• Cotizaciones
    lunes 22 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    El progreso de la genética ganadera uruguaya genera mayores beneficios económicos

    Como cada setiembre, algunos de los mejores ejemplares de razas de bovinos y de ovinos, entre otros animales, desfilarán por el ruedo del predio de la Asociación Rural (ARU), ubicado en el barrio montevideano del Prado, donde se realizará entre el miércoles 7 y el domingo 18 la 111ª Exposición Internacional de Ganadería y Muestra Agro Industrial y Comercial.

    Para los cabañeros la posibilidad de recibir algunos galardones en ese evento depende en gran medida del resultado de años de inversión y trabajo en la mejora genética de sus animales. Y en los últimos años hubo varios avances en ese sentido mediante distintas iniciativas impulsadas entre instituciones públicas y privadas, que incluso trascienden las fronteras del rodeo uruguayo.

    Los productores apuestan a aumentar el valor genético de los vacunos producidos en Uruguay, principalmente en las razas más difundidas en el stock ganadero local, como Hereford, Aberdeen Angus y Braford. Algo similar ocurre con las razas ovejeras Corriedale, Merilin, Merino Australiano, Ideal, Texel, entre otras, que entusiasman a los cabañeros e investigadores en cuanto a los beneficios económicos que pueden generar las características genéticas identificadas.

    Eso se logra en función de las Diferencias Esperadas de Progenie (DEP) o EPD (por su sigla en inglés), que son una predicción del mayor o menor desempeño medio esperado de los futuros hijos de un reproductor respecto a otro, también presente en la misma evaluación genética poblacional, según informes del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA).

    Los estudios indican que algunas de las características medidas corresponden al peso al nacer, la habilidad lechera, peso al destete, peso a los 15 y 18 meses, circunferencia escrotal, área de ojo de bife y espesor de la grasa subcutánea. Varios de esos aspectos, además de las características visuales, son considerados por los integrantes del jurado a la hora de decidir qué ejemplar recibirá la cucarda de premiación en el ruedo de la Rural del Prado.

    Uno de los recientes avances en ese sentido se vincula a la eficiencia de conversión del animal respecto al alimento que consumen los bovinos, mediante estudios realizados en el marco de un proyecto entre la Sociedad de Criadores de Hereford, el INIA, el Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable, el Ministerio de Ganadería, la ARU y el Instituto Nacional de Carnes.

    Es que el costo de alimentación es uno de los factores más importantes en la producción de carne bovina, que representa entre el 65% y 70% de la estructura de costos de producción, conforme al INIA.

    Ese organismo público destaca que el disponer de EPD para eficiencia de conversión permitirá la selección de animales mejoradores y así, por medio del “progreso genético en esta característica contribuir a un mayor beneficio económico por reducción de la cantidad de alimento que se necesita por unidad de producto” obtenido.

    La eficiencia de conversión “también está asociada con beneficios ambientales”, según la investigación.

    En Uruguay no se cuenta aún con estimaciones directas pero los resultados internacionales señalan que la mejora genética por eficiencia de conversión está asociada con la reducción en las emisiones de gases de efecto invernadero por unidad de producto, indican los investigadores del INIA. Sostienen que eso hace de la selección por eficiencia de conversión de alimento una herramienta que aporta directamente a la intensificación sostenible, al reducir las emisiones por unidad de producto, sin comprometer el desarrollo del sector ni su contribución a la economía uruguaya.

    En febrero de 2014 el proyecto mencionado inició las mediciones de consumo de alimento individual, crecimiento y composición del crecimiento en toritos y novillos que son utilizadas para el cálculo de eficiencia de conversión.

    Se instalaron comederos automáticos para la medición en forma individual en el Campo Experimental de Kiyú, departamento de San José. Desde esa fecha los investigadores han medido la eficiencia de conversión de 390 toritos y 240 novillos de la raza Hereford de 60 cabañas y establecimientos. Esa información junto con la genealogía de los animales han permitido tener hoy el EPD para eficiencia de conversión.

    ADN

    Hereford de Uruguay se sumó a partir de este año a la publicación de EPD genómicos, junto a Estados Unidos, Canadá y Argentina en la Evaluación Genética Panamericana, según un artículo elaborado por los técnicos del INIA. Ese reporte será incluido en el anuario de la Sociedad de Criadores de Hereford, que se presentará en el marco de la Expo Prado.

    El trabajo indica que eso fue posible luego de generar una población de entrenamiento a través del genotipado de 1.228 muestras de ADN (Ácido Desoxirribonucleico) de animales uruguayos que participan en la evaluación genética. De esta forma se ha logrado obtener EPD genómicos para la población de vacunos Hereford de Uruguay.

    Explica que el EPD genómico es un estudio que ha sido calculado utilizando la información proveniente de los registros productivos, la genealogía y la información derivada del genotipado del ADN de los animales.

    La meta es iniciar así la selección genómica a escala nacional para poder capitalizar sus beneficios al permitir obtener una mayor precisión de la estimación del mérito genético, principalmente de animales más jóvenes, y poder acelerar la velocidad de la mejora genética, según los investigadores.

    La Sociedad Criadores de Hereford del Uruguay, la National Beef Cattle Evaluation Consortium (NBCEC), la ARU y el INIA participaron en un proyecto internacional que tuvo por objetivo determinar y obtener una población nacional de padres Hereford, señalan los investigadores del INIA. Informan que esos animales tienen EPD con adecuada precisión para participar en un estudio genómico de asociación a realizarse con animales Hereford de Uruguay y sus pares de EEUU, Canadá y Argentina.

    A partir de esa iniciativa, se genotiparon 1.082 reproductores hembras y machos. La información de estos animales permitió validar las ecuaciones de predicción genómica desarrolladas en el marco de la Evaluación Genética Panamericana, indican.

    Plantean la importancia de la coordinación entre productores y técnicos del INIA para el envío de muestras, lo que permitirá que la información del genotipado se integre a la evaluación genética y que además quede almacenada y respaldada en las bases de datos nacionales para desarrollos futuros. Eso también posibilitará que se guarde una copia de la muestras en el banco de ADN, como parte del reservorio de ADN de la raza.

    Ovinos

    En cuanto a las investigaciones en genética de ovinos, entre 2001 y 2011 se incrementó el número de cabañas que participan de estos estudios de 11 a 86, y el número de nuevos animales evaluados anualmente pasó de 3.740 a 25.259 cabezas incorporadas al sistema en ese período.

    Así lo señala un artículo elaborado por los técnicos Gabriel Ciappesoni, del INIA, y Diego Gimeno y Fernando Coronel, del Secretariado Uruguayo de la Lana.

    Muestra que en ese trabajo se incluyeron características relacionadas con la producción y calidad de carne y lana y reproducción y resistencia a parásitos.

    El total de carneros evaluados genéticamente y con información del flock-testing, que es el método de selección objetiva de los animales, alcanzaría para cubrir el 45% de la demanda anual de la majada nacional.

    La investigación reveló que los animales nacidos de partos únicos presentaron pesos corporales (al destete y a la esquila) y de vellón mayores que los provenientes de partos múltiples y un menor diámetro de la fibra.

    Agro
    2016-09-08T00:00:00