• Cotizaciones
    martes 11 de junio de 2024

    MGAP prevé “reestructura” y “unificar” a todos sus laboratorios en una “nueva” unidad ejecutora

    La directora general del ministerio destacó los ingresos y las transformaciones en la gestión de recursos humanos

    Con la decisión de avanzar hacia una “reestructura” del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), pese a lo acotado del tiempo que le queda a la actual administración, la directora general de esa secretaría de Estado, Fernanda Maldonado adelantó a Agro de Búsqueda la idea de “unificar todos los laboratorios” de las diferentes unidades ejecutoras en un solo ámbito, además de “apretar el acelerador a fondo” en los ingresos de funcionarios y “actualizar los criterios de evaluación” de los mismos.

    Dijo que la “nueva” unidad concentrará a los laboratorios de las direcciones de Servicios Ganaderos (DGSG), de Recursos Acuáticos (Dinara), de Servicios Agrícolas (DGSA) y de Recursos Naturales (Renare).

    “Lo que se va a tratar de implementar es juntar toda la parte de laboratorios”, algo que “surge de una conversación” y del “relevamiento de los funcionarios”, es decir “a los efectos de hacer una mejor gestión de los recursos humanos y materiales y también de generar un clima más propicio en la investigación”, argumentó.

    A modo de ejemplo utilizó el caso de la “gripe aviar, que afecta a recursos que están gestionados por la Dinara, como los lobos” marinos y “de recursos gestionados por la DGSG” como la producción de pollos, y “de gestionar la compra de determinados instrumentos de alto valor y de repente un instrumento sirve para todos los laboratorios”, que al tener varias unidades ejecutoras “se complejiza a la hora de la adquisición y de la gestión”.

    La División de Laboratorios Veterinarios (Dilave) es una de las áreas clave para el cumplimiento de funciones relativas al diagnóstico, prevención y combate de las enfermedades de los animales y zoonosis.

    Considerando que la producción agropecuaria registra en los últimos tiempos varios problemas sanitarios, como sucede actualmente con los casos de encefalomielitis equina, que es trasmitida de las aves a los mosquitos y de estos insectos a los caballos.

    La Dilave tiene la misión de apoyar con recursos humanos, materiales y tecnológicos la evolución del sector agropecuario en las políticas relacionadas a la salud animal del MGAP, con eficiencia, eficacia y calidad de los servicios, acorde a la evolución del conocimiento científico.

    El motor y las transformaciones

    Al ver que varias áreas del MGAP funcionaban como “compartimientos estancos”, las autoridades tienen prevista hacer una “reestructura” que “ya está aprobada” y prevén “empezar a aterrizarla el próximo año”, afirmó la directora general.

    Se refirió además a la importancia de la “gestión de los recursos humanos”, que suena “como que se gestionaran cosas, pero la intención” de la actual administración fue justamente darle un especial énfasis en lo “humano”.

    “Estamos convencidos de que esa es una parte muy descuidada del Estado” y “muy descuidada de este ministerio”, reconoció. Acotó: “teníamos la sensación cuando hicimos los primeros estudios, lo constatamos y ahora empezamos a trabajar en eso, estamos dando recién el puntapié inicial”.

    Para dar “cambios fundamentales y de fondo, los tiempos que se necesitan son otros, pero creo que sembramos la semilla para que a medida que pasen los años y las administraciones el tema de la gestión de los recursos humanos sea neurálgico y estratégica”, sostuvo Maldonado, en alusión a que en poco más de un año finaliza el período del gobierno del presidente Luis Lacalle Pou.

    Y planteó que “tanto para los que están como para los que vienen, sobre todo el Poder Ejecutivo, que tiene áreas de ejecución, de administración y de elaboración de políticas públicas, es fundamental el tema de recursos humanos, porque es el motor”.

    “Hemos hecho un seguimiento de todo el proceso, de lo que es la trazabilidad de todos los expedientes y cómo se ha incorporado a gente, porque también se nos ha criticado mucho porque como que tenemos la excepción, pero la gente no entra”, comentó.

