Raúl Sendic. Foto: Presidencia

Integrantes del Tribunal del Frente Amplio creen que Sendic tuvo “conductas desviadas”

1min 6
Nº1926 - al de Julio de 2017

Luego de que el vicepresidente Raúl Sendic se presentara por su propia voluntad ante el Tribunal de Conducta Política del Frente Amplio, el organismo de ética se reunió al menos en otras dos sesiones extraordinarias para evaluar su situación tras el cuestionado uso que dio a las tarjetas corporativas durante su período en Ancap.

El 14 de junio Búsqueda informó que el vicepresidente utilizó una de esas tarjetas en sus años al frente del ente petrolero para comprar en tiendas de ropa, electrónica, supermercados, joyerías y librerías, entre otros rubros. Al día siguiente Sendic se justificó diciendo que las compras fueron “relacionadas” con su actividad laboral dentro y fuera de Uruguay y que las realizó por "situaciones extremas".

Una semana después, Búsqueda dio más detalles de la información al publicar que Sendic compró en una tienda del balneario La Paloma el 3 de enero de 2011, que gastó en la tienda deportiva Adidas en Moscú al regreso de un viaje en enero de 2010 o en un local de souvenirs llamado Bye Bye Chicago al día siguiente de asistir a un foro sobre petróleo en Estados Unidos, entre otras.

Miembros del organismo de ética ya analizaron la documentación, estudiaron en profundidad el reglamento del ente para el uso de las tarjetas y coinciden en que Sendic tuvo “conductas desviadas”, dijeron a Búsqueda varios dirigentes en conocimiento de las deliberaciones. Consultado por el tema, el presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, dijo que no está al tanto de la investigación del Tribunal. “No sé ni quiero saber. Quiero que tenga la independencia de fallar lo que crea porque solo así se defiende la institucionalidad”, afirmó.