• Cotizaciones
    domingo 23 de junio de 2024

    Los argentinos sacaron depósitos de sus cuentas en Uruguay en 2022

    Además de clientes locales, personas o empresas de más de 30 nacionalidades o procedencias tenía depósitos bancarios en Uruguay al cierre del año pasado. Pero la preponderancia de los argentinos y brasileños deja en evidencia que el posicionamiento del país como plaza financiera no llega mucho más allá de la región.

    Al término del 2022 había en el sistema bancario local unos US$ 40.000 millones en depósitos y la gran mayoría eran de uruguayos o de extranjeros radicados en Uruguay. Sumando pesos y moneda extranjera, el dinero depositado por los “no residentes” era una porción relativamente pequeña y totalizaba el equivalente a US$ 3.540 millones, analizó Búsqueda a partir de los estados financieros de los bancos. Este monto perteneciente a clientes de afuera registró una baja de US$ 142 millones si se compara con el cierre de 2021, lo que en parte obedece a la conversión a dólares —a un tipo de cambio menor en 2022— de cifras que son informadas en pesos (pese a que la mayor parte de estos depósitos están nominados en moneda extranjera). En porcentaje, la disminución de un año a otro fue de casi 4%.

    Los estados contables anuales de cada institución permiten profundizar en el análisis sobre el origen de estos clientes no residentes, además de que incluyen los depósitos en pesos y en moneda extranjera. El Banco Central divulga mensualmente una cifra total para ese tipo de clientes, pero solo del stock en divisas y sin una apertura por nacionalidades.

    Como ha ocurrido históricamente, el sistema local acoge a muchos argentinos que buscan seguridad para sus ahorros y en algunos casos salvaguardarlos del apetito recaudador de su país. En otros, si se trata de empresas, pueden utilizarlo para cuentas transaccionales en sus negocios. Al término del año pasado, los clientes de esa nacionalidad acumulaban depósitos en Uruguay por US$ 2.440 millones, una caída de US$ 289 millones (–10,6%) frente a 2021. En el stock total de dinero de no residentes, su participación bajó de 74,1% a 68,9%.

    Los privados Itaú (US$ 629 millones) y Santander (US$ 603 millones) eran los preferidos por las empresas o los individuos argentinos para depositar en Uruguay, seguidos por el estatal Banco República (BROU), en este caso con US$ 422 millones. Pero todas las entidades tenían clientes de esa procedencia como titulares con saldos.

    La plata de brasileños colocada en instituciones bancarias uruguayas disminuyó en casi US$ 10 millones respecto a 2021 y totalizó US$ 172 millones; eso representó cerca de 5% de los depósitos de los no residentes. El BROU era el banco que, a fin de 2022, tenía mayor stock de ese origen.

    A su vez, estadounidenses que no viven en Uruguay tenían depositados unos US$ 126 millones, es decir, 3,6% del stock total de los no residentes.

    Venezuela y Reino Unido siguieron en la lista, aunque, como las demás procedencias, sin que ninguna superase los US$ 100 millones en depósitos.

    Por otro lado, aunque a partir de montos relativamente bajos en 2021, hubo variaciones significativas para algunas nacionalidades de clientes, como los US$ 10,1 millones que captó Scotiabank de no residentes originarios de Bahamas (un aumento de 1.071%) o la caída de 75% de Islas Vírgenes Británicas (a US$ 4 millones), en este caso por retiros netos en Heritage.

    Los bancos uruguayos también tenían a fin del año pasado como depositantes a no residentes de España, Panamá, Colombia, Chile, Cuba (solo en la filial del venezolano Bandes), Holanda, Francia, México, Canadá, Alemania, Italia. De procedencia china había clientes con saldos también en Bandes y en BBVA. Curiosamente, por tratarse de un país cercano y socio del Mercosur, no figuraron ahorristas de Paraguay.

    Economía
    2023-05-03T18:22:00