• Cotizaciones
    jueves 13 de junio de 2024

    Exposiciones y hundimientos

    Sr. Director:

    Remontarse a las coplas de Manrique en 1476 para preguntarse qué fue de tanta invención como truxeron los galanes antepasados es casi un cliché, que a los ojos de hoy era mejor lo de antes.

    Pero cuando llegas saltando a Montevideo por la Ruta 1 —con cartelería de advertencias— y cuando explotan los edificios y se hunden los puentes, no está de más cuestionarse un poco.?Cómo sería que la explicación del hundimiento por el agua salada no afecta el puente viejo a pocos metros, o por qué no se hunde la carretera vieja —que no necesita semejante cartelería de advertencias—.

    En este país nos creemos revivos, que somos todos hijos de inmigrantes que sudaron la camiseta pariendo a su hijo el dotor. Que apenas hasta la generación anterior construíamos puentes que no se hunden, o represas reconocidas como hito de la ingeniería mundial, que somos relaicos y felizmente no tenemos un papa uruguayo pero tenemos una iglesia reconocida como patrimonio Unesco mundial de la humanidad por su diseño de ingeniería, o que desarrollamos nuestra red de telex y datos (sí, parece la prehistoria, pero se hizo en Uruguay para Antel) y por supuesto que la garra charrúa (?) nos marca desde el remoto maracanazo hasta todos los premio Octavio Paz, Reina Sofía y premio Cervantes de la muy vigente y presente a sus 98 an~os Ida Vitale y Cristina Peri Rossi a sus 80.

    Estos días una periodista rastreó hasta una colección privada en China, un óleo de mi abuela Amalia Polleri (huelga textil en el Cerro, 1954), cuyo compromiso social me dejo´ una marca indeleble, un compromiso que siento muy difícil de igualar, pero que me impulsa a cuestionarme como responsable también de las carreteras y puentes que se hunden hoy a mi alrededor.

    Qué decirles, me siento en deuda con todos estos galanes e invenciones que nos truxeron un confortable estado de bienestar y de holgura.?Será que seguiremos asombrándonos con explosiones y hundimientos, o será que empezaremos a sentirnos más comprometidos y responsables de generar desde estas generaciones algo más que hundimientos y paramentos, bordaduras y cimeras.

    Por favor, pongámonos las pilas, dejemos en nuestro legado algo más que verduras de las eras.

    Irene Pazos

    CI 1.736.292-2

    Cartas al director
    2022-10-19T21:17:45