• Cotizaciones
    viernes 19 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    “Hay que crecer como medio tradicional y en lo digital”

    Del Sol FM apostó a caras conocidas porque ya demostraron lo que saben hacer, pero el desafío está en generar nuevos proyectos y comunicadores, dijo Iñaki Abadie, gerente general de la nueva emisora

    Iñaki Abadie se sentía “liberado”. Ya era 2 de febrero, había pasado el esperado estreno de la nueva programación de Del Sol FM, y las repercusiones fueron más que buenas. Él creía que había una “lupa gigante” observando lo que sucedería con ese proyecto que comenzó a gestarse en 2016 junto con dos amigos, y que terminó provocando una sacudida en el dial uruguayo, con pases de figuras y programas de una radio a otra. Ese día, después de semanas de “mucha locura” que transcurrieron entre reuniones de producción, arreglos de instalaciones y cursos intensivos para conocer de transmisores y de segundos de publicidad, el nuevo gerente general de la radio sintió que las cosas iban sobre ruedas.

    En los últimos meses de 2016 un nuevo grupo tomó las riendas de Del Sol FM y a partir de ese momento la radio uruguaya experimentó una serie de cambios como hacía tiempo que no ocurría. Del Sol dejaba de emitir “En Perspectiva”; en tanto, “No toquen nada”, uno de los emblemas de Océano, pasaba a ocupar ese espacio. “Segunda pelota” dejaba de existir con ese nombre y la mayoría de sus integrantes se mudaba a la nueva 99.5, al igual que el equipo del programa deportivo “13 a 0”. Poco a poco se fueron conociendo nombres de periodistas y comunicadores que se sumaban al nuevo proyecto, dejando espacios en otros medios que a su vez fueron ocupados por otras figuras conocidas y equipos de producción.

    Abadie es el nuevo gerente general de Del Sol. A los 35 años, este comunicador que hasta hace unos meses era la cara de uno de los programas matinales de Canal 10, asumió un nuevo desafío junto a dos amigos: Jorge Piñeyrúa y Francisco de Posadas. Con el primero se conocían del canal, y hace dos años fundaron “La Guitarrita”, una pequeña productora audiovisual que surgió a partir de una serie de entrevistas a jugadores de la selección uruguaya de fútbol. Del segundo era amigo de toda la vida, porque habían sido compañeros de clase en el British. De Posadas (hijo de Ignacio, exministro de Economía), no pertenecía a los medios, sino que estaba vinculado al mundo financiero. Hasta fines de 2016 vivía en Suiza.

    En varias ocasiones, en charlas informales, Abadie y Piñeyrúa, hablaron de lo lindo que sería tener plata para poner una radio. Era un sueño a futuro, difícil de concretar. Un día, en una charla telefónica, medio en serio y medio en broma, Abadie le dijo a De Posadas: “Tengo un negocio: vamos a comprar una radio”. Un par de semanas después, Abadie se sorprendió cuando su amigo, desde Suiza, le anunció que estaba negociando la compra de una emisora. Ahí llegaba el dinero que faltaba, la oportunidad de cumplir el sueño que tenía con Piñeyrúa.

    A partir de entonces empezaron “de cero” a armar la nueva radio. No solo en los contenidos, sino también a nivel de números. Para eso, Abadie tuvo el apoyo de su esposa, Florencia Sorhuet, que es contadora. Él y Piñeyrúa tuvieron mucha libertad para presentar el proyecto a De Posadas, que llegó a Montevideo recién a fines de diciembre. El 1 º de febrero, el “Diario Oficial” publicó la resolución del presidente Tabaré Vázquez que autorizó la transferencia de acciones de la Emisora Ansina SA de Eduardo, Arturo y Álvaro Vargas Lerena a favor de De Posadas.

    La nueva programación de Del Sol está integrada por figuras populares, que en muchos casos ya trabajaban juntas en radio o televisión. Además, la propuesta apuesta a tener una fuerte presencia en redes sociales y en la web, con el fin de captar nuevos oyentes y ampliar las posibilidades de ser escuchados en distintos horarios.

    El jueves 2, al día siguiente del estreno, Abadie recibió a galería en su oficina ubicada en el segundo piso del Radisson Victoria Plaza. Ese espacio está al final de un pasillo en el que también se ubican el estudio principal, otro más pequeño, una oficina para las producciones de los programas, y otra ocupada por el equipo de “No toquen nada”. Frente a ellos está la redacción digital que se ocupa de la página web y del portal 180.

    Abadie aguarda para estos días el nacimiento de Clementina, su segunda hija, que se sumará a su hijo Juan Mauricio, de dos años. Así que tendrá una pausa obligada en su nueva función en la radio. Mientras tanto, intenta  hacer frente a las distintas “contingencia”, y se acostumbra a situaciones imprevistas, como la llegada de Piñeyrúa a la oficina solicitándole que por favor haga algo, porque en la obra de al lado están picando y el sonido se mete en el estudio.

