• Cotizaciones
    miércoles 12 de junio de 2024

    El PIT-CNT evalúa nuevo paro como forma de incrementar la “presión social” ante la reforma jubilatoria del gobierno

    A pesar de tener varios focos de confrontación abiertos con el gobierno, la dirigencia sindical no planificaba en el último semestre del año desarrollar grandes medidas. Su idea era concentrar las energías en lograr una señal contundente en la movilización con la Intersocial prevista para el 27 de octubre en la plaza Mártires de Chicago, antes de que el mundial de fútbol y fin de año amortigüen las discusiones políticas.

    Los movimientos del gobierno que aceleran la reforma de la seguridad social alteraron la planificación sindical y auguran un último trimestre más agitado. El lunes el presidente Luis Lacalle Pou reunió a los líderes partidarios de la coalición en la Torre Ejecutiva para presentarles el proyecto. Tras el encuentro anunció que había acuerdo respecto al texto, cuyo ingreso al Parlamento está previsto para el viernes 21.

    Con esas novedades, la reforma de la seguridad social se convirtió en uno de los temas principales de la reunión del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT del martes 18. Aunque todavía no vieron el proyecto de ley y esperaban a hacerlo para emitir una opinión formal, sus integrantes dan por hecho que las modificaciones incorporadas no resolverán sus principales cuestionamientos, que apuntan al aumento de la edad mínima para jubilarse, a un sesgo en el financiamiento del sistema que sobrecarga a la población asalariada, al rol de las AFAP, entre otros aspectos. Ante ese escenario, empezaron a discutir la estrategia de resistencia para la discusión que se abre.

    Según dijeron a Búsqueda participantes de la reunión, entre los dirigentes hubo coincidencia en el ánimo de promover un nuevo paro general parcial para las primeras semanas de noviembre.

    Ante los últimos movimientos del gobierno, los integrantes del Secretariado Ejecutivo hablaron de desarrollar una estrategia que incremente “el nivel de presión social” en el tema. La estrategia apunta a dar una señal del “costo político” que puede tener para la coalición avanzar en la aprobación de la reforma tal como está y de forma “express” para de esa forma detener la iniciativa o lograr cambios relevantes en su redacción.

    La posibilidad de un escenario conflictivo se deslizó en la semana. “Cualquier cosa que nosotros hagamos —capaz que hay una excepción— el PIT-CNT se va a oponer y va a hacer un paro”, dijo Lacalle Pou el martes 18 durante una rueda de prensa en la que se le consultó sobre el rechazo sindical. “Si el presidente se piensa que aquí va a haber un movimiento sindical domesticado vive en otro país”, respondió en declaraciones a El País el presidente del PIT-CNT, Marcelo Abdala.

    Malestar en ascenso

    Los movimientos para acelerar la reforma de la seguridad social llegaron en momentos en que entre la dirigencia sindical hay un malestar creciente con el rumbo del gobierno. En lo que va del año, el PIT-CNT hizo dos paros parciales y uno de 24 horas.

    La aprobación en la Cámara de Diputados el pasado 11 de octubre del proyecto de ley que modifica aspectos de la negociación colectiva también tensó el clima. En las últimas reuniones del Secretariado Ejecutivo los dirigentes expresaron su molestia con el gobierno porque no tuvo en cuenta la opinión que dieron sobre el texto tanto ante consultas del Ministerio de Trabajo como en el Parlamento.

    El PIT-CNT tenía previsto hacer una concentración en el Palacio Legislativo cuando el proyecto de ley se tratara en el Plenario de Diputados, pero la votación se anunció con pocos días de anticipación y coincidió con la movilización de las ollas populares a la que se adhirió el movimiento sindical. El rechazo a las modificaciones aprobadas será parte central de la plataforma de la movilización del 27 de octubre de la Intersocial.

    “Rechazamos este proyecto de ley y alertamos a la sociedad toda de los peligros de este tipo de concepciones, que hacen tambalear la economía nacional y la calidad de vida de las mayorías sociales, por un planteo trasnochado y regresivo de un puñado de empresarios”, escribió esta semana Abdala en un comunicado difundido en la página oficial del PIT-CNT.

    Además de las movilizaciones promovidas por el PIT-CNT, el sindicato de la construcción (Sunca) realizó un paro el jueves 20 y el 26 de octubre la Coordinadora de Sindicatos de la Educación hará otro.

    Intersocial

    La Intersocial es un espacio de articulación liderado por el PIT-CNT, la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU), la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (Fucvam) y la Organización Nacional de Asociaciones de Jubilados y Pensionistas del Uruguay (Onajpu). Esa plataforma, con la Onajpu y con la Intersocial Feminista, fue la que impulsó el referéndum contra 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración.

    Tras el referéndum, el movimiento sindical se propuso relanzar la Intersocial, algo que se puso en marcha en las últimas semanas. El 9 de setiembre se reunió la Mesa Nacional, donde hay representantes de más de una decena de organizaciones sociales. Ese órgano volverá a reunirse hoy jueves 20. El encuentro tiene como principal punto de la agenda definir los detalles de la movilización del 27 de noviembre.

    El PIT-CNT tiene previsto también proponer a sus socios un plan de trabajo de aquí a fin de año. La intención del movimiento sindical es dedicar los últimos dos meses del año a recorrer el interior para reunirse con las organizaciones sociales de los distintos departamentos. “La idea es cerrar el año con un despliegue territorial en funcionamiento”, dijo uno de los dirigentes consultados.

    Información Nacional
    2022-10-20T00:22:00