• Cotizaciones
    miércoles 05 de junio de 2024

    En discusión tensa, el Partido Nacional rechazó readmitir a dirigente condenado por delito sexual contra un menor

    El senador y precandidato blanco Jorge Gandini pidió darle “una segunda oportunidad”, mientras el presidente del directorio, Pablo Iturralde, amenazó con renunciar si se votaba su readmisión

    Fue una sesión especialmente tensa. Al punto que el presidente del Directorio del Partido Nacional, Pablo Iturralde, amenazó con renunciar. Con abandonar su cargo. Había dos posiciones claramente contrapuestas. De un lado, los más jóvenes del directorio. Del otro, la guardia más veterana. Para unos, el planteo era inadmisible, no había dos lecturas. Para otros, se trataba de dar “segundas oportunidades”.

    En la primera reunión de abril, el Directorio del Partido Nacional tenía en su agenda del día definir si aceptaba el pedido de reafiliación del exalcalde de Dolores Juan Andrés Oronoz, condenado en marzo de 2021 por un delito sexual contra un menor de edad. Aunque en su momento renunció al partido y a su cargo de alcalde, hoy, cumplida su pena, aspiraba ser readmitido e incluso planeaba volver a postularse a la alcaldía.

    El planteo lo hizo el senador Jorge Gandini. El precandidato wilsonista argumentó a favor de readmitirlo en el partido. Dijo que creía en las “segundas oportunidades”, que ya había cumplido su sentencia y que se le debía conceder la posibilidad de reinsertarse en la sociedad. “Argumenté la segunda oportunidad para quien cumplió su pena, pero la amplia mayoría opinó diferente. Punto”, dijo el senador y precandidato blanco a Búsqueda. Gandini aclaró que “no conoce” a Oronoz y que “no tiene idea” sobre sus aspiraciones políticas, ante la especulación entre algunos miembros del directorio de que el exalcalde planeaba apoyar su precandidatura.

    Hubo otras voces a favor del exalcalde. Graciela Guido, veterana feminista y fundadora de la Red de Mujeres Políticas del Centro de estudios Josefa Oribe, también votó para reincorporarlo a las filas nacionalistas. Al igual que la edil de Treinta y Tres, María Eugenia Elso.

    Otros mostraron dudas. Según informaron fuentes del directorio a Búsqueda, el senador Carlos Camy y el viceministro de Ambiente, Gerardo Amarilla, propusieron que el asunto se trasladara a la Comisión de Ética del Partido Nacional, para que elaborara un informe que ayudara al directorio a resolver.

    Sin embargo, para otros miembros del directorio, el asunto no admitía dos lecturas. Era un rotundo no. Más allá de lo jurídico, de que había cumplido su pena, había una cuestión ética. Una cuestión de principios.

    Esa fue la posición que defendió Santiago Gutiérrez Silva, dirigente del sector Por la Patria, de Gandini. Se opuso al planteo de su líder. Gutiérrez Silva dijo a Búsqueda que “hay delitos y delitos” y este “no admitía dudas” sobre de qué lado pararse en la discusión. “Era demasiado tenebroso el caso como para votar a favor de su readmisión”.

    También argumentó en contra Fernanda Sfeir, del sector Futuro Nacional, liderado por la vicepresidenta Beatriz Argimón. Al igual que los dos representantes de la Juventud Agustín Balcarcel y Gervasio Aznárez, y el edil de Flores Joaquín Bordón. Todos ellos menores de 30 años. Se opusieron además Raúl Giuria y Macarena Rubio. Fuentes del directorio dijeron a Búsqueda que quedó claro que existe una brecha generacional en cómo se abordan y juzgan estos temas.

    Consultada por Búsqueda, Sfeir confirmó su negativa a readmitir al exalcalde. “No cualquiera puede representar al partido. Tenemos valores y principios. No queremos este tipo de representantes”, argumentó. “No significa que esta persona no pueda tener una segunda oportunidad para reinsertarse en la sociedad, en otros ámbitos. Pero otro tema es que pueda representar los valores y principios del partido”, afirmó una de las representantes de la generación joven del Partido Nacional.

    La amenaza de Iturralde

    Según pudo saber Búsqueda, Iturralde fue uno de los dirigentes que estuvo más encima de esta discusión, con la intención clara de desactivar cualquier intento de readmisión de Oronoz. Distintas fuentes blancas contaron que procuró que el asunto no trascendiera y que llegó al punto de plantear su renuncia si la votación salía a favor del exalcalde. “Hasta acá llego, si esto se vota, me voy. No quiero estar en un partido que admita estas cosas”, les dijo a algunos de sus compañeros de directorio. Consultado por Búsqueda, Iturralde declinó hacer declaraciones sobre el tema. Para muchos de los dirigentes que se opusieron al regreso de Oronoz al partido, sobrevolaba el caso del exsenador blanco Gustavo Penadés, en prisión y acusado por múltiples delitos sexuales contra menores de edad.

    “Si la decisión era favorable, podía sentar un antecedente complicado”, explicó una fuente, que enfatizó la mala señal que hubiera dado el partido cuando aún carga con el fantasma de lo sucedido con uno de sus principales dirigentes. “Si cuando cierre la causa, Penadés pide volver al partido, ¿lo vas a admitir?”.

    Oronoz fue denunciado en 2021 por el padre de un menor, a quien había contactado a través de WhatsApp para obtener fotografías de contenido sexual, según informó en su momento la fiscal del caso, Victoria Sigona. El medio Agesor, de Soriano, informó que los padres del menor dijeron que el entonces alcalde tenía un estrecho vínculo con la familia, principalmente con la víctima y su hermano, a quienes les cubría gastos de estudios. Oronoz fue condenado a seis meses de prisión efectiva y seis meses de libertad vigilada con arresto nocturno. La Justicia también lo obligó a una reparación patrimonial a la víctima.

    Información Nacional
    2024-05-02T00:39:00