• Cotizaciones
    miércoles 05 de junio de 2024

    El presupuesto de la Universidad de la República

    Sr. Director:

    Remito la presente misiva con referencia a la columna semanal de Ignacio De Posadas publicada en la sección Cartas al director. Concretamente, me refiero a la nota titulada Aclarando los tantos, de fecha 13 de octubre de 2022.

    En ella, su remitente realiza consideraciones acerca del presupuesto de la Universidad de la República (Udelar) en esta última Rendición de Cuentas. No es mi intención controvertir las opiniones del columnista.

    En la nota de referencia, su autor sostiene “Que la plata otorgada a la universidad no va a parar a los pobres es indubitable…”. Como egresado de dicha casa de estudios entiendo que es justo hacer ciertas puntualizaciones al respecto.

    Los datos arrojados por la Síntesis Estadística de la Universidad de la República1 indican que la aseveración del autor de la nota de referencia dista de ser absoluta. En la página 23 de dicho documento, cuya lectura recomiendo, surgen dos datos de suma relevancia:

    — el 55% de los estudiantes que ingresó a la Udelar en 2020 es la primera generación de su familia en acceder a la educación terciaria;

    — en 2020 el 18% de los estudiantes percibía o había percibido en el pasado la beca del Fondo de Solidaridad. Si bien no son la mayoría, tampoco constituyen un número despreciable.

    La Universidad, en este sentido, iguala para arriba, algo que desgraciadamente es cada vez menos frecuente en el mundo en el que nos toca vivir. El 55% de los alumnos que ingresaron a la Udelar en 2020 seguramente tengan oportunidades que sus padres no tuvieron. La educación es la principal vía para concretar la cada vez más difícil e infrecuente movilidad social ascendente.

    Al sostener que la Universidad no llega a los más pobres, el columnista deja de lado uno de los pilares de nuestra casa de estudios: la extensión. El Consultorio Jurídico de Facultad de Derecho, parte fundamental de la formación académica de todos los abogados que de allí egresamos, atiende miles de casos por año y sus clientes son los más desamparados. Estudiantes supervisados por sus profesores hacen sus primeras armas en el foro con pasión y dedicación, tramitando acciones de amparo por medicamentos de alto costo, defensas en procesos de desalojo, procesos de familia, demandas laborales, jubilaciones, procedimientos administrativos y un enorme etcétera que ahora incluye asistencia a víctimas en el proceso penal. No dudo de que en sus años de estudiante el Dr. De Posadas haya atendido a sus consultantes con dedicación, compromiso y calidad, como lo hizo la inmensa mayoría de los egresados de nuestra querida Facultad de Derecho.

    Del mismo modo, estoy seguro de que egresados de otras facultades podrán aportar ejemplos en los cuales los más desfavorecidos reciben servicios de primera calidad de manos de estudiantes y docentes.

    La cuestión no es si la Universidad es para los ricos o para los pobres, sino que es para los dos. La Universidad es de la República y la República es de todos. El gasto en educación pública también tiene fundamento en la integración social, que es un patrimonio intangible y de difícil cuantificación.

    Por todo lo expuesto, entiendo que los beneficiarios de la Universidad no son solamente los “integrantes económicamente mejor posicionados de buena parte de la sociedad”. En la misma casa de estudios coexisten en pie de igualdad personas de diferentes rincones del país y de diferentes contextos socioeconómicos y culturales ayudando a construir el tejido social de esta República, en la que orgullosamente decimos que “Naides es más que naides”. La Universidad de la República es uno de los factores que llevan esta expresión del dicho al hecho, aun cuando todavía queda mucho camino por andar en este sentido.

    Fernando Alberto Mazzoni Abdala

    CI 4.489.405-5

    Egresado de la Facultad de Derecho de la Universidad de la República

    (1) https://planeamiento.udelar.edu.uy/publicacion_generica/sintesis-estadistica-diciembre-2021/.

    Cartas al director
    2022-10-19T21:17:00