En una escala de regreso a Uruguay, Sendic compró en un local de la cadena Out of África en Johannesburgo

El vicepresidente gastó a cuenta de Ancap en tiendas de souvenirs el último día que estuvo en Chicago y Londres, y en un local de ropa informal de La Paloma un 3 de enero

“Situaciones extremas” en las que Sendic usó su tarjeta incluyeron compras al final de viajes, en escalas y free shops al regreso

8min 18
Nº1922 - al de Junio de 2017
escriben Guillermo Draper y Raúl Santopietro

El 5 de marzo de 2009, el entonces presidente de Ancap, Raúl Sendic, cerró su participación en la conferencia Prospect and Property Expo en el Reino Unido. Al día siguiente, liberado de su agenda oficial y antes de tomar el vuelo a Uruguay, el actual vicepresidente de la República salió de compras en Londres. De acuerdo con el estado de cuentas de su tarjeta corporativa, el 6 de marzo Sendic compró en H&M por U$S 93 y en CGK Accesories, una tienda de souvenirs, por U$S 17.

Ese es tan solo uno de varios ejemplos de compras que hizo Sendic con la tarjeta corporativa de Ancap al final de sus viajes oficiales en el extranjero, lo que pone en entredicho sus declaraciones públicas sobre el tema. Es que después de que Búsqueda publicara que había usado esa tarjeta para gastos en tiendas de ropa, electrónica, supermercados y librerías, Sendic dijo que todas las compras estuvieron “relacionadas” con su actividad laboral dentro y fuera de Uruguay, o fueron consecuencia de “situaciones extremas” como la pérdida de una maleta en el extranjero.

Más allá de sus declaraciones públicas, el vicepresidente deberá justificar ante la justicia penal y el Tribunal de Conducta Política del Frente Amplio, entre otras cosas, gastos en gifts shops y tiendas de ropa el último día de un viaje, compras en aeropuertos en una escala de regreso o en el Duty Free de Montevideo.

La versión.

Antes del mediodía del jueves, el entorno de Sendic se comunicó con varios periodistas que estaban en el Palacio Legislativo para avisarles que haría declaraciones sobre el tema que había dominado la agenda de la mañana. A partir de un pedido de acceso a la información, Búsqueda publicó un artículo sobre el uso que varios ex jerarcas dieron a las tarjetas corporativas de Ancap durante los años que integraron su directorio. En los estados de cuenta de Sendic y de otros directores aparecían decenas de pagos en hoteles, restoranes y hospedajes en varios países del mundo, por lo que Búsqueda puso el foco en compras inusuales en las que había incurrido el actual vicepresidente.

A la hora señalada, Sendic abrió la puerta de su despacho en el Senado y se dirigió hacia los periodistas que lo esperaban. Al comienzo de su declaración dijo que desde hace un año no le daba entrevistas a Búsqueda y por eso no había respondido a las consultas del semanario previas a la publicación de la nota. Sobre el manejo que dio a la tarjeta, dijo que él y todos los directores las usaron para “cubrir necesidades” relacionadas con “la función dentro de la compañía”.

“La información consigna una serie de compras que a lo largo de esos nueve años, en mi caso suman 29 mil pesos en el Uruguay durante nueve años y unos tres mil dólares en el exterior. Lo que quiero decir es que todas esas cosas que están referidas ahí tienen que ver con la actividad”, insistió.

Sendic dijo que en “algún viaje había que comprar unos presentes para llevar, como es el caso de las compras en la joyería, o unas corbatas, o unos libros, o un presente para determinada visita” que podía tener en Uruguay. El ex presidente de Ancap dio más ejemplos de situaciones que habrían justificado recurrir a la tarjeta de la empresa petrolera. Dijo que “en muchas oportunidades” le sucedió que llegó al país de destino en un viaje oficial, pero que su equipaje arribó “24 horas después”. En esos casos, como no se puede retrasar la agenda “hay que hacer determinada compra de ropa para cumplir”, ejemplificó.

“La tarjeta corporativa es para usarla en esos casos extremos”, insistió ante los periodistas.

