Esperando el negativo

6 minutos Comentar

Nº 2126 - 10 al 16 de Junio de 2021

escribe Javier Alfonso

Para el asesor presidencial Nicolás Martinelli, principal organizador del denominado “Pase Responsable”, realizado el sábado 5, “la prueba fue exitosa”. El ensayo consistió en una función del Ballet Nacional del Sodre en la sala Hugo Balzo, en la que tanto el público como los artistas y funcionarios debieron pasar un test de antígenos para acceder al auditorio. El tope máximo de invitados era de 120 y acudieron 95. Con los artistas y funcionarios, se testeó a unas 180 personas. Todos negativos.

Al ingresar al auditorio, los espectadores fueron conducidos a un sector del hall donde se les hizo el test; luego debieron aguardar sentados en sillas separadas. El resultado de cada test fue cargado en un código QR que el espectador, celular en mano, debió presentar en la puerta de la sala. Todo el proceso, según detalló Martinelli a Búsqueda, no superó los 15 minutos.

“El objetivo, como todo ensayo, era probar la herramienta, que el software que procesa la información funcionara bien, y que el tiempo entre el testeo y el ingreso fuera el menor posible”, dijo el asesor. “Fue muy positivo, y obviamente eso nos genera expectativas de poder avanzar en otro plan piloto, con otras características”, manifestó. Y agregó que en la práctica, el público se podrá realizar el test en un “punto de cuidado”, que se instalará en farmacias, mutualistas, laboratorios y emergencias móviles.

En las jornadas posteriores, varios colectivos de productores como Uruguay Es Música (UEM) manifestaron su disconformidad con la modalidad del ensayo y por no haber sido consultados para su implementación. La cantante y productora cultural Lea Bensasson, manifestó en las redes su rechazo al Pase Responsable: “Qué incómodo es el nombre que le ponen al pase. No creo que sea irresponsable quien no esté de acuerdo con él”. Y agregó: “Su costo nunca debería recaer en el público, ni en el productor, el artista o la sala. Creo en una reactivación de los espectáculos para todas las personas: las ya vacunadas, las inmunizadas por haber cursado la enfermedad, y las no vacunadas realizándose un test de antígenos”. Y reclamó: “Mientras se trabaja en el pase, es primordial que se genere la apertura inmediata de las salas con aforos vigentes. Que nos dejen volver a trabajar, con el compromiso de siempre en el cumplimiento estricto de protocolos. Es hora de un trato ecuánime, que se respete nuestra actividad, como tantos otros sectores que pueden estar abiertos”.

Martinelli definió el Pase Responsable como “una herramienta flexible” y subrayó que no está en los planes de Presidencia que sea obligatorio. Dijo que se podrá usar para cualquier tipo de actividad, “con el objetivo de abrirla con el menor riesgo posible”. Precisó que “no distingue si es público o privado, si es deporte, cultural o un evento al aire libre”. Agregó que la idea era presentarla y que la decisión definitiva sobre si se usa o no la tomará el gobierno.

“Es un instrumento más que se pone al servicio de abrir actividades con poco riesgo. Además, están los protocolos que el año pasado habilitó el Ministerio de Salud Pública (MSP), que en su mayoría permiten un aforo del 30%. Algunas actividades han vuelto con esos protocolos. Si querés ir por encima de ese aforo mínimo podrás pasar a esta herramienta y, quizá, aumentar el aforo, porque otorga más garantías de seguridad”.

Este viernes 11 el equipo completo de Pase Responsable —Presidencia de la República, MEC, MSP, Sodre y Agesic (Agencia de Gobierno Electrónico y Sociedad de la Información y del Conocimiento)— mantendrá una reunión de evaluación de todos los rubros del ensayo, entre ellos el funcionamiento del software utilizado y el tiempo insumido en el proceso.

Entre las críticas al mecanismo realizadas por los colectivos de productores, estuvo el tema económico: entienden que si el público o los promotores deben costear el test, muchas producciones se caen, se vuelven inviables, sobre todo las de pequeño porte.

Martinelli aclaró que el tema de la financiación aún no está resuelto. “Todo está arriba de la mesa. Habrá que ver. Esto es un plan piloto”.

Los productores de artes escénicas (música, teatro, danza) plantean que no existe el mismo riesgo sanitario en una función donde el público está sentado, mirando hacia adelante, con tapabocas y sin hablar ni interactuar, que en otro tipo de actividades con más interacción social. UEM insiste en el “cero brote en las salas durante 2020” y en que “la cultura es segura”, y sostienen que los protocolos existentes ya son suficientes.

Consultado sobre estas objeciones, Martinelli explicó que el Pase Responsable “permitirá ponderar el riesgo de la actividad”. Como una especie de algoritmo, los productores llenarán un cuestionario y podrán saber si su actividad es de riesgo muy alto, alto, moderado o bajo. “Capaz que un evento me cae en ‘alto riesgo’ porque tiene canto o porque viene gente del exterior, porque implica movimiento interdepartamental, porque voy a vender alcohol o porque hay más de 200 personas. Pero si a ese evento le saco que venga gente del exterior y la venta de alcohol y pongo a la gente separada y con tapaboca, ya me cae en otra categoría diferente”.

Y agregó: “Con la realización del test en una sala se buscaba también dar una señal para la cultura, que está muy golpeada. Yo no te puedo decir si la sala está segura o no con el viejo sistema. Eso lo determina el MSP. De todos modos, si el MSP lo aprueba, pueden volver con el protocolo y trabajar con el aforo permitido. Y habrá otros que quieran tener más aforo, y para eso tenés que virar hacia el Pase Responsable”.

El asesor también respondió a quienes criticaron que se testee incluso a los vacunados. “Si vas a permitir que a tu evento vayan personas vacunadas y no vacunadas, tenés que testear a todos. ¿Por qué? Porque así se protege a los no vacunados. Lo explicaron los técnicos del MSP: si bien el inmunizado tiene menos riesgo de caer en CTI, tiene riesgo de transmitir. Ahora, el derecho de admisión de quien organiza el evento, permite limitar tu producción solo a personas vacunadas, luego de los 15 días de la segunda dosis. Y ahí no vas a necesitar test de antígeno. Pero si querés que vayan los dos, tenés que cuidar a los dos”.

Vida Cultural
2021-06-09T23:23:00