• Cotizaciones
    jueves 13 de junio de 2024

    Producción arrocera cierra otra cosecha histórica, pero la falta de competitividad es un contrapeso

    Dólar barato y costos altos obligan a exportar más arroz cáscara y enviar trabajadores de molino al seguro de paro

    “Estamos en un año con un neto positivo, muy bueno para el productor”, destacó el presidente de la Asociación de Cultivadores de Arroz (ACA), Alfredo Lago, al ser consultado por Agro de Búsqueda sobre el resultado de la cosecha que finaliza en estos días. Pero el dirigente también se refirió a las alertas que desde la gremial le han venido planteando al gobierno sobre la falta de competitividad, afectada fundamentalmente por el atraso cambiario, que termina incidiendo en el empleo.

    Al cierre de esta edición restaba cosechar el 5% del área de arroz de la zafra 2022/23 y se estimaba un rendimiento promedio de unos 9.500 kilos por hectárea. En 2021 el promedio se ubicó en 9.450 kilos por hectárea y “este año va a estar peleando el rinde récord”, destacó el presidente de ACA.

    Lago también recordó que en enero se estimó que unas 2.000 hectáreas muy afectadas por el clima no se iban a cosechar, pero “se recuperaron y se está cosechando todo”. La superficie total sembrada en Uruguay fue de 160.000 hectáreas.

    La ecuación económica

    El pasado 3 de mayo ACA comunicó que el precio definitivo de la zafra 2021/22, más la devolución de impuestos, fue de US$ 12,27 por bolsa de 50 kilos, considerando los US$ 0,52 por bolsa del Fondo Arrocerro; el precio líquido al productor quedó en US$ 11,75. “Este sería el tercer año consecutivo con resultados positivos”, destacó Lago, y estimó que el margen que dejó la zafra 2021/22 fue de “unos US$ 300 (por hectárea) en promedio”.

    El productor recordó que el dólar ya operó de forma negativa en las cuentas del sector en la zafra anterior. “Si no hubiéramos tenido una inflación del 18% en dólares, seguramente el ingreso neto al productor habría sido de U$S 12,27; el dólar se nos quedó con parte del negocio”, lamentó.

    Por otra parte, destacó que el aumento de los precios permite amortiguar el incremento de los costos de producción en la zafra 2022/23. Dijo que en esta zafra los costos crecieron alrededor del 15%, alcanzando unos US$ 2.250 por hectárea.

    “La industria ya vendió 20% de la producción de esta zafra y los precios por tonelada son casi US$ 100 superiores a los de la zafra anterior. El arroz elaborado supera de US$ 70 a US$ 80 por tonelada el precio del año pasado, y por arroz cáscara hay negocios de US$ 100 a US$ 130 por encima de aquella referencia. Esto refleja un incremento del 14% o 15% en relación al año pasado, que compensa la suba de los costos y, por lo tanto, es de esperar un año con un resultado final muy similar al de la zafra 2021/22”, explicó.

    El presidente de ACA comentó que los precios FOB Montevideo de arroz cáscara se ubican en torno a US$ 390 por tonelada; mientras que los arroces poco elaborados, para Europa, cotizan en torno de US$ 580, cuando el año pasado se ubicaban entre US$ 510 y US$ 520 por tonelada.

    Lago explicó que Europa compra arroz integral y arroz cargo, que pagan menos aranceles. Este impuesto bajó de 60 a 35 euros, mientras que la importación de arroz elaborado debe pagar 200 euros de aranceles.

    Mercados

    Lago puntualizó que por segundo año consecutivo el mundo refleja más consumo que producción de arroz. “Más de la mitad de lo que se ha vendido fue para Europa. El año pasado ese mercado representó el 33% de los negocios”, informó el presidente de ACA. La explicación radica en la sequía que afecta a ese continente, por tercer año consecutivo, e impacta en la producción del cereal, ya que no se han recuperado las reservas de agua.

    Por otra parte, se refirió a los países de Centroamérica, que demandan arroz cáscara, fundamentalmente Panamá, Costa Rica y Venezuela. Agregó que México y Perú “aún no están muy activos, ingresarán un poquito más tarde, pero van a ser destinos importantes, porque van a tener problemas con sus producciones internas”.

