• Cotizaciones
    lunes 17 de junio de 2024

    El regreso del Pato Celeste: quiere ser diputado, “meter una pata en el Mides” y darle dinero al baby fútbol

    La exmascota de la Selección uruguaya de fútbol pretende obtener 5.000 votos en las internas y dice que no se va a “callar” ante el futuro presidente, sea quien sea

    Tres cosas que cualquier observador atento puede advertir rápidamente en este acto electoral de una incipiente lista del Frente Amplio: que sale estruendosa desde los parlantes la música tropical, que hay choripán a demanda y que corren con generosidad los vasos de whisky, las latas de cerveza y los refrescos en vasitos de plástico blanco. Es un cumpleaños. Y si faltaba alguna confirmación de lo festivo, llegan tres tortas a la larga mesa de madera que funcionará también como atril para el discurso político que vendrá después. Las tortas: una con el escudo de Nacional, otra con el escudo de Peñarol, y en el medio una celeste. Pura democracia. La mesa está servida. Y el que mira embelesado todo este despliegue gastronómico y musical en su primer gran evento de campaña es Gustavo Torena, alias el Pato Celeste. Está por caer la noche en este sábado bien otoñal de 27 de abril.

    Torena, el hombre que primero se hizo conocido por meterse dentro de un peluche con forma de pato para convertirse en la mascota no oficial de la Selección uruguaya de fútbol. Torena, el que luego quedaría asociado a oscuros vínculos con el poder. El amigo del expresidente José Mujica. El que aparecía sin falta en el piso 11 de la Torre Ejecutiva con una camiseta de Uruguay para regalar a cada una de las celebridades que visitaban al mandatario durante su gobierno, entre 2010 y 2015. Torena, el Pato Celeste, el que participó en viajes oficiales de Presidencia a España y Venezuela. El que le obsequió una casaca de la Selección autografiada por Diego Forlán a Hugo Chávez. El hombre que tenía negocios en el país caribeño. El que fue procesado sin prisión por violencia privada contra el periodista deportivo Julio Ríos. Torena, el que después fue encarcelado y condenado por usar certificados falsos para viajar al exterior. Torena, “un pobre loco que se gana la vida vendiendo camisas, que es entrador, que se cuela por todos lados, que es un muchacho de barrio”, según lo definió alguna vez el propio Mujica.

    Y ahora Torena quiere ser diputado. Pero antes de la cuestión política, la música. Porque Torena no está solo. Lo acompaña un grupo de “referentes tropicales” que militan su causa. Ahí están Yesty Prieto, Martín Quiroga, Miguel Muniz, Paola Paz y Rolando Paz. Las otras caras famosas de la Lista 906, Espacio Celeste. Una canción cada uno. Arranca Muniz. Suena Lola la coquetera. Le sigue Prieto. Todo un showman. Se arma un trencito en el Club Colonia, en el barrio Bella Vista. El Pato Celeste graba todo con su celular y reparte banderas de papel con el logo del Frente Amplio y gorros del espacio político con el nombre de los artistas. La fiesta es total. Canta Martín Quiroga. Canta Rolando Paz. Canta Paola, su hija. “¡Las muchachas de la 906 tienen huevos!”, arenga su padre al micrófono. Una pausa. Un respiro para salir a fumar al patio y recargar energías. Y ahora sí, el acto político.

    El Pato y “los terrajas”

    Después del baile, una suerte de conferencia para presentar la plataforma política del Espacio Celeste. Los seis referentes se colocan de frente a más de un centenar de personas que los escuchan comiendo empanadas, tomando Crush de naranja, cervezas en lata, vino en caja.

    Algunos de los anfitriones se sientan en la mesa de la conferencia revolviendo los hielos de un vaso de whisky. Antes de empezar a hablar, Torena pide a cada uno de los músicos que hagan una introducción, que digan unas palabras, porque en definitiva son ellos quienes están “poniendo la cara” por él.

    Todos los referentes tropicales destacan las cualidades de Torena, loas al Pato Celeste sin demasiadas menciones a la situación política que vive el Uruguay ni tampoco al Frente Amplio. Hablan de su trabajo con clubes de baby fútbol y en barrios humildes. “Mis amigos me preguntan si tienen que votar al Pato. Me dicen que no lo conocen. ‘No lo conozco al Pato ese, ¿qué lo voy a votar?’. Y yo les digo que me voten a mí. Yo le doy un voto de confianza al Pato y sé que los más necesitados van a salir beneficiados”, resume Quiroga.

    “Los cantantes vamos a estar siempre al lado de él. Es un crack. De una”, agrega. Y Muniz, para no ser menos, asegura que al Pato “le enchufaron alguna cosa por ahí que no fue verdad” y que en cambio “es un tipo muy servicial, bueno y de barrio”.

