Exigen reapertura de Fondos de Incentivo Cultural

4 minutos Comentar

Nº 2093 - 15 al 21 de Octubre de 2020

escriben Silvana Tanzi y Javier Alfonso

La Cámara de Empresas y Agentes Culturales del Uruguay (Ceacu) responsabilizó al gobierno anterior y al actual por la paralización de los Fondos de Incentivo Cultural (FIC) y la actual clausura del espacio fiscal que financia esta herramienta de mecenazgo empresarial para proyectos culturales. Diego Barnabé y Mario Varela, dos de los productores nucleados en la Ceacu, creada hace un año, manifestaron a Búsqueda estar seguros de que hubo y hay desidia en ambas administraciones: una por cerrar el sistema y la otra por no abrirlo, tal como indica la ley que los regula.

Esta semana ambos gestores se reunieron con la directora nacional de Cultura, Mariana Wainstein, y según manifestaron no hubo avances: “Hasta el día de hoy la DNC no nos ha sabido explicar sobre las razones del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) para abrir o no abrir el espacio fiscal. No sabemos si piensan que este no es un tema importante y no merece atención, o si no lo quieren abrir este año y después vemos o si esto está atado a la investigación administrativa y ahora judicial”.

Barnabé alude al expediente iniciado a fines del año pasado por irregularidades administrativas y el faltante de 7 millones de pesos en las cuentas del consejo que administraba los FIC hasta su suspensión. La investigación derivó en una denuncia penal en Fiscalía contra las autoridades entonces responsables y en el sumario de tres funcionarios.

El director de Música de la Tierra agregó: “En el otoño Wainstein nos dijo que la apertura era inminente. Esta administración no quiere que los fondos sean administrados por el MEC, a raíz de lo sucedido. La DNC quiere que los administre la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND). En mayo solo faltaba que se aprobara el convenio con la CND, y meses después esa situación sigue en el mismo punto que un año atrás, pero peor porque pasó más tiempo. Llevamos un año sin espacio fiscal y más de dos años y medio sin llamados a nuevos proyectos”.

Mario Varela fue aún más tajante: “Hay un problema grave, de raíz: en el MEF y en el MEC hay un desconocimiento profundo de la norma vigente, con la única excepción de Wainstein, que trabajó en la creación de los fondos hace 11 años. Más allá de que no es culpa de esta administración, sino de la pasada, es increíble cómo ante una investigación se opta por congelar la herramienta y paralizar toda la actividad que esta genera. Estamos hablando de 190 proyectos seleccionados en 2018, de los cuales había 76 en marcha, con contratos firmados. ¡Y queda todo parado! Acá hay responsabilidad y lavado de manos de las dos administraciones: la saliente y la entrante. Si bien sabemos que Wainstein tiene una actitud proactiva, nos da la sensación de que no encuentra eco en su propio ministerio y menos en el MEF, que desconoce el tema, está clarísimo que no le interesa la herramienta y que hasta la ve como una molestia. Pero hay un mandato legal para este espacio fiscal. Los responsables son el exministro Danilo Astori y la actual ministra, Azucena Arbeleche, que sigue sin habilitarlo”.

Para Barnabé, “por más que con la pandemia se implementaron medidas paliativas para la cultura, el sistema político en su conjunto no percibe las consecuencias del cierre de los FIC ni lo que implica ser un sector parado. Los gestores culturales desarrollamos proyectos que tienen un fuerte derrame en sectores de la creación, gastronomía, imprentas, iluminación, sonido, turismo. Porque los festivales, ciclos de conciertos y publicaciones que estaban en marcha no pueden ejecutarse y quienes tienen nuevos proyectos armados no los pueden presentar. La herramienta está paralizada, a tal punto que sabemos que hay empresas dispuestas a aportar dinero en proyectos y que tampoco pueden hacerlo”.

Varela explicó que la Ceacu ofreció ayuda al MEC para la tarea de ordenar las cuentas en los FIC. “Es algo que claramente no va a hacer la Fiscalía, y nosotros, que estamos acostumbrados a administrar dineros mucho mayores, sabemos que las cuentas son matemáticas y exactas. Hay que ponerse a trabajar. Sin embargo, no hay voluntad política de hacerlo, porque sirve que haya nebulosa y sirve que no se investigue porque con eso estamos haciendo política con la cultura, en contra del gobierno anterior, y por otro lado sirve para ganar tiempo y seguir sin habilitar el espacio fiscal”.

Vida Cultural
2020-10-15T00:29:00