Del empresario se piensa “a quién habrá jodido”, y “trascienden” más los ejemplos de los que “han enchastrado a la clase empresarial”

Los partidos políticos en Uruguay ahora “son mucho más de centro” y se acabaron “una cantidad de fantasmas”, sostiene Eduardo Urgal, productor ganadero y accionista del Frigorífico Pando, uno de los mayores exportadores

13 minutos Comentar

Nº 2099 - 26 de Noviembre al 2 de Diciembre de 2020

entrevista de Ismael Grau

Eduardo Urgal no es de las figuritas más repetidas en los espacios radiales y las páginas de agronegocios, aunque tampoco es un desconocido: cada tanto aparece como directivo de la Cámara de la Industria Frigorífica y como su delegado en el Instituto Nacional de Carnes (INAC). Quizás por ese rol, por momentos durante la conversación con Búsqueda habla en tercera persona —a lo futbolista— y el entrevistador lo ataja. Y él vuelve a su visión personal sobre qué supone ser empresario en Uruguay, en su caso como dueño de un campo ganadero familiar y accionista en un tercio del Frigorífico Matadero Pando. No figura en el libro de los de uruguayos ricos de Fernando Amado, bromea. Pero en el ambiente empresarial le atribuyen tener una opinión inteligente, que merece ser escuchada, de alguien capacitado y además joven (40), lo que él cuestiona en un país gerontocrático.

Esta nota es exclusiva para suscriptores de BÚSQUEDA
Elegí tu plan y suscribite

Suscribite

¿Ya sos suscriptor? Iniciá sesión

Probá nuestro servicio, registrate y accedé a 5 notas gratuitas.