• Cotizaciones
    domingo 14 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    A casi cuatro años de la fuga de Morabito, fue liberado el único imputado y no hay ningún responsable en prisión

    El 2023 encontró al fiscal Ricardo Lackner en un nuevo puesto como director de la flamante Unidad Especializada en Cibercriminalidad de la Fiscalía General de la Nación.

    Lackner dejó atrás la Fiscalía de Delitos Económicos y Complejos de 2º turno y con ella una de las investigaciones que más expectativa genera a nivel político y público por el tenor de su protagonista: el escape del mafioso italiano Rocco Morabito ocurrido en 2019 de Cárcel Central, en pleno corazón de Montevideo. Lackner indagó a jerarcas policiales, accedió a imágenes de cámaras de video vigilancia y habló con decenas de testigos; pero, tras abandonar su cargo, el escape de uno de los criminales más importantes del mundo tiene un solo formalizado que hoy pasa sus días en completa libertad.

    Se trata de un capitán de la Dirección Nacional Guardia Republicana, imputado en julio por una situación relacionada con la fuga que Lackner investigó como una causa paralela al propio escape. Luego de tres meses con arresto domiciliario, en octubre el oficial de la Policía quedó libre y la Fiscalía nunca volvió a solicitar la renovación de la medida alternativa a la cárcel. Su defensa —a cargo del abogado Andrés Ojeda— espera que sea sobreseído, para lo cual prevé reunirse en las próximas semanas con la fiscal Silvia Porteiro.

    Porteiro reemplazó a Lackner en Delitos Económicos y Complejos después de ser trasladada desde la Fiscalía Penal de Montevideo de Flagrancia de 15º turno. Con dos semanas en su nuevo puesto, dijo a Búsqueda que no puede referirse a ninguna causa en trámite.

    Mientras, en el Ministerio del Interior observan con preocupación la falta de avances en la investigación, señalaron fuentes oficialistas. Se trata de una inquietud general del gobierno, que en 2019 en su rol de oposición tomó el escape de Morabito como un hecho emblemático de las fallas del Frente Amplio en seguridad pública. “Hay casos muy notorios que vienen desde el gobierno anterior y que llevan en Fiscalía tres o cuatro año”, criticó el senador nacionalista Jorge Gandini entrevistado por Telenoche en diciembre. “Fue resuelto por el lado más débil con la formalización del efectivo de la Guardia Republicana. No se hizo nada con Alfredo Clavijo y nada con Mario Layera”, añadió.

    Lackner adujo en su investigación que la logística para el escape de Morabito tuvo como base el contacto que generó con Gerardo González Valencia, un narcotraficante mexicano acusado de distribuir cocaína y metanfetamina en Estados Unidos, que había sido detenido en Punta del Este en 2016. Recluido en el Penal de Libertad, González Valencia fue trasladado en al menos 12 ocasiones para visitas conyugales a Cárcel Central, donde se vinculó con el mafioso italiano. La diaria informó que por esa razón se imputó al capitán de la Guardia Republicana, quien cometió abuso de funciones al disponer los viajes sin orden judicial.

    Debido a los traslados, Lackner citó a declarar a Clavijo, entonces director de la Guardia Republicana y hoy funcionario de la Intendencia de Montevideo. En diciembre también declaró como indagado Layera, quien era director de la Policía Nacional en 2019. A ninguno se le imputaron delitos.

    Ricardo Lackner. Foto: Javier Calvelo/ adhocFOTOS

    Morabito, un capo del crimen organizado internacional, miembro de la mafia calabresa ‘Ndrangheta, se fugó, junto con otros tres prisioneros, en la noche del 23 de junio del 2019 del Centro de Ingreso, Derivación y Diagnóstico del Instituto Nacional de Rehabilitación, la ex Cárcel Central ubicada en San José y Carlos Quijano. Los otros presos, considerados “perejiles” al servicio del italiano, fueron encontrados rápidamente, mientras el capo permaneció escondido casi dos años más.

    Una investigación de urgencia que hizo la Policía días después del episodio derivó en la renuncia de Alberto Gadea como director del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) y el sumario con separación del cargo y retiro de medio sueldo al subdirector operativo del INR, a la directora de Cárcel Central, al subdirector operativo de ese centro y a los dos jefes de servicio de la unidad. Además se dispuso un sumario con traslado a otra función a los policías del INR que estaban al servicio de la ex Cárcel Central, a los policías de la Jefatura de Policía de Montevideo integrados a la guardia de ese centro, a los policías de la Guardia Republicana que también cumplían tareas allí y a los policías que intervinieron en la casa de la vecina a la que entraron los fugados.

    Más allá de esta actuación de urgencia, luego del escape de Morabito se definieron tres investigaciones: la de Lackner en Fiscalía, otra a cargo de la Dirección Nacional de Asuntos Internos como auxiliar de Fiscalía y un sumario interno de la Subdirección de la Policía Nacional. Este sumario, que Jorge Larrañaga ordenó revisar cuando asumió como ministro del Interior, continúa abierto.

    Morabito, por su parte, fue arrestado en marzo de 2021 en la ciudad de João Pessoa mediante una operación conjunta de la Policía Federal brasileña y los carabinieri italianos que contó con el apoyo de Interpol. Cuatro meses después se lo extraditó a Italia.

    Había pasado 23 años huyendo de la Justicia de su país, que lo había condenado a 30 años de privación de libertad acusándolo de ser “uno de los principales traficantes de drogas a escala internacional y uno de los prófugos más buscados del mundo”. Iba a ser extraditado desde Uruguay, tras haber sido detenido a raíz de una operación de 2017 dirigida por la División de Operaciones Especiales y la Unidad de Investigación de la Policía italiana, pero en 2019 se escapó.

    Información Nacional
    2023-02-15T22:47:00