    También señaló que Brasil es otro país que está demandando arroz, y estimó que las compras se intensificarán en la medida que aumenten sus exportaciones, ya que también tuvo importantes problemas de producción por la sequía.

    Argentina fue otro país que sufrió un quiebre importante de producción. Su saldo exportable era muy similar al de Uruguay en años anteriores, pero este año se estima que llegará solo a 350.000 toneladas. “Eso nos va a generar más posibilidades de negocios”, analizó Lago.

    El problema de la competitividad

    El representante de los productores calificó a la competitividad como “un problema importante”, sobre todo en cadenas como la del arroz, que tiene un proceso que “históricamente ha buscado agregar valor a través de la industria”.

    “No hay nada de lo que se hace en el mundo que no se pueda hacer en Uruguay”, dijo el presidente de ACA. En ese sentido, destacó que se procesa arroz integral, arroz blanco, afrechillo de arroz para ración animal, se produce aceite y también energía con cáscara o cascarilla”. Pero lamentó que esos procesos son muy costosos, porque “tenemos un país caro, una estructuración de las tarifas públicas que son de las más altas con quien queramos compararnos, básicamente en la región”.

    Señaló que “históricamente la competitividad termina siendo influenciada por la tasa de cambio. Los exportadores no quisiéramos ser tan dependientes de la tasa de cambio para generar competitividad, pero las tarifas públicas existentes no permiten tener una competitividad estructural. Todavía tenemos monopolios, ¡si tendremos cosas para hacer!”.

    Además, se refirió a que “las regulaciones de transporte son las mismas que hace 50 años”, valoró que “hay una inversión importante en obras viales”, pero señaló que “seguimos con camiones que pueden llevar como mucho 30 toneladas por unidad. No incorporamos nueva tecnología, los bitrenes o los tritrenes. Y todavía Uruguay maneja la tasa de cambio, como si fuera un país netamente importador, pero en realidad no lo somos”.

    La idea falsa del dólar barato

    Lago sostuvo que “generamos crecimiento si aumentamos la producción”, pero “está siempre esa falsa idea de tener un dólar barato para que la población tenga capacidad de compra”. Sostuvo que de esa forma “se genera un bienestar ficticio, porque luego tiene consecuencias. La prueba de esto es la cadena arrocera, donde es imposible agregar valor. Por eso le estamos solicitando cada vez más a la industria que venda arroz cáscara. El año pasado el 30% de lo que exportó Uruguay fue arroz cáscara”.

    Agregó que de esa forma se empieza a generar capacidad ociosa en las industrias. “Estamos en un proceso similar al de 2018, con ajustes a nivel de la industria, pero no por falta de producción, porque con 160.000 hectáreas y 9.500 kilos estamos hablando de casi 1,5 millones de toneladas. Con esta producción podemos abastecer completamente todas las plantas de arroz”, detalló.

    Sostuvo que elaborar la tonelada de arroz en Uruguay cuesta 25% o 30% más que en Brasil, y “en Centroámerica esa diferencia es mayor”. Esto hace que “los compradores vean la posibilidad de mantener su proceso industrial en destino, generando externalidad positiva al comprar arroz cáscara”, dijo.

    Alerta al gobierno

    El presidente de ACA resaltó que la gremial venía alertando de esta situación al gobierno. Señaló que Saman cerró su molino de Montevideo, “que procesa un volumen importante”, enviando a 100 personas al seguro de paro y “seguramente irán a despido, porque esto no se recuperará”.

    Consideró que “tendremos más noticias de ese tipo”. Opinó que “vamos a seguir teniendo producción arrocera y seguamente pueda crecer el volumen, pero si seguimos siendo un país caro para generar procesos induastriales, la salida es el arroz cáscara”.

    Puntualizó que, si hay margen, el productor “banca el atraso cambiario, porque 40% de nuestros costos son en pesos y muchos tienen un origen en el dólar, como los combustibles”. Pero en la en la industria “el 70% de los gastos se generan internamente, entonces la solución es evitar ese proceso”.

    Agro
    2023-05-09T11:40:00