• Cotizaciones
    lunes 10 de junio de 2024

    UTE adelantará sus inversiones en parques solares previendo una mayor demanda de energía

    Luego de una década en la que las inversiones de UTE estuvieron focalizadas en un cambio de la matriz eléctrica con la incorporación de los parques eólicos, la nueva gestión debía centrarse en ampliar las redes de transmisión y la distribución de la energía. Las inversiones en generación recién volverían en 2028, pero los planes se adelantaron dos años.

    Un informe de la Gerencia de Planificación con proyecciones hasta el 2047 sugirió al directorio anticipar la incorporación de energía al sistema basado en la hipótesis de que aumentará la demanda de electricidad y crecerá de forma “paulatina” el uso de los vehículos eléctricos, dijo a Búsqueda la presidenta de UTE, Silvia Emaldi.

    Las estimaciones del ente indican que la demanda de energía crecerá en promedio 2,1% anual en los próximos 25 años, con un incremento mayor al inicio del período.

    En julio, El Observador informó que UTE piensa invertir US$ 137 millones en los próximos cinco años en generación y que una de las obras programadas es la renovación de turbinas en la central Rincón de Baygorria, en el río Negro. También invertirá en otras fuentes renovables, que se adelantarán para 2026. Entre ese año y 2031 UTE incorporará al sistema eléctrico 900 megavatios de energía, que será producida en parques solares fotovoltaicos. A partir del 2032, sumará nuevamente energía eólica, informó Emaldi.

    Hoy, la matriz eléctrica acumula 1.500 megavatios de energía eólica y 250 megavatios de energía solar, una cifra que se debe aumentar para encontrar una “complementariedad” del sistema que permita aprovechar el sol del día y el viento de la noche.

    La construcción de los parques solares deberá comenzar en 2025. UTE estudia bajo qué modalidad se incorporará esa energía al sistema. Hay tres opciones: que la inversión sea 100% del ente, que la haga una de sus sociedades anónimas o firmar un contrato con privados como los que se hicieron en anteriores gobiernos con los parques eólicos ya operativos.

    Otra justificación para las inversiones son las estimaciones de los precios internacionales. Según los números que manejan en la empresa pública, el de la energía solar “baja considerablemente” y se “acerca” al de la eólica. Está previsto que desde el 2030 —según estudios internacionales que UTE toma como referencia— el precio del megavatio por hora de esas dos fuentes de energía sea de US$ 30.

    Es el “momento”

    En el ámbito académico también hay estimaciones sobre las inversiones que debe realizar esa empresa pública. Un grupo de planificación de la Facultad de Ingeniería, coordinado por el expresidente de UTE Gonzalo Casaravilla, concluyó que a partir de 2024 se debería comenzar a incorporar 150 megavatios de energía renovable e ir sumando de a 100 megavatios cada año, hasta el 2033.

    “Es momento de instalar energía”, dijo ese exjerarca el 29 de setiembre, en un evento organizado por las Redes Eléctricas de las Energías del Mar (Remar).

    El grupo técnico de la facultad realizó las estimaciones basado en que la energía eólica tendría un costo de US$ 40 megavatios por hora y la solar de US$ 55. El valor “referencial” que consideraron del petróleo es de US$ 77 el barril. Considerando esos precios, expandir las inversiones en generación permitiría un beneficio de US$ 521 millones, según esas estimaciones.

    Consultada sobre este informe, Emaldi dijo que son “estudios académicos”, mientras que los otros son “de la empresa”. “No necesariamente tienen que coincidir en las hipótesis” que consideran, sostuvo la presidenta.

    “Piloto” y baterías

    Para almacenar la energía renovable, UTE está planeando la instalación de un sistema que permita guardar los excedentes en baterías y tenerlos disponibles para cuando se requiera. En una primera instancia se destinará a “mejorar la calidad del servicio” en puntos “alejados de la red”.

    El proyecto será financiado por UTE y por el Banco Interamericano de Desarrollo, que a través de BIDLab otorgará “fondos no rembolsables”. En los últimos días UTE abrió la licitación para poner en funcionamiento un plan “piloto” como “prueba” para cuando haya cortes de energía en zonas distantes de las redes principales. Hay líneas en la zona de Valentines que “no tienen respaldo”, y con esta modalidad se podría reponer el servicio de forma rápida, ejemplificó Emaldi.

    Economía
    2022-10-05T18:30:00