Hospital Departamental de Rivera. Foto: ASSE

Investigan millonario gasto en el Hospital de Rivera que se usó para pagar “complementos” de sueldos a funcionarios

3min 7
Nº1910 - al de Marzo de 2017

El destino de unos $ 48 millones en el Hospital de Rivera que se gastaron durante 2016 y las razones del incremento de un 100% en el gasto ejecutado bajo el rubro “Estudios Médicos” en el periodo 2014-2016 están siendo investigados por la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE). El gasto fue observado por la Gerencia General del organismo , que recomendó la instrucción de una investigación administrativa “a fin de determinar o comprobar la existencia de actos o hechos irregulares o ilícitos en el servicio y a la individualización de los responsables”, según reza la resolución fechada el 14 de diciembre de 2016 y firmada por el gerente general de ASSE, Richard Millán.

Según dijeron fuentes médicas a Búsqueda, el dinero fue usado para “complementar” sueldos de funcionarios y médicos a través de este rubro, que es para “gastos de funcionamiento”. Los informantes agregaron que para destinar los fondos se usó como “pantalla” la empresa Cooperativa de Trabajo Centro Médico Odontológico Cuaro, propiedad de dos funcionarios del hospital.

Búsqueda intentó sin éxito comunicarse con el director del Hospital de Rivera, Andrés Toriani. Desde la gerencia de ASSE­ respondieron que no harían declaraciones sobre el tema mientras esté en curso la investigación administrativa.

Una sospecha.

El 19 de setiembre de 2016, el diputado blanco Martín Lema realizó un pedido de informes a ASSE por el aumento de los montos de contrataciones de servicios médicos asistenciales y sociales —un subrubro­ de Estudios Médicos— en el centro de salud de Rivera. Según la información que manejó el legislador en su pedido, los montos constan en el Sistema Integrado de Información Financiera y en el año 2016 superaron los $ 48 millones.

Entre otros temas, Lema solicitó información de los contratos vigentes, que se especifiquen los servicios contratados, la modalidad de contratación, las empresas adjudicatarias, los montos y vencimientos de contratos. Lema dijo a Búsqueda que ASSE dio respuesta al pedido de informes, pero que la información específica y detallada de lo que planteó no le fue proporcionada.

“Ante la falta de transparencia de ASSE que se negó a darnos información, el 31 de enero de este año insistimos, reiterando la consulta”, señaló.

El 21 de febrero, cuando Lema interpeló en el Parlamento al ministro de Salud Pública, Jorge Basso , y puso sobre la mesa algunas cuestiones que entendía “irregulares” sobre la gestión de ASSE, volvió a insistir en el asunto. “Entre las preguntas concretas que hicimos, nuevamente pedimos explicaciones sobre el incremento del rubro servicios médicos en el Hospital de Rivera. Tampoco en esta instancia se recibieron explicaciones”, dijo Lema.

El 8 de marzo volvió a hacer un pedido de informes a ASSE. Esta vez agregó una consulta sobre la contratación de servicios a la Cooperativa de Trabajo Centro Médico Odontológico Cuaro.

“Desde hace tiempo tenemos la sospecha de que en el Centro Departamental de Rivera se utilizó el rubro Estudios Médicos para contrataciones con otros destinos y conceptos que no corresponden a estos servicios”, afirmó el diputado. “El misterio con el que maneja ASSE un dato tan concreto nos lleva a incrementar las dudas y las sospechas. Esperamos que no sea un nuevo caso en donde el Directorio de ASSE realice acciones para proteger amigos”.

Hospitales excedidos.

El gasto en algunos de los hospitales de ASSE está bajo la lupa del Directorio del organismo. Según una resolución firmada el 28 de diciembre de 2016, se consideró preciso “adoptar medidas” para “mejorar la gestión económica financiera institucional” de los centros de salud afectados sin repercutir en “la atención de los usuarios y priorizando el buen uso de los recursos materiales y humanos de ASSE”. Según la ordenanza, se considerará de ahora en adelante una falta administrativa las contrataciones de recursos humanos a través de Gastos de Funcionamiento —bajo el rubro Estudios Médicos y otros— y se deberá revisar las contrataciones actualmente vigentes en un plazo de 90 días, con objeto de su eliminación. También se restringió la compra de medicamentos fuera del Formulario Terapéutico Médico (FTM), salvo autorización expresa de la Gerencia General. Además, se considerará una falta la desviación sobre el presupuesto anual otorgado y se prohíbe la apertura de cualquier nuevo servicio sin la autorización expresa de la Gerencia General.