En la rueda de prensa, el vicepresidente sostuvo que le parecía “poco serio desde el punto de vista periodístico” publicar sus gastos. “Lo digo con absoluta firmeza, estoy absolutamente tranquilo por mí, sino por los directores del Frente Amplio, del Partido Colorado y del Partido Nacional que integraron el Directorio junto con nosotros, que todos los eventos que están relacionados con las tarjetas corporativas están absolutamente justificados por la actividad al frente de la empresa que cada uno de nosotros tuvo que cumplir”, afirmó.

Búsqueda revisó también los estados de cuenta de tarjetas corporativas de Ancap usadas por Daniel Martínez, Germán Riet, Juan Justo Amaro, Carlos Camy, Aramis. El ex vicepresidente Riet compró pinturas para regalos empresariales, según dejó por escrito en sus estados de cuenta, mientras que Martínez compró dos cosas en un Duty Free. El ex director Latchinian gastó en una tienda de ropa y en algunos libros. En ningún caso la cantidad y monto gastado estaban cerca de los del vicepresidente.

Sobre el final, Sendic dijo que no iba a tolerar que siguiera el “enchastre” de su gestión en Ancap, de la que se siente “orgulloso”. Y concluyó: “Fueron demasiados años al frente de la empresa y no estábamos en condiciones de ensuciarnos por 29 mil pesos”.

Esas cifras reflejan compras que estaban fuera del uso habitual de la tarjera corporativa. Los montos totales gastados por Sendic y el resto de los directores fueron mayores porque incluyeron pagos en hoteles, restoranes, combustible y pasajes aéreos (ver nota aparte).

Los datos.

Tras escuchar los argumentos del vicepresidente en la conferencia de prensa, Búsqueda analizó los estados de cuenta de su tarjeta y cruzó los datos con documentos públicos. Los resultados, como los gastos el último día de su viaje oficial a Londres, ponen en tela de juicio algunas afirmaciones del vicepresidente.

En calidad de presidente de Ancap, Sendic integró una delegación oficial que viajó entre el 4 y el 9 de abril del 2011 a Israel y que, según la página de Presidencia de la República, estuvo encabezada por el entonces ministro de Industria, Roberto Kreimerman. En su tercer día en Israel, el 6 de abril, Sendic fue a la tienda MGS Sport y cargó en su tarjeta un gasto de U$S 107. El 10 de abril, una vez finalizado el viaje, durante la escala en Madrid, volvió a usar la tarjeta: U$S 58 en una de las tiendas de la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas. Ese mismo día, ya en suelo uruguayo, compró productos en el free shop por U$S 210.

En noviembre del 2011 Sendic tuvo que emprender otro viaje de larga distancia, en esa ocasión hacia Luanda, capital de Angola. El 25 de noviembre inició el retorno y, durante su escala en el aeropuerto Johannesburgo, Sudáfrica, aprovechó la oportunidad para comprar algo en Out of Africa, una tienda de souvenirs y productos típicos de la región. El total gastado, según el estado de cuenta de la tarjeta, fue de U$S 263.

Presentado como licenciado en Genética Humana, Sendic fue uno de los conferencistas principales en el foro sobre petróleo Energy Forward, organizado en 2012 en Chicago, Estados Unidos. El 3 de marzo, al día siguiente de su intervención, dedicó parte de su tiempo a comprar en un tienda de electrónica de Verizon (U$S 87), en un comercio de ropa de Burlington (U$S 120) y en la tienda multimarca Macy´s (U$S 43). El 4 de marzo Sendic pagó la cuenta en el Hotel Intercontinental y también tuvo tiempo para una compra en un local de souvenirs llamado Bye Bye Chicago (U$S 45).

El 10 de enero del 2010, vestido con un traje impecable, Sendic se reunió con las autoridades de la empresa rusa Gazprom Zarubesnieftegaz. El encuentro fue parte del viaje a la Federación de Rusia que hizo una delegación oficial liderada por el entonces canciller Luis Almagro entre el 9 y el 13 de octubre de ese año. Un día después de reunirse con los rusos, el 11 de enero, Sendic usó su tarjeta corporativa para comprar productos en una tienda de Adidas por U$S 33.

Sendic tendrá que justificar otros gastos en el extranjero, como la adquisición de ropa deportiva en Inglaterra, España, Brasil y Venezuela, de calzado y vestimenta en Buenos Aires y una compra en una tienda de Apple, en España, por U$S 628.

