Daniel Martínez. Foto: Nicolás Der Agopián

El intendente de Montevideo envió una carta a Tabaré Vázquez preocupado por la cantidad de personas que viven en la calle

3min 3 1
Nº1964 - al de Abril de 2018

El intendente de Montevideo (IMM), Daniel Martínez, le envió una carta al presidente Tabaré Vázquez en la que expresa su preocupación y “la de los vecinos” de la capital ante lo que percibe es un aumento de personas que vivien en la calle, dijeron a Búsqueda fuentes políticas y de la comuna.

Si bien la problemática no responde a una competencia directa del gobierno departamental, que es responsable por el cuidado del espacio público, el aumento de la cantidad de personas habitando las calles de la ciudad generó que Martínez le manifestara su inquietud al presidente la semana pasada, en vez de acudir al órgano competente, como es el Ministerio de Desarrollo Social (Mides). Igualmente este tipo de temas se discuten en instancias del programa Intercalle, en el que participan el Mides y la IMM.

En ese marco, el departamento de Desarrollo Social de la IMM revisa actualmente todas las políticas vinculadas al tema, ya sean las propias o las que desarrolla en conjunto con otras instituciones que intervienen en el proceso, explicó a Búsqueda la directora de la división, Fabiana Goyeneche.

Con el fin de encontrar soluciones definitivas y evitar el constante círculo vicioso que genera el desalojo de las personas en situación de calle, así como para enfrentar los diferentes factores que impactan a la gente que vive en esa condición (falta de recursos económicos, problemas de salud mental, uso problemático de sustancias), la Intendencia impulsará diferentes medidas.

Martínez le envió una carta a Vázquez en la que expresa su preocupación y “la de los vecinos” ante lo que percibe es un aumento de personas que vivien en la calle.

Una de ellas es la readecuación de fincas privadas abandonadas para ser convertidas en nuevos refugios, algo que actualmente trabaja la división de Desarrollo Urbano. “Es una manera de ampliar la red que ofrece el Mides, aunque todavía no tiene una fecha de implementación. Aún estamos en proceso de selección del inmueble, que tampoco estaría en condiciones de ser habitado de inmediato”, sostuvo la jerarca.

Goyeneche dijo que esperan trabajar con la Secretaría Nacional de Drogas para construir nuevos centros diurnos, donde las personas sin vivienda podrán alojarse durante el día. También prevén implementar nuevas políticas vinculadas a la prevención del aumento de las personas en situación de calle. Según la directora, una cantidad significativa se encuentra en una delgada línea “entre estar y no estar”, como es el caso de las personas que viven en pensiones.

“Sabemos que muchos de esos establecimientos no están en condiciones adecuadas y tienen un costo muy alto, sobre todo para aquellas personas con ingresos fluctuantes”, indicó. En ese sentido, la Intendencia junto a la Universidad de la República revisan actualmente toda la normativa de pensiones, con el objetivo de determinar cómo pueden mejorar sus condiciones y así otorgar una mejor calidad de vida a sus habitantes. “Es una forma de ofrecer más garantías y ver también cómo podemos hacer para que más personas accedan a esa modalidad de vivienda”, señaló Goyeneche.

Por otro lado, dentro de las nuevas iniciativas, la Intendencia tiene pensado ampliar las políticas de trabajo con las personas liberadas de centros carcelarios, tanto jóvenes como adultos. Este grupo constituye un gran porcentaje de las personas en situación de calle, según la comuna, razón por la que darle más trabajo es un mecanismo importante para combatir el aumento de los sin techo. Para ello, la comuna ya mantiene algunos convenios sobre la temática, pero el siguiente paso es generar compromisos mayores con la Dirección Nacional del Liberado y el Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente (Inisa).

La Intendencia tiene pensado ampliar las políticas de trabajo con las personas liberadas de centros carcelarios, tanto jóvenes como adultos.

También se espera aplicar medidas más a corto plazo, traducidas en la implementación de políticas concretas en el espacio público. Según Goyeneche, hoy existe una cierta relación entre la población sin vivienda y las personas que se desempeñan como hurgadores o clasificadores. En ese sentido, la intendencia buscará monitorear en mayor medida su actividad, de forma de poder esclarecer quiénes son y qué red de protección social tienen. Además esperan fortalecer esta iniciativa a través del servicio de recolección de residuos voluminosos, al solicitar a la población en general que no deje muebles que puedan ser usados para pernoctar en la vía pública.

Según afirmó, las medidas que se analizan serán presentadas en el correr de este año.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.