Gobierno descarta “situación compleja” para la economía por la ola de Covid-19

3 minutos Comentar

Nº 2157 - 13 al 19 de Enero de 2022

La fuerte aceleración del ritmo de contagios de Covid-19 mantiene muy activos a los jerarcas del área de la salud en el inicio del año. Las autoridades económicas también siguen atentas la situación sanitaria, pero no visualizan un problema que amenace la reactivación.

Un aspecto que en el gobierno ven con preocupación es el agravamiento del déficit hídrico, que empieza a complicar seriamente a algunas producciones agropecuarias.

Aunque algunos integrantes del equipo económico están gozando de sus licencias, se mantienen contactados para monitorear estos temas.

La ministra de Economía, Azucena Arbeleche, el director de Planeamiento y Presupuesto, Isaac Alfie, y el presidente del Banco Central (BCU), Diego Labat, conversaron la semana pasada y tienen programada otra charla, en formato virtual, para hoy jueves 13.

Desde la perspectiva del BCU, Labat dijo a Búsqueda que vienen “monitoreando las cifras de la nueva variante y los casos. Es una preocupación, pero viendo la evidencia en el resto del mundo no debería tener efectos importantes sobre la actividad. Va a suceder que ciertas cuestiones, por la práctica, puedan llegar a tener algunos problemas; ya ha habido algunos eventos clausurados. Pero no entendemos que sea una situación compleja”.

El jerarca añadió que si bien en los últimos días la evolución de los contagios “se complicó algo más”, se está “en el mismo escenario que en el día del Comité de Política Monetaria (el pasado miércoles 5) que valoró esta situación. Era esperable” un empuje del virus y su variante ómicron, ya que “Uruguay va algún pasito atrás de los otros países. (…) A veces cuesta visualizar los efectos secundarios y en la actividad, que por ahora parecen estar controlados”.

Labat insistió en que en el intercambio de la semana pasada con los restantes integrantes del equipo económico la situación sanitaria no se planteó como una cuestión particular de inquietud para la economía. “Lo estamos mirando, pero no hay una preocupación sobre esto”, dijo. Por tanto, tampoco se analiza modificar el esquema de apoyos a sectores afectados u otras medidas especiales. “No hay ningún cambio al respecto. Como ha sido estos dos años, siempre estamos mirando y dispuestos a ajustar lo que sea necesario. Por ahora no hay nada”, aseguró el presidente del BCU.

Foto: Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS

Datos positivos

Algunos indicadores relacionados con la actividad conocidos en los últimos días —de meses anteriores a la actual ola— refuerzan la idea de que la economía se venía recuperando tras el golpe de la pandemia.

En noviembre el volumen físico producido por la industria manufacturera fue 21,1% mayor que un año atrás, a la vez que crecieron tanto el empleo fabril como las horas trabajadas por los operarios (4,5% y 5,1%, respectivamente), informó el martes 11 el Instituto Nacional de Estadística.

Por el lado del consumo, las compras en el exterior realizadas bajo el régimen de franquicias aduaneras a través de couriers fueron 415.605 y sumaron US$ 49,5 millones en todo 2021, según cifras de la Dirección de Aduanas. Eso significó un aumento de 14,8% en las cantidades y 17,8% en monto respecto al año anterior.

El miércoles 12 la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) publicó estimaciones actualizadas sobre el Producto Bruto Interno de los países de la región. Para Uruguay, calculó que el crecimiento el año pasado fue de 3,9% en promedio —por encima de lo previsto por las autoridades— y proyectó una expansión de 3,1% para el 2022.

Portada
2022-01-12T23:21:00