Y también deberá explicar algunas compras en Uruguay. En sus declaraciones a la prensa, por ejemplo, aseguró que solo recordaba un gasto en supermercados. “En alguna oportunidad que tuvimos alguna reunión con el equipo gerencial se mandó a hacer una compra. Es la única vez que recuerdo que se haya hecho una compra en un supermercado”, dijo ante la consulta de un reportero.

Como el vicepresidente no habla con Búsqueda, el semanario no le pudo preguntar cómo “mandó a hacer una compra” a un supermercado si la tarjeta corporativa es personal. Ese tipo de tarjetas exige que el titular esté presente al momento de la compra y no tienen extensiones, dijeron fuentes de Ancap.

Pero además, los estados de cuenta de Sendic muestran que hubo tres compras en supermercados y no una sola. El 13 de noviembre del 2010 en Tienda Inglesa ($399), el 27 de setiembre del 2010 en Devoto ($2360) y el 20 de mayo del 2011 también en Devoto ($ 2035).

El actual vicepresidente deberá explicar, además, la situación “extrema” que lo obligó, el 3 de enero del 2011, a comprar con su tarjeta corporativa en América Ropería, una tienda ubicada en La Paloma (Rocha) que vende ropa informal.

Justicia y política.

Sendic deberá justificar cada uno de los gastos con la tarjeta corporativa ante la Justicia y el Frente Amplio. Después de la publicación de Búsqueda, el diputado blanco Pablo Iturralde presentó un escrito al fiscal de Corte, Jorge Díaz, solicitando que investigue si el vicepresidente incurrió en algún delito específico cuando realizó esas compras.

El fiscal trasladó el planteo al juzgado especializado en Crimen Organizado que investiga presuntas irregularidades en la gestión de la petrolera estatal. En ese marco se analizarán los gastos de las tarjetas corporativas de todos los directores de Ancap desde 2008 a 2014. “A nosotros nos toca investigar si hay responsabilidad delictiva y eso es lo que hará el fiscal (Luis) Pacheco”, explicó Díaz en rueda de prensa.

Pacheco informó a Búsqueda que ya envió al Juzgado un escrito solicitando que se requiera a Ancap el detalle de los gastos de las tarjetas corporativas de Sendic, Riet y Latchinian mientras ocuparon cargos en el ente. Dijo también que seguramente el pedido de información se amplíe a los demás miembros del Directorio. Además, pidió a Ancap que informe cuál es la reglamentación interna que regula el uso de las tarjetas corporativas, quiénes están autorizados a usarlas y hasta qué montos.

Campaña.

Los gastos de Sendic también fueron el centro de la discusión en la reunión del viernes 9 de la Mesa Política del Frente Amplio. El presidente de la coalición de izquierda, Javier Miranda, informó a los medios que la Lista 711, sector que lidera el vicepresidente, “trasladó la voluntad” de Sendic de acudir al Tribunal de Conducta Política “para hacer los descargos que tenga que hacer, rendir cuentas como corresponde”.

Miranda sostuvo que durante la discusión estuvieron todos de acuerdo en que la información publicada sobre Sendic se produce en momentos en que “es evidente que hay una ofensiva de desprestigio de las fuerzas progresistas”.

“Se largan acusaciones a través de los medios que comprometen a las personas y a la institucionalidad democrática en general”, dijo, y agregó que en ellas “se parte de que todo político” es “culpable hasta que se demuestre lo contrario”.

“La preocupación por la corrupción es una preocupación legítima y la izquierda debe volver a tomar su defensa de la ética pública que es un principio inquebrantable para nosotros”, afirmó. “Tenemos que tener mucho cuidado de no condenar por un titular de prensa. No podemos caer en el linchamiento popular y debemos asumir la responsabilidad de dar las explicaciones que correspondan”.

El Comité Central del Partido Socialista emitió una declaración el sábado 10 en la que, de manera indirecta, se refirió al tema de las tarjetas. “Luchamos por la transparencia, que exige analizar sistemáticamente tanto los aciertos como los errores cometidos, sin margen para las excusas. Debemos ser implacables; ser vacilantes o tener doble moral nos deslegitima y nos condena”, dice la declaración.

La lista 711, en tanto, cerró filas detrás de su líder. Es “un ataque más de la derecha y una parte de la prensa que es funcional a esta”, concluyó.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.