    Al hacer una puesta a punto de algunos planes de gestión, como “llenar vacantes” y “hacer evaluaciones”, la jerarca detalló que hoy el MGAP tiene “55 ingresos, casi que podríamos decir hay que sumarle 11, más ocho que están para la firma en Presidencia”, además están “las 147 transformaciones”.

    “No dijimos que tenemos tantas vacantes y queremos completarlas”, sino que “lo que hicimos fue ver el total de vacantes”, porque “había ya 166 vacantes de ingreso, pero teníamos casi 600 (vacantes) de ascenso, con lo cual lo que hicimos es ver todo lo que era accesible a ascender o la carrera y lo que ya estaba obsoleto, por ejemplo las de ascensorista, las transformamos”, dijo.

    Señaló que se hizo un “relevamiento de qué es lo que realmente en ese momento necesitaba el Ministerio, entonces las que se identificaban entre la vacante que se necesitaba y la que había”, y luego “procedimos con las 166 y las 147 transformaciones”. Algo que “se hizo conjuntamente también con el sindicato” de Ganadería, afirmó.

    Destacó la necesidad de concretar transformaciones de vacantes para adecuarse a los requerimientos de cada unidad ejecutora, lo que “implica la transformación en lo jurídico, pero también significa costear la vacante” y representó un trabajo interno “enorme”.

    “Todas esas vacantes se financiaron con los recursos del MGAP y esto “no significa incremento de los créditos presupuestarios”, sino que “significa gestión de los créditos presupuestales y es muy importante la aclaración”, dijo.

    Maldonado enfatizó que “el dinero o ese crédito presupuestal ya lo tengo, lo que estoy haciendo ahora es utilizarlo”, y “nunca nos excedimos de los créditos que ya teníamos”. “Esos topes incluso fueron controlados y muy marcados por parte del Ministerio de Economía y Finanzas”, acotó.

    Dijo: “tampoco nos excedimos en esos costos, en la reestructura, porque esta parte de la excepción es una parte de la historia, ya que además de esto hicimos todo un estudio durante más de dos años, en lo que es una nueva reorganización administrativa”.

    La “reestructura del MGAP no fue solamente llenar vacantes sino que fue mucho más allá, se hizo un relevamiento de cuáles iban a ser las unidades ejecutoras, se generó una unidad ejecutora más, se generaron gerencias para gestionar mejor desde la Dirección General, dentro de las unidades ejecutoras hubo un rediseño institucional” que “reflejará” el objetivo de “modernizar” el ministerio, expresó.

    Se refirió igualmente al “proceso de digitalización” y al “expediente electrónico” que el MGAP no tenía y ahora “se está culminando de implementar”, con “las últimas tres unidades ejecutoras”, se “avanzó en el registro único” que facilitará el ingreso de los usuarios.

    Otro asunto que definió la actual administración fue la incorporación de los contratados a la plantilla de esa cartera de Estado, lo que “tampoco implica un aumento de lo que se gasta, porque son créditos que pasaron de un lado al otro” para solventar los gastos correspondientes, indicó.

    Dijo que “la mayoría” de esos funcionarios desempeña actividades vinculadas a programas financiados con recursos de organismos internacionales, como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, y en estos casos hubo contratos de consultores que “se perpetuaron por el tiempo”, y en algunas situaciones por “más de 15 años”.

    “Cuando un programa o proyecto termina esa persona cumplía una función tan neurálgica dentro del MGAP que se tuvo que quedar, porque era el abogado o el contador de la unidad ejecutora y si se va se cae un montón de cosas”, justificó.

    De un total “de 133 contratados, 16 no fueron incorporados”, de esa cantidad “siete porque no cumplieron los requisitos y los demás porque no quisieron” seguir en las condiciones previstas, afirmó.

    Agro
    2023-12-26T19:29:00