• Cotizaciones
    jueves 18 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    El senador De León, un leal “talón de Aquiles” del vicepresidente

    Un libro sobre Sendic dice que el extitular de Alur tuvo un rol clave en decisiones que investiga la justicia

    El senador Leonardo de León es uno de los pocos dirigentes que todavía sigue junto al vicepresidente Raúl Sendic. Esa lealtad se explica por una amistad de años y una trayectoria política común en la Lista 711, un sector que ahora se desmorona a igual velocidad que la imagen pública de su líder.

    El lazo que los unió en el pasado explica, al menos en parte, que el futuro de ambos también está atado, a juzgar por algunas de las revelaciones incluidas en el libro Sendic. La carrera del hijo pródigo, de las periodistas Patricia Madrid y Viviana Ruggiero.

    De León sería “el talón de Aquiles de Sendic” en algunas decisiones de la petrolera estatal Ancap y de la colateral Alcoholes del Uruguay (Alur) durante los gobiernos del Frente Amplio que hoy son investigadas por la justicia especializada en Crimen Organizado.

    El senador dijo a Búsqueda que sus abogados analizan presentar una denuncia por difamación contra las periodistas. Sendic informó el miércoles en rueda de prensa que estudia seguir ese mismo camino.

    Gerente, director y senador. 

    El actual senador frenteamplista fue el primer gerente general de Alur gracias a “una batalla” que ganó el actual vicepresidente para que su hombre de confianza ocupara un cargo codiciado.

    Desde ese cargo, De León tuvo un papel central en una licitación que abrió Alur para la instalación de una planta de bioetanol en Paysandú, cuyo resultado está siendo investigado en la justicia.

    Las periodistas sostienen en el libro que “el proceso de construcción de la planta generó desconfianzas en Alur” luego de que De León resolvió crear una “oficina paralela” a la sede central de Alur.

    “La oficina de proyecto estaba instalada en Ciudad Vieja, en un reciclaje frente al registro Civil”, y desde allí operaba “una estructura paralela que estaba por fuera de los controles del Estado, pero también de la propia empresa”, dice la publicación.

    La empresa Abengoa ganó la licitación con una oferta de US$ 88 millones, aunque el costo de la obra finalmente trepó a los US$ 147 millones.

    El actual senador deberá responder en calidad de indagado a un cuestionario que le envió la jueza Beatriz Larrieux, ya que prefirió no concurrir a declarar al juzgado. 

    La publicidad. 

    Otro capítulo de la gestión de Sendic que investiga la Justicia a partir de la denuncia que presentaron los partidos de la oposición incluye la contratación por parte de Ancap de la agencia de publicidad La Diez, cuyo titular era Pablo Álvarez.

    Álvarez jugaba al fútbol en la Liga Universitaria junto a De León, quien en un encuentro informal le comentó que Alur quería contratar a una agencia de publicidad.

    La agencia DDB, donde por entonces trabajaba Álvarez, ganó la puja de precios frente a otras empresas y se quedó con la cuenta. Tiempo después Álvarez se fue de la compañía y se llevó consigo a ese cliente para su nueva agencia.

    El compañero de equipo de De León ganó la licitación por la publicidad de Ancap en 2010, en un proceso que fue cuestionado por otras agencias y que es indagado por la Justicia.

    Sendic negó en varias ocasiones que Álvarez hubiera trabajado para la campaña de su sector en las elecciones del 2014 pero el libro dice lo contrario.

    Álvarez “tuvo la responsabilidad de armar los guiones de los spots y delinear la estética que tendrían los avisos de Compromiso Frenteamplista”, algo que “generó controversia en el círculo de militantes más próximos a Sendic”, afirma el libro. “Incluso hubo quienes manifestaron su postura contraria a que el mismo publicista de Ancap le hiciera la campaña al sector político, pero los reclamos no fueron de recibo”, agregaron las autoras.

    Sponsor paraguayo.  

    Las periodistas descubrieron también que una de las empresas que más aportó a la financiación del grupo de Sendic en el último ciclo electoral es propiedad del empresario paraguayo Ricardo Leiva.

    De acuerdo con la información que la lista 711 brindó a la Corte Electoral, la empresa uruguaya Selger SA aportó US$ 37.000 a la campaña. Las autoras ubicaron al “asesor externo” de esa empresa, Gustavo Pérez, quien les dijo que la compañía había dado otros US$ 30.000 que no aparecen en la declaración del grupo político.

    Las periodistas hablaron luego con el propio Leiva para conocer los motivos por los que puso dinero para la campaña de Sendic. El empresario explicó que se dedica a “la importación de materias primas de plástico desde Estados Unidos y Sudáfrica” y que Uruguay es su “puerto logístico”.

    Según Leiva, su aporte fue “para el sistema democrático uruguayo” y que ese es un “compromiso que deberían tener todas las empresas”.

    Avioneta. 

    Durante la gestión de De León, Alur compró una avioneta y construyó una pista de aterrizaje en el predio que tiene en Bella Unión (Artigas). Esa aeronave fue utilizada 215 veces para diversos viajes, algunos polémicos como el que trajo al entonces viceministro Axel Kicillof de Buenos Aires (cuatro viajes porque la avioneta salía de Montevideo) a una actividad de Uruguay 2030, el think tank del grupo político de Sendic, con dinero estatal. 

    El vínculo entre De León y Álvarez no fue el único que desató polémica. En 2006, el titular de Alur contrató al productor musical Rubén Yizmeyián, a quien conocía de hacía años.

    Yizmeyián fue acusado en la interna de la empresa de ayudar a un proveedor amigo de De León a eludir un reclamo judicial en al menos tres ocasiones. Poco después dejó el cargo acusado de recibir coimas.

    Información Nacional
    2017-06-29T00:00:00