• Cotizaciones
    martes 16 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    Mujiquistas y astoristas coinciden en que hay que tener “flexibilidad” y “dar gobernabilidad” en la discusión presupuestal

    El Frente Líber Seregni y el Movimiento de Participación Popular creen que no es tan grave que no se vote la Rendición de Cuentas, pero otros sectores oficialistas lo ven como un problema

    Desde que se convocó el encuentro entre las bancadas de senadores y diputados del Frente Amplio para discutir sobre el proyecto de Rendición de Cuentas, en diversos sectores de la coalición de izquierda especulaban con que mujiquistas y astoristas acordarían trabajar en conjunto para imponer su postura. Para los legisladores era una señal que quienes coordinaron el encuentro eran los senadores Lucía Topolansky (Movimiento de Participación Popular), Enrique Pintado y Rafael Michelini (ambos del Frente Líber Seregni).

    Las seis horas de reunión el pasado lunes 6 en la Huella de Seregni reforzaron los indicios. Representantes de ambos sectores coincidieron en la necesidad de “evitar los perfilismos”, “salir a negociar con las diferentes oposiciones” y “dar gobernabilidad” al Poder Ejecutivo como los focos centrales de cara a la próxima Rendición de Cuentas, que será discutida en un Parlamento donde, por primera vez desde que llegó al gobierno, el Frente Amplio no tiene mayoría en ambas cámaras.

    El ex presidente y hoy senador José Mujica abrió el encuentro. El orden del día tenía como tema central discutir la estrategia parlamentaria para este año. Mujica planteó de entrada un escenario que sorprendió a varios de los presentes: “Si no hay Rendición, tampoco es un drama”.

    Su argumento fue que el resultado de la negociación para obtener el voto 50, sea con el diputado Gonzalo Mujica —que se alejó del Frente Amplio— o con la oposición, no puede derivar en un proyecto que le cueste demasiado a la fuerza política.

    Asimismo, el ex presidente planteó dos temas que pretende desarrollar este año. Por un lado dijo que en el futuro será necesario dar una “discusión fuerte” sobre las herencias patrimoniales y cómo encontrar una manera de gravarlas. Y por otro, avanzar en una ley de financiamiento de partidos porque, en su opinión, la corrupción que se dio en los países de la región es una señal. “Si no te blindás, se te va metiendo”, dijo Mujica, según informaron a Búsqueda presentes en la reunión.

    Luego la senadora Daniela Payssé (Asamblea Uruguay) reforzó el planteo de Mujica y llamó a “no utilizar la Rendición para los perfilismos políticos” y pidió “alinearse a una posición común” que “permita gobernar”. Varios legisladores del MPP y Asamblea Uruguay remarcaron la necesidad de “dar gobernabilidad” al Poder Ejecutivo “de cara a un año complicado”.

    El diputado Alejandro Sánchez (MPP) dijo durante la reunión que “las posiciones tienen que ser articuladoras y no se puede caer en los perfilismos”. En su opinión “el primer desafío es que los 49 votos del Frente Amplio estén sólidos” con “un discurso unificado” porque “la tarea es resistir el embaste de la derecha”.

    En este sentido, Sánchez dijo que “existen un montón de sectores no frenteamplistas y hay que negociar”, porque “es un bloque diferente y hay que reconocer los matices” en la oposición. En su opinión, hay margen y se debe evitar caer en dos tentaciones: “Pensar que como perdemos hacemos la carta a los Reyes Magos o rebajar el programa y negociar derrotados”.

    Pese a las coincidencias que expresaron astoristas y mujiquistas en la reunión y en las declaraciones públicas posteriores, el ex presidente descartó de plano que haya algo convenido. “No hicimos ningún acuerdo (con Astori) porque nunca hemos hablado, ni siquiera por teléfono”, dijo Mujica a Búsqueda. “Yo sé que hay muchos que quieren que hablemos los tres (en alusión a Astori y al presidente Tabaré Vázquez) y lo han planteado, pero hace bastante que no hablamos”, agregó.

    Mujica dijo que sus afirmaciones sobre la Rendición fueron a título personal y que ni siquiera lo discutió con su sector político. “Estoy más concentrado en el tema del financiamiento de los partidos, pero en lo otro no me he movido para nada. Ya tendremos nuestros contactos”, dijo.

