Manifestaciones contra judíos determinan mayor vigilancia de la Secretaría de Inteligencia

Juan Francisco Pittaluga  

“Una cabeza de mujer, con rasgos monstruosos y exagerados, con colmillos, ojos desmesurados y una estrella de David en la frente, atravesada por una lanza”. Así describió la Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo (Inddhh) un muñeco exhibido durante la marcha del 8 de marzo por el Día Internacional de la Mujer, utilizado por un colectivo feminista como símbolo de protesta contra las muertes de palestinos a manos de Israel. “No se debe interpretar lo sucedido como una manifestación de la libertad de expresión o de opinión. Lamentablemente, esta plataforma de derechos fue utilizada por un grupo de participantes para practicar un discurso de odio”, añadió la Inddhh.

Esta nota es exclusiva para suscriptores de BÚSQUEDA y GALERÍA
Elegí tu plan y suscribite

Suscribite

¿Ya sos suscriptor? Iniciá sesión

Probá nuestro servicio, registrate y accedé a una nota gratuita por semana.