• Cotizaciones
    domingo 23 de junio de 2024

    El desgobierno municipal

    Sr. Director:

    Las últimas noticias que he leído en relación con las ocupaciones de quienes ejercen el gobierno de nuestra ciudad son:

    —La División de Movilidad de la Intendencia fue llamada a sala por la oposición en relación con licitaciones de refugios y estacionamientos, pero el convocante faltó a la cita. O sea, hizo una convocatoria especial y el propio edil no fue. Ni tampoco había ni un edil o una edila de partidos de oposición en sala.

    —Poco antes, se generó un enorme revuelo por el pedido de juicio político a la intendenta Cosse. Acusaciones cruzadas. Insultos, agravios de los dos bandos. Cosse grabó especialmente un video (con fuertes influencias en el estilo de Critina Kirchner) para informarnos que era “objeto de una persecución” (https://www.youtube.com/watch?v=MXyxo9uTOmo). Paralelamente, se armó una conferencia de la Mesa Política del FA presidida por Fernando Pereira, quien con su empantanado estilo nos enfatizó de que la Ing. Cosse era víctima de un juego político (https://www.youtube.com/watch?v=36KM57-WnUY). Como resultado de tanto revuelo: la nada. Todo quedó en la nada. Inclusive, luego los propios asesores especialistas de la coalición concluyeron que el pedido de los ediles de la oposición fue “desproporcionado”, es decir, improcedente, sin generar nada positivo.

    —Días después se publicó en la prensa que Cosse fue “la primera mujer electa para presidir la CGLU”. Buscando me enteré de que es una organización radicada en Barcelona que integra una red de gobiernos locales y regionales, y en su agenda (extraído de la propia web de la CGLU) se encuentran asuntos tales como:

    ecología para el futuro,

    el futuro de la biodiversidad,

    el futuro de la resiliencia,

    el futuro de la migración y otros asuntos, todos futuros.

    Un edil blanco entendió relevante reiterar la idea de que la intendenta es mentirosa: nuevamente Cosse estaría mintiendo. Sostenía este improductivo edil que Carolina no es la primera mujer en presidir la CGLU, sino que es la segunda. La primera habría sido la alcaldesa de San Pablo Marta Suplicy en el año 2004. Bizarra discusión dentro de un entorno absurdo.

    —Finalmente hoy vi publicada la noticia IMM hará test de detección de sífilis gratis en explanada para concientizar de la infección.

    Entre un gobierno así y una oposición de este calibre vamos caminando nosotros, quienes vivimos aquí.

    Solo por acudir a asuntos cotidianos podrían dejar la sífilis para una segunda instancia, ahora, hoy, es imperativo que alguien trabaje para que —pasados 40 días de vivir entre pelusas de árboles— finalmente los montevideanos podamos caminar en la ciudad sin enfermarnos de los ojos o de patologías respiratorias. El año pasado las pelusas anduvieron por los aires hasta diciembre. La enorme cantidad de gente que anda en ómnibus sufre muchísimo con las pelusas, los colectivos se inundan de ellas. Pero ahí en las calles hay montañas de pelusas que se siguen acumulando, esperando que el viento las convierta en un arma que afecta y enferma a miles de montevideanos.

    Asimismo, alguna de tantas jerarquías municipales tendrá que hacerse cargo de que Montevideo vuelva a ser una ciudad con niveles de ruido con los que sea razonable convivir. Las alarmas de todo tipo se acumulan: hay de casas, de autos, de entradas de garajes, etc. Vivimos “alarmados”, aunque nadie ya les preste atención. Solo suenan sin parar. Bocinas desmedidas, autos con escapes libres, montados con equipos de audio a volúmenes para dejar tarado a quien va adentro en un solo paseo. Cientos de perros que ladran de forma continua sin que sus dueños hagan nada por interrumpirlos. Barras entonando desafiantes gritos callejeros, reuniones ruidosas en altas horas de la noche que no dejan dormir a los vecinos. Los mecanismos que la IM pone a disposición para denuncias son lamentables, estériles. El denunciante se enfrenta a un mecanismo burocrático que desalienta cualquier denuncia. Hay docenas de ruidos que se juntan y se combinan formando una polución que nos inunda todos los días de la vida.

    En lugar de esos juegos políticos los montevideanos necesitamos gestión, un asunto elemental de respeto a los habitantes y contribuyentes.

    La Intendencia Municipal como institución (gobierno, oposición y funcionarios) es quien debiera empezar por mostrar respeto a los ciudadanos y, entonces, luego, la comunidad de individuos empezar a entender que no hay nada menos independiente que un ser en comunidad, para entonces desarrollar conductas de respeto, desde el profundo entendimiento de que se trata de algo que es de conveniencia de todos. Cuánto mejor sería vivir en una ciudad en la que la empatía estuviera presente. Mejor para todos comunitariamente y para cada uno en su individualidad.

    Con facilidad se puede observar en la ciudad, todos los días y a cualquier hora, la falta de respeto que se ha instalado entre los ciudadanos montevideanos, pero en un escalón más arriba y previo hay una enorme falta de respeto de toda la institución municipal hacia quienes vivimos aquí. Son las autoridades municipales quienes solicitaron previamente el voto para hacer uso y ejercicio del poder de gobernar. Pues bien, ahí han tenido los votos, ahora deben gobernar. Pero para ello se requiere una mejor gestión de la ciudad en lugar de dedicarse a celebrar el conventillo interno de una decadente clase gobernante municipal.

    No hay nada menos independiente que un ciudadano libre. No lo es, precisamente, por estar siempre envuelto en alguna cooperación con los demás ciudadanos. Y de esa cooperación es posible que nazca el bienestar comunitario. Montevideo carece de cooperación y de bienestar comunitario. Corresponde a quienes integran el gobierno municipal empezar a guiarnos por esos caminos. Mientras tanto, les pedimos que demuestren más compromiso y resultados al gestionar nuestra querida ciudad.

    Erico Buela

    Cartas al director
    2022-10-26T23:20:02