concepto de seguridad.

    ¿De qué países importan?

    Stephen: Hyundai tiene una gran planta en Brasil. De ahí traemos dos modelos: el HB 20, que es el producto que nosotros más vendemos, y el Creta. También estamos trayendo autos coreanos. Ahora estamos importando también algún auto europeo, más que nada por las características que requiere nuestro mercado: autos de mucha performance y de muy alto equipamiento. Se buscan también muchos híbridos y eléctricos. Para nosotros importar de Europa es un hito importantísimo.

    Casa central en la calle Florida, año 1992

    ¿Cuáles son los valores de la empresa?

    Stephen: Tenemos dos tipos de valores: los de familia y los de una empresa profesional. El que nosotros siempre estemos acá, en el local, es un valor importante. Damos la cara, respondemos a los clientes. El legado a nuestra gente es que cada persona es igual de valiosa, no importa si compra el auto más caro, si es un distribuidor, el dueño de la marca o si viene para hacer una consulta. Tiene que ver con el espíritu de respetar y cuidar a cada cliente. Un cliente que se va muy difícilmente vuelva.

    A su vez, intentamos que las personas que trabajan acá sean parte de la familia. Ese es otro valor importante. Estamos apostando a armar buenos equipos de trabajo, a la profesionalización. El espíritu emprendedor, la innovación, la honestidad, la transparencia y la palabra también son valores importantes. Lo que dijimos tenemos que cumplirlo. El nombre es algo que no se puede manchar. Lo otro va y viene.

    Marcelo: Hablando de calidad y respaldo, somos la única marca del mercado que da cinco años de garantía libre de kilometraje. Lo lanzamos en 2016 y todavía somos los únicos que damos libre de kilometraje. Hay algunas marcas que se atrevieron a dar cinco años, pero no libre de kilometraje.

    Stephen: Para ser una empresa distinta, tenés que hacer las cosas diferentes. Estamos hablando de que hace siete u ocho años que tenemos esto y nadie lo pudo lograr.

    ¿Cuáles son esas otras líneas de negocio de Fidocar?

    Stephen: Hoy tenemos autos, camiones y maquinaria Hyundai, plantas de asfalto Ammann, perforadoras Wolf y autos Chery. También tenemos nuestra línea de Fidocar usados.

    Se ha complejizado. Creo que nuestro desafío a futuro es preguntarnos para dónde va la industria. Antes vendíamos autos, hoy, ¿vendemos un medio de transporte o una forma de moverse?; ¿vendemos maquinaria o una herramienta de trabajo? Ha cambiado incluso la nomenclatura. Hoy estamos invirtiendo en algunos de los grandes desafíos que están en la agenda de transformación, como son la movilidad compartida o la electromovilidad. Queremos ser disruptivos en eso. ¿Pasará algún día que dejemos de vender autos? Ese día, ¿qué se venderá? ¿Cuál va a ser nuestro negocio?

    ¿Se vienen preparando para eso?

    Stephen: Sí, una vez al año planificamos estratégicamente para dónde vamos y tratamos de mirar cinco años para adelante.

    ¿Cómo se visualizan en cinco años?

    Stephen: Creo que ya está sucediendo, hay una migración a lo que es electromovilidad, que es la transición de autos a combustión a autos eléctricos. Uruguay ha apostado a eso y la gente quiere un auto eléctrico. Después hay otra mirada que tiene que ver con el hidrógeno, que también es electromovilidad, pero entra dentro del capítulo de las energías renovables, de lo verde. Hoy estamos lanzando nuestro cuarto o quinto producto híbrido. Básicamente, consumen menos combustible, sin el riesgo de quedarse sin electricidad en la mitad del camino. Otra tecnología que está pegando fuerte es el híbrido enchufable. Nosotros tenemos un modelo que no es de Hyundai, es de Chery. Combinan el motor eléctrico con el motor a combustible. El motor eléctrico da como 100 kilómetros aproximadamente, pero, si te quedás sin electricidad, se activa el motor a combustión. Además, los podés recargar con un enchufe.

    También tenemos que hacer foco en revisar diferentes formatos de movilidad. No se trata de vender un auto, sino de entender que al final lo que nosotros vendemos es que un pasajero se mueva del punto A al B. Vamos haciendo brainstorming y tirando ideas. Lo que está más al alcance de la mano es el carsharing o movilidad compartida. Al no tener auto propio, entonces, para trasladarme de un punto a otro, voy recogiendo el auto en distintos lugares del país. Pero hay que ver si el mercado acompaña, muchas veces lo que no acompaña es la masa crítica. Nosotros estamos buscando alianzas estratégicas.

    ¿La infraestructura del país está preparada para los autos eléctricos?

    Marcelo: Hoy los autos que tienen menos autonomía real cuentan con 250 o 280 kilómetros de autonomía.

    Stephen: Te diría que sí; dependiendo de la zona, capaz. En lo que es la franja turística Colonia-Punta del Este, sí. Y a Salto, por ejemplo, te vas con una parada.

    Tienen una red de concesionarios bastante amplia. ¿Están en todo el país?

    Marcelo: Estamos en todo el país, lo que no quiere decir que haya que estar en los 19 departamentos. Hay un cambio de estrategia, un cambio de visión. Buscamos los puntos estratégicos, luego los clientes se mueven porque quieren la marca, porque lo vale.

    Stephen: Hoy la tecnología y la digitalización cambiaron todo. Hemos tenido el caso de algún cliente que señó sin venir al local. Nosotros apostamos mucho a eso. El gran hito para nosotros es que haya un cliente que compre de punta a punta –comprar en Uruguay significa señar– sin ir a ver el auto al concesionario, sin enfrentarse a un vendedor.

    Marcelo: Fuimos los primeros en hacer e-commerce. Es decir, podés señar online, pero tenés que terminar la transacción en el salón.

    En los últimos años en Uruguay ha crecido mucho la venta de autos. ¿Cuánto han crecido las ventas de Fidocar?

    Stephen: Nuestro punto más alto de mercado es el 12% o 13%.

    Marcelo: El quiebre en el nivel de ventas fue de 2020 a 2021. En 2020 cerramos con 1.700 autos y en 2021 fueron 4.600, crecimos un 170%. Volvimos a crecer un 20% en 2022, con 5.600 autos vendidos. En dos años pasamos de 1.700 unidades a 5.600, en definitiva, un total acumulado de 220%. Eso solo Hyundai. Chery pasó de 600 unidades a 700.

    ¿Cuál es el secreto del éxito?

    Marcelo: Para mí es nunca perder las raíces. El mundo se transforma, las generaciones cambian, hay cambios de tecnología, pero los valores y las raíces no las podés perder nunca. Es lo que te aferra a la continuidad, al respaldo, a la historia, a la trayectoria. Creo que es la base.

    Trayectorias
    2023-12-05T15:39:00