    ¿Qué significó para usted apostar a un proyecto de estas características cuando se habla tanto de que los medios están en crisis?

    Es algo que nos preguntamos permanentemente. Se decía que la radio iba a desaparecer cuando apareció la televisión, pero sobrevivió. Obviamente, este es un momento de crisis para todos los medios, por las nuevas tecnologías, las nuevas formas de entretenimiento y la ansiedad de que las cosas no pueden durar más de uno o dos minutos. Ahí hay que valorar la visión del equipo de “No toquen nada”, que fueron los que exigieron que si íbamos a salir con una radio nueva, debíamos tener una fuerte presencia en lo digital, y saber que a futuro iremos para ese lado. Así que fuimos por esa apuesta: redes activas, página digital linda y accesible, donde uno pueda escuchar todo cuando quiera, a la hora que quiera, audios más cortos, podcasts. Fue un trabajo de ingeniería, se trajo gente, se generó una marca, comercialmente tuvo su revuelo. En este primer año hay que aprender muchísimo a generar esa marca y a crecer. Tanto en el medio tradicional como en lo digital. Muchos se preguntan cómo dos comunicadores pueden hacer eso, pero nos rodeamos de gente que sabe mucho. Y fue saliendo. Hay muchos errores, muchísimos.

    ¿Cómo fue el armado de la programación?

    Dijimos: “Si vamos a hacerla, vamos a hacerla bien; lo que nosotros creemos que es la mejor radio”. Apostamos a una gran inversión. Se podría haber ido de a poquito, pero dijimos “vamos a tirarnos al agua”. El tren pasa una vez. Contamos con el apoyo permanente de mi amigo (De Posadas) y fuimos por lo que creímos que era la mejor programación. También tuvimos el apoyo de las empresas, con una gran directora comercial, Karen Jawetz, que es una leona.

    Cuando se fue conociendo la nueva programación muchos decían que estaban siempre las mismas figuras, que tienen fuerte presencia en medios en este momento. ¿Qué responde a eso?

    Cuando hacés una apuesta tan grande y salís a vender, tenés que tener eso: caras conocidas, con trayectoria y que hayan demostrado que son buenos en la cancha. Nuestro desafío es generar nuevos proyectos, contenidos y comunicadores. Por ejemplo, recomendado por Carlos Tanco, tenemos a Camilo Fernández, de la murga Cayó la cabra, que integra “La mesa de los galanes”. Era un outsider, por más que el carnaval en los medios está presente. En “Cambio y fuera” está Gastón Carbajal, joven, tremendo productor. Vamos a tener un chico, Federico Reboledo, que tiene 20 años y trabaja desde los 13 en radios del interior.

    ¿Cómo hacer para no aburrir con las mismas cosas que se escuchan desde hace años?

    Creo que eso se le puede complicar más a la gente del entretenimiento. El periodístico es el periodístico, hay generaciones que hasta hoy se levantan temprano, escuchan la radio, se quieren informar, son formadores de opinión, como “No toquen nada” o Darwin. Para “La mesa de los galanes” se buscaron dos productores jóvenes, y se trata de estar presente en las redes para incorporar gente nueva. Se unieron cosas que antes no estaban, como Tío Aldo (el personaje de Pablo Fabregat), que estaba en otro programa y ahora va a estar con ellos; como Edison Campiglia, otro personaje (de Rafael Cotelo), muy querido. En ese programa podemos empezar a probar nuevas figuras.

    Otra de las críticas a la nueva programación apunta al estilo de radio, que consiste en un grupo de amigos conversando alrededor de un micrófono.

    Eso es de tarde; de mañana es periodístico. La gente se cree que con sus amigos lo puede hacer, pero hay que tener oficio para hablar del florero y que parezca entretenido. Lo principal acá es entretenimiento, nadie quiere periodismo de investigación en la tarde. Eso pasa en la mañana. Es una fórmula que funcionó y creo que va a seguir funcionando, más ahora que se le suma una fuerte pata de producción para los contenidos de la tarde. Tiene que haber una vuelta de rosca, cambiar personajes, buscar cosas nuevas.

    ¿Cómo es el modelo de negocios?

    Con “No toquen nada” tenemos una sociedad comercial. Somos socios en la mañana y después con determinados números. También en la web y en el portal 180 somos socios. “Fútbol y compañía” es una coproducción, arriendan el espacio. El resto son empleados.

    Además de la campaña publicitaria, hicieron un cambio en el logo de la radio. ¿Por qué?