    Luego habla Paola Paz. Dice que los referentes de la 906 van a tener una suerte de feedback de sus votantes desde el boliche: “La oportunidad de arrimarse a un baile y decirnos: ‘Usted erró’. Pero yo les puedo decir que eso no va a pasar”. Yesty Prieto se encargará de ratificar el concepto: “A nosotros nos encuentran, por ejemplo, en el Club de Anita”.

    “‘Los terrajas’, nos dicen a nosotros, pero también tenemos ideas, sensibilidad”. Yesty dice que es necesario “poner la mano” en el Ministerio de Desarrollo Social (Mides). “Hemos visto las vianditas que mandan y es lamentable”, se queja el cantante.

    Cuando le toca el turno a Torena, plantea sin mucha vuelta su objetivo: llegar a la Cámara de Diputados. Y afirma que va a trabajar en tres ejes: el Mides, el baby fútbol y un hogar de retiro para artistas. También anuncia que donará su sueldo a cinco profesionales, tres escribanos y dos abogados, para que en su despacho ayuden a la gente de barrios más humildes para hacer trámites.

    Torena reitera la intención del grupo de “meter una pata en el Mides”, para que “los referentes barriales, que acá hay una cantidad, ocupen esos cargos, y no Juancito, que es amigo del diputado fulano, del presidente o del ministro de turno”. Llegan los primeros aplausos de la gente. Y Torena se envalentona. “Acá hay gente muy valiosa. ¿A quiénes les voy a preguntar las necesidades del barrio? A ustedes, que andan ahí”. Reclama que el Mides visite los barrios y que no le “vengan con el cuento de las zonas rojas”. Y recuerda que hace 10 años asistió a una reunión de “empleados del Mides” donde se discutía “cuál dieta le iban a dar a los asentamientos”. “¡Denle de comer a la gente! ¡Hay que salir a la calle porque los empleados públicos y la burocracia de este país nos tienen inmersos! Por eso queremos estar en el Mides, para que mañana cuatro, cinco, 10 o 20 referentes ocupen esos cargos y digan la verdad”.

    Torena también quiere “meter una pata en el Ministerio de Deportes” (sic) porque “a los cuadros de baby fútbol, que en Montevideo hay 100 o 105, los están currando”. Su argumento: una “ley” que dice que a estas instituciones les corresponde una partida que no está siendo retribuida. “Los clubes se mantienen vendiendo rifas, tortas fritas y pizzas pero no queremos más eso porque los recursos están”, sostiene. “La obra social que hacen los clubes de baby fútbol no la hace ni el Mides, ni el Ministerio de Deportes ni nadie”. Y se queja: “Se gastan 500 millones de dólares para la ‘caja militar’ y no hay 1 millón de dólares para los clubes de baby fútbol”. “¿No hay un palito verde para el baby fútbol? Vamos a repartir un poco la torta”.

    El Espacio Celeste apoyará la precandidatura de Yamandú Orsi. Torena dice a Búsqueda que fue el propio Orsi el que lo llamó para pedirle su respaldo y que después de eso habló con el sindicalista Richard Read para asesorarse antes del encuentro con el precandidato. Y afirma además que se ha sentido “ninguneado” por Carolina Cosse, de la que aún espera respuesta a un pedido de reunión. “No tengan ninguna duda de que si llegamos al despacho no nos vamos a callar con nadie. Ojalá que gane el Frente Amplio, pero al presidente de turno, si es Yamandú o Carolina, estas mismas palabras se las vamos a decir”.

    Los 5.000 votos

    Tras el acto, arriba la vedette de carnaval Yessy López. Se acerca a saludar a Torena y al resto de los músicos a la vez que se deshace en disculpas por su llegada tarde: ocurrió una desgracia con una mascota de la familia, explica.

    López, Prieto, Torena y otros de los artistas de la Lista 906 comentan el evento en una suerte de camerino del Club Colonia: un sillón, algunas bicicletas viejas, un cochecito de bebé y una televisión de las de antes que transmite desenfocado un partido entre Rentistas y Cooper que no le interesa a nadie. Al lado de la tele, una botella de Johnny Walker rojo en custodia, servido exclusivamente por una persona, que además se ocupa de llamar a Torena o a los músicos cada vez que viene alguien a saludarlos.

    Torena está en modo vaivén. Dice que está haciendo una apuesta fuerte en la campaña y asegura que tiene números auspiciosos. Va y viene para sacarse fotos e invitar a los presentes con torta. Luego se toma un tiempo y explica a Búsqueda que aspira a llegar a unos 5.000 votos, lo que le dará una “fuerza importante” de cara a las elecciones nacionales. Insiste en que alrededor de los clubes de baby fútbol hay un “potencial enorme”. Pero advierte que si saca menos de 2.000 votos, tira la toalla. Y vuelve otra vez al salón a controlar que se reparta el plato principal de la noche: guiso en bandejas de plástico.

    Información Nacional
    2024-05-01T22:03:00