    Diputados del astorismo dijeron a Búsqueda que “hubo complementariedad” en “términos conceptuales”. “Todavía no hay nada acordado, pero los dos somos conscientes de lo que nos jugamos”, dijo uno de los legisladores.

    Al respecto, un representante del MPP dijo que los dos sectores tienen claro que son los que tienen “mayores responsabilidades” entonces les corresponde “hacer gestos” que den “margen” al gobierno. Recordó que en instancias de discusión presupuestal anteriores, las discusiones internas en el Frente Amplio fueron superadas gracias a un acuerdo entre el astorismo y el mujiquismo.

    Por su parte, el diputado Oscar de los Santos (Alianza Progresista), dijo en la reunión que es necesario “ampliar la base de acuerdos” con sectores políticos y sociales para lograr aprobar la Rendición de Cuentas. Afirmó que es responsabilidad del oficialismo aprobar el texto.

    Además, dijo que no se debe considerar a la oposición como un “bloque” porque hay distintas realidades dentro de los partidos. Por eso planteó explorar acercamientos con legisladores opositores y ver si hay “margen” para negociar.

    “No nos da lo mismo”. 

    Otros sectores del Frente Amplio consideran que “hay demasiadas coincidencias” en sus planteos y reconocen que “será difícil” la discusión interna. Durante el encuentro del lunes, el diputado socialista y coordinador de la bancada de Diputados, Gonzalo Civila, se plantó firme en la necesidad de que se apruebe la Rendición, más en un año en que se asignarán presupuestos para lo que resta del quinquenio. “Es importante que sea una propuesta propia que refleje nuestros objetivos y después que sea negociada”, dijo. Agregó que si “se congela el gasto”, el oficialismo “se aleja del programa de gobierno”. Y llamó a escuchar los reclamos de los movimientos sociales.

    Desde el retorno a la democracia, en tres casos no se aprobó la Rendición de Cuentas. El primero se dio en octubre de 1986 cuando no hubo votos de la oposición para aprobar la rendición del año anterior del gobierno de Julio María Sanguinetti. Los siguientes dos casos se dieron en 2003 y 2004 cuando el Parlamento no aprobó los proyectos del gobierno de Jorge Batlle. En este caso, las dos rendiciones de cuentas venían con gasto cero.

    Desde la Lista 711, que lidera el vicepresidente Raúl Sendic, también hubo reparos ante la idea de que el oficialismo no consiga aprobar la Rendición de Cuentas. El senador del sector Marcos Otheguy resaltó que la Rendición “es relevante en función del mensaje político que se quiera dar”. “En la pasada fue mantener el equilibrio macroeconómico. ¿Cuál es el mensaje ahora? Tiene que servir para que en 2019 se pueda hacer una síntesis y decir que nos acercamos en cuestiones como la educación, la salud, la seguridad y la vivienda”, afirmó en la reunión.

    El diputado comunista, Gerardo Núñez, piensa distinto que Mujica. “No nos da lo mismo que exista Rendición o no, porque que exista implica intervenir y no dejarlo al azar de los años anteriores”, dijo a Búsqueda. El legislador lo planteó en el encuentro de bancadas, donde agregó que “es necesario generar condiciones en el Frente Amplio que reflejen las prioridades programáticas, con el énfasis en las organizaciones sociales”. Y propuso “profundizar la justicia tributaria” para que “paguen más los más ricos”, a través de “un aumento razonable” del Impuesto al Patrimonio. Planteó también que se grave con el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a todos los juegos de azar. Según sus cálculos, dejaría unos U$S 140 millones por año al Estado.

    Al final del encuentro se resolvió la creación de dos comisiones con representantes del Poder Ejecutivo y de las bancadas que estudien las diferentes propuestas tributarias. Una de ellas tendrá como objetivo rever los “nuevos ingresos” y tratará las diferentes propuestas de elevar la carga impositiva. Mientras que la otra estudiará las exoneraciones fiscales.

    El MPP tiene previsto insistir con ideas que presentó durante la discusión presupuestal de 2016 que implican, entre otras cosas, aumentar Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE), una idea que fue descartada por Astori.

    Consultado sobre la posibilidad de modificar impuestos y crear otros, el ministro de Economía dijo a Búsqueda el 19 de enero que el presidente Vázquez comprometió una reunión con parlamentarios y representantes del Ejecutivo para discutir las iniciativas.

    Edición 1905
    2017-02-09T00:00:00