• Cotizaciones
    domingo 14 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    AEBU denuncia que empresa argentina tiene a sus trabajadores como “esclavos” y realiza un “manejo irregular de dinero”

    El sindicato llevará sus reclamos ante Ministerio de Trabajo, Banco Central, la Caja Bancaria y evalúa ir a la Justicia; Credil asegura que “no hubo motivos sindicales” en los despidos y continuará por la vía legal

    Hacía días que no iba a su trabajo. Estaba en su casa con licencia médica por una tendinitis que le produjo el esfuerzo laboral, cuando un mensaje de texto le llegó al teléfono celular sobre la tarde. “A partir del día de la fecha está despedido. En su cuenta están depositados los haberes por despido”.

    Repasó una y otra vez esas pocas líneas sin poder entender. Mitad desconcierto, mitad desesperación. Así se sintió sosteniendo en sus manos el teléfono por segundos que se le hicieron horas. Decidió llamar a una compañera, le contó lo sucedido pero, para su sorpresa, a ella también le llegó el mensaje.

    La ola de llamadas empezó a correr y en cuestión de minutos se dieron cuenta de que ese 31 de octubre, Credil —una administradora de créditos argentina instalada en Uruguay— había despedido a sus 20 empleados del call center con las mismas dos oraciones. De ellos, 15 eran afiliados a la Asociación de Empleados Bancarios del Uruguay (AEBU), por lo que el sindicato investigó los casos y lo que encontró lo llevó a iniciar un conflicto que lleva ocho días y que derivó en denuncias contra la empresa en diferentes organismos.

    Depósitos en cuentas de gerentes en lugar de las de la empresa, tasas de interés por encima de lo legal, no realizar aportes de seguridad social, prohibir a sus empleados salir en los descansos, no dejarles usar el teléfono, obligarlos a ir en días de paro de transporte, entre otros aspectos. Todo esto es denunciado por el gremio.

    Martín Ford, del Consejo Financiero de AEBU, es de los dirigentes más visibles en las movilizaciones frente a sedes de Credil y asegura que ese es el rol que debe cumplir su gremio: “Controlar para proteger que haya una competencia lícita”.

    “El sindicato no está para despedir empresas pero si no cumple vamos a ir por todos los caminos para que se regularice o se vaya del país porque es nocivo para el ciudadano y para el sistema financiero”, dijo a Búsqueda.

    Manejo de fondos.

    La forma de actuar de Credil no convence al sindicato; incluso en sus operaciones financieras. Las sospechas que tiene AEBU se transformarán en los próximos días en una denuncia ante el Banco Central del Uruguay para que investigue el manejo de los fondos y determine si la empresa cometió usura.

    Según Ford, hay indicios de que la empresa otorgaba préstamos a una tasa de interés por encima de las permitidas y que los depósitos se hacían en cuentas bancarias de gerentes en lugar de hacerlo en las de Credil.

    “Ese manejo irregular de dinero es un delito que si lo confirma el servicio financiero del Banco Central, se va a denunciar penalmente porque si las empresas aprovechan toda la legislación en su favor para llegar a topes altísimos, nosotros tenemos que asegurar que no se viole esa legalidad”, dijo el dirigente.

    Acoso y persecución.

    La trabajadora fue a la parada de ómnibus para trasladarse rumbo a Credil. Luego de esperar 40 minutos volvió a su casa. Había paro de transporte de 24 horas por el fallecimiento de un conductor durante un robo. Al día siguiente se encontró en su escritorio con una sanción de un día por haber avisado fuera de plazo que no iría a trabajar el día anterior.

    Este y otros hechos forman parte de las denuncias por acoso laboral que AEBU ya presentó ante el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS). Las acusaciones van desde amenazas por afiliarse al sindicato hasta encargados apurando el uso del baño a los trabajadores.

    “Hubo situaciones de acoso muy fuerte que llevaron a que, junto a los bajos salarios que cobraban, los funcionarios renunciaron. Mientras estaban allí eran esclavos de la empresa”, afirmó Ford.

    Los salarios aumentaron a partir de agosto, cuando el MTSS definió que Credil formaba parte de las administradoras de crédito y no del subgrupo residual del sistema financiero. Con ello el laudo salarial pasó de cerca de $8.000 a $12.500.

    Aportes sin pagar.

    No es la primera vez que los dirigentes bancarios se enfrentan con Credil. En 2013 la empresa despidió a tres trabajadores que fueron reintegrados luego de la intervención del MTSS.

    En otra instancia hubo reclamos salariales y aportes impagos que culminaron con la empresa ante el Ministerio otra vez. La situación se regularizó pero el sindicato denuncia que los aportes no fueron pagos de forma retroactiva, por lo que denunciarán ante la Caja de Jubilaciones y Pensiones Bancarias para que se abone la deuda.

    Entre martes y miércoles los afiliados pidieron al organismo su historial para así determinar cuál es el monto del reclamo que harán.

    “El objetivo es claro y es que se aporte lo que no se aportó durante años y que se los multe para conducirlos a que empiecen a hacer las cosas legalmente”, indicó Ford.

    Búsqueda se comunicó con las autoridades de Credil en Uruguay, quienes prefirieron no hacer declaraciones sobre las denuncias. Indicaron que se continuará con el proceso por la vía legal.

    Reafirmaron que “no hubo motivos sindicales” en los despidos, que el call center quedará cerrado y se operará desde Buenos Aires. Aseguraron que “entre ocho y diez trabajadores cobraron el despido”

    AEBU prevé recurrir ante todo organismo competente para denunciar a Credil. Mientras espera la respuesta del Ministerio de Trabajo prevista para el próximo lunes 17, el sindicato se reunirá hoy jueves con el embajador argentino Dante Dovena para ponerlo al tanto del conflicto con la empresa argentina.

    Información Nacional
    2014-11-13T00:00:00