    Pensamos que había que mantener el nombre, porque es tremenda marca, con un número espectacular en el medio del dial. Pero había que darle una lavada de cara cambiándole el logo.

    ¿Cómo observa los movimientos que se dieron en el dial a partir de la nueva programación de Del Sol?

    No sería correcto adjudicarse todos los movimientos. Quizás algunos se animaron y hubo huecos que llenar. La mañana de Oceáno quedó sin programación y fueron a buscar a alguien. Entonces fueron por Gustaf, y en Sarandí se quedaron sin él. Carve también tiene una nueva adminsitración y apostaron por (Gerardo) Sotelo. Se fueron dando cambios en diferentes lugares, y muchos se animaron.

    Usted destacó la importancia de la presencia digital de la radio, algo que en Uruguay aún no se consolida. ¿En qué experiencias se basaron?

    En muchas. Fuimos picoteando de varios lugares, hemos estudiado muchos programas en Estados Unidos y en Argentina. Hay programas que son líderes en la vecina orilla que utilizan muy bien las redes sociales para atraer gente a su página y a su radio. Con presencias permanentes antes, durante y después del programa, y se llega por Facebook, Twitter, Instagram. Tenemos un equipo digital con la gente de 180 de seis o siete personas. No es uno solo el que está tuiteando. Acá tenemos un Departamento Digital que dirige Mauricio Erramuspe para la web y redes sociales, que baja línea a los productores sobre qué se va a tuitear. Hay un protocolo para que las redes no queden abandonadas. Van surgiendo cosas, videos de los programas, que se está haciendo. Tenemos a Karen, que es una experta en la comercialización digital, trabajando desde hace tiempo en eso. No es fácil, hay que ser muy creativo, trabajar en conjunto con las producciones, pensando en contenidos para poder comercializar. Ofrecerles a los clientes un abanico de opciones. A equis marca le podés decír “además de poner segundos tradicionales en radio, ¿por qué no agarramos a Rafa Cotelo con cinco entrevistas puntuales a determiandas personas y las empezamos a subir on line presentados por tu marca?”. También se hacen videítos antes de salir al aire y en la web hay videos de Jorge Oyenard sobre cocina. Cada vez más las grandes marcas obligan a las empresas a invertir en lo digital y acá queremos abrir el abanico. Se llega a otro público. Pero también la radio tradicional sigue. Cada vez hay más autos en la ciudad, las calles son del mismo tamaño, la gente pasa tiempo en el auto y ahí la radio es una compañía.

    ¿Cómo fue para usted el pasaje de ser un comunicador de programas televisivos de la mañana a convertirse en empresario?

    Arranqué como productor de Tenfield, después fui comunicador. Eso me encanta, creo que es mi vocación y lo disfruto muchísimo. Después estuve en “La Guitarrita”, pero no tiene nada que ver con esto. Esto es un monstruo. Tuve que aprender y estoy aprendiendo todos los días. Es superdifícil, no solo por lo que hay que hacer sino por lo que hay que demostrar.

    · PERIODISMO, HUMOR Y DEPORTES

    La nueva programación de Del Sol de lunes a viernes comienza a las 8 con el periodístico “No toquen nada”, con Joel Rosenberg, Ricardo Leiva y Darwin Desbocatti, un programa que hasta 2016 se escuchaba por Océano. A las 12 llega “Quién te dice”, con Cecilia Bonino, María Noel Marrone y Pablo Fabregat. Una hora después llega “La mesa de los galanes”, con Jorge Piñeyrúa, Diego González, Pablo Fabregat, Rafael Cotelo, Pablo Aguirrezábal, Gonzalo Eyherabide y Camilo Fernández. Parte de ese grupo integraba el programa “Segunda pelota” de Océano.

    A las 17 comienza “Cambio y fuera”, con la conducción de Abadie, González y Gastón Carbajal. A las 19 horas empieza “Fútbol & Compañía”, el programa deportivo de Ricardo Piñeyrúa y el resto del equipo que hasta 2016 integraba “13 a 0”, en radio El Espectador. A partir de las 20.30, cuando finaliza la programación, la apuesta es a la música, algo que hasta ahora era la esencia de Del Sol. El encargado de hacer la selección es Germán Osorio, otro ex-Océano.

    Los fines de semana hay una fuerte apuesta a lo deportivo. A las transmisiones de la tarde de “Fútbol y compañía”, se suman al mediodía “Abran cancha”, de Horacio Abadie, y a la medianoche “Locos por el fútbol”, con Adrián Mozzone, Daniel Richard, Germán Silveira, Yuri Jakimczuk, un programa que estaba en AM Libre. Sábados y domingos se repetirán contenidos de los programas que se emiten de lunes a viernes.

    GALERIA
    2017-02-09T00:00:00