El episodio de Irene Moreira tensionó la interna de Cabildo, dejó “heridas” y la idea de crear otra “facción” partidaria

REDACCIÓN  

El viernes 5 por la tarde Guido Manini Ríos estaba convencido de que Cabildo Abierto debía abandonar la coalición de gobierno. El detonante había sido la decisión del presidente Luis Lacalle Pou de pedirle la renuncia a la entonces ministra de Vivienda, Irene Moreira, por la entrega directa de un apartamento a una militante de su partido. Para el ex comandante en jefe del Ejército, desde la Torre Ejecutiva estaban tomándose la revancha por la dura negociación en torno a la reforma jubilatoria.

Esta nota es exclusiva para suscriptores de BÚSQUEDA y GALERÍA
Elegí tu plan y suscribite

Suscribite

¿Ya sos suscriptor? Iniciá sesión

Probá nuestro servicio, registrate y accedé a una nota gratuita por semana.