• Cotizaciones
    viernes 12 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    A un año de lanzar su candidatura, Talvi reivindica su forma de hacer política y la define como “sana” y alejada del clientelismo

    A mediados de 2017, unos pocos dirigentes colorados se reunieron con Ernesto Talvi para explorar la posibilidad de que fuera candidato a presidente. “¿Cuáles son las chances de que agarres?”, le preguntaron. “50/50”, respondió. Casi un año después, el 14 de agosto de 2018, presentó su sector, Ciudadanos, luego ganó la interna del Partido Colorado con luz y hoy aparece con chances de pelear por el gobierno.

    Entre los colorados, se reciben con mesura los sondeos de opinión pública que los muestran creciendo y con posibilidades de ser una de las opciones para el balotaje de noviembre.

    Talvi inició la semana pasada una gira por el interior uruguayo para agradecer a sus dirigentes el trabajo para las internas. En cada acto, pidió evitar los “triunfalismos”. “Todavía vamos terceros”, dijo.

    “No podemos ser exitistas”, comentó Felipe Schipani, que encabezó la lista de Talvi más votada en la interna. Schipani ocupará el segundo lugar de la lista a Diputados por Montevideo detrás de Ope Pasquet.

    Agregó que estar en la pelea para noviembre era algo “impensado” seis meses atrás. Schipani dijo que el ánimo en la interna hoy “es otro” y que se ha generado un entusiasmo ante lo que dicen los sondeos. Señaló que los dirigentes de menos de 40 años, viven de manera especial esta situación, ya que transcurrieron su actividad política como un partido minoritario. “Nosotros cruzamos el desierto y hoy estamos viendo el espejo de agua”, dijo.

    De los sondeos y los resultados de la interna, los entusiasma que logran captar el voto joven y que están mejorando su presencia en Montevideo, otrora bastión colorado, comentó el dirigente.

    Organización sana

    Desde que comenzó a delinear su proyecto político, Talvi buscó marcar su propia impronta. En las charlas que tuvo con el expresidente Jorge Batlle, uno de los principales impulsores de su candidatura, el exmandatario le dijo que no sería su “heredero” político. Ni siquiera utilizó la Lisa 15, en manos de José Amorín.

    Por tanto, había que armar un “proyecto completamente nuevo”, relató Talvi a los militantes de su sector.

    Una de las primeras acciones polémicas tuvo que ver con una especie de examen que se les hizo a los dirigentes que querían incorporarse al sector. Esto le generó diferencias con Julio María Sanguinetti y su grupo.

    A un año del lanzamiento de su campaña, Talvi recuerda que en ese momento le dijeron que no tenía chances ya que dejaba de lado el “aparato” partidario, clave para una interna. Tampoco tomaron en cuenta su organización de voluntarios para recorrer el país explicando su proyecto, como se hace en otros países, como por ejemplo, Estados Unidos. “Nos decían que eso eran ideas foráneas que no pueden andar en Uruguay, porque la gente joven está desencantada de la política. Tenemos más de mil voluntarios que patearon el país. Si hay cosas que funcionaron en otro lado, ¿por qué no van a funcionar acá?”, dijo en un acto en Florida el jueves 8.

    En los actos, y en las reuniones, Talvi remarca que su organización política es “pequeña, potente” y “sana”. Reivindica, además, que no cualquiera entra a Ciudadanos y que por eso allí no se generan compromisos políticos en caso de ser gobierno.

    El candidato colorado lo fundamentó al explicar por qué Ciudadanos tendrá una sola lista al Senado y una a Diputados por departamento.

    “Cuando empiezan a multiplicar las listas es un montón de gente. Un montón de gente que luego genera demandas —entendibles y lógicas porque hubo mucho trabajo detrás— sobre el Estado”, señaló.

    Afirmó que para “mantener” una estructura política grande se necesitan “cargos en el Estado”. Para evitar eso es que se necesita una organización “pequeña”, explicó.

    “Nosotros venimos a cambiar la política para mejorar el país. Queremos una organización pequeña, de gente muy capaz porque vamos por el gobierno de los más capaces. Queremos en los cargos del Estado gente que tenga capacidad para la gestión de gobierno y los asuntos de Estado”. Por eso es que a los técnicos que comenzaron a trabajar en el programa de gobierno no se les pidió “carnet” partidario, agregó. “El balance tiene que ser sano. No puede ser que el mecanismo de asignación de los cargos de gobiernos sea porque simplemente una persona trabajó políticamente. No puede ser el único”.

    Talvi pidió a los militantes que expliquen en cada departamento que hay alguien que los representa y que “detrás de Ciudadanos no hay un ejército de personas reclamando que sean recompensadas con cargos en el Estado. Por eso necesitamos una estructura chica”.

    El candidato presidencial sostuvo que se debe mantener la “identidad” del sector que los llevó a pelear la elección. Reiteró que esa identidad es “liberal, progresista e internacionalista”.

    “Hay gente que nos reclama alianzas con propuestas corporativistas, conservadoras y nacionalistas. Soy un demócrata, tengo respeto por todas las expresiones políticas, pero no tiene nada que ver con nosotros. Me dicen que vamos a perder los votos por derecha... ¡qué me importa! ¡No me interesan esos votos! No nos interesa decir cosas o conceder cosas que no estamos dispuestos a decir o conceder para tener votos de gente que está lejísimo de nuestras concepciones. Nuestra identidad no se negocia”.

    Información Nacional
    2019-08-15T00:00:00