Gobierno apuesta a campaña de concientización por temor a que la población “afloje” cuidados con el inicio de la vacunación

El GACH desaconsejó el uso de una “tarjeta verde” que habilite el acceso a actividades para los vacunados, como en Israel; los vacunatorios pretenden utilizar dosis de Pfizer de quienes falten a la cita para el personal de salud nocturno

6 minutos Comentar

Nº 2112 - 24 de Febrero al 2 de Marzo de 2021

Si bien Uruguay es el último país de la región en obtener vacunas, el gobierno estima que recibirá dos millones de dosis en marzo y podrá vacunar a 30.000 personas al día. Por eso, el presidente, Luis Lacalle Pou, tiene la “tranquilidad” de que podrá avanzar a un ritmo “veloz”, dijeron fuentes de la Torre Ejecutiva a Búsqueda.

En el Ministerio de Salud Pública (MSP), prevén que la agenda de coordinación sea “práctica” y eficiente para que cada ciudadano se mueva “lo menos posible”. No interesa en qué mutualista u hospital se atienda: lo importante es que en la vacunación se reduzca el tiempo de traslado y se eviten encuentros que provoquen un efecto contrario al deseado. En todo el país, ya hay 95 centros de vacunación (la mitad en Montevideo y la otra en el interior) con jeringas, alcohol en gel, tapabocas, equipos protectores y las sillas necesarias para recibir a los voluntarios en la sala de espera. Este viernes se abrirá la agenda web, el WhatsApp y la aplicación Coronavirus Uy para que docentes, militares, policías, bomberos y personal del INAU menores de 60 años puedan anotarse de forma electrónica.

Mientras se coordinan las primeras fechas, un equipo bajo la supervisión de los responsables de la logística trasladarán al menos 400 dosis de Sinovac para inyectar al personal que se ocupará de las vacunaciones (en su mayoría enfermeros y auxiliares) antes del lunes. La experiencia de este fin de semana servirá para analizar cómo funciona el sistema y cómo reacciona este sector de la población —sano y joven— a las dosis. Sin embargo, las autoridades sanitarias saben que los resultados de la inmunización no serán inmediatos.

La experiencia internacional indica que esta vacuna suele generar anticuerpos dos semanas después de la segunda dosis. Eso hace que pase al menos un mes entre que alguien se vacune y pueda estar inmunizado. Y refuerza la necesidad del gobierno de advertir a la población que no debe “bajar la guardia”, señalaron fuentes de Presidencia. Si bien el presidente, Luis Lacalle Pou, ha repetido que la vacunación es “el comienzo del fin”, en la Torre Ejecutiva temen que la llegada de las vacunas genere una “confusión” en la población.

Para evitar que se “baje la guardia”, la vacunación estará acompañada por una campaña de sensibilización enfocada en que la población vaya a los centros, sin que se genere la idea de que el riesgo disminuyó y, como efecto rebote, haya un aumento de casos. La población, repiten en el Ejecutivo y el MSP, debe entender que es “necesario” seguir usando medidas no farmacológicas, como el tapabocas, el alcohol en gel y la distancia física.

El miedo por el posible afloje y la pérdida de cuidados fue advertido por expertos del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH), que prevén un aumento de casos en marzo por el regreso de los veraneantes y el comienzo de las clases. Los científicos dijeron que hay un “riesgo importante” de que aumente el número de casos de Covid por lo que hay que difundir “mensajes claros”, señalaron fuentes del gobierno a Búsqueda.

Para evitar “confusiones”, el GACH recomendó que no se disponga de una “tarjeta verde” para incentivar la vacunación y habilitar a los que ya han pasado por los centros a participar en actividades culturales, como ocurrió en Israel. Los asesores consideran que no se debe crear la idea de que la vacunación libera “totalmente” la posibilidad de transmisión de la enfermedad, agregaron las fuentes informantes.

Carga de las primeras vacunas para Uruguay provenientes de China. Foto: Susana Troude Lescout, Presidencia de la República

Logística

La primera tanda de las dos millones de vacunas Pfizer aterrizará el 8 de marzo en un vuelo con 460.000 dosis. Con su llegada, el MSP prevé inmunizar al personal de salud y a los ancianos institucionalizados. Ellos recibirán las vacunas en sus hogares y no tendrán que salir; la segunda dosis será 21 días después.

Pero sí sabe que la logística de las primeras dos vacunas —que convivirán en los centros de vacunación— son distintas. A diferencia de la Sinovac, que se mantiene entre dos y ocho grados, la Pfizer debe almacenarse en ultrafreezers a -70 grados. Eso se hará en la Terminal de Cargas del Uruguay. Estas dosis saldrán en contenedores y serán llevados por tierra o aire en una cadena de frío menor para mantenerse durante cinco días.

El MSP prevé que a departamentos como Artigas o Rocha, por ejemplo, solo se envíen dosis que cumplan con la demanda agendada de dos o tres días para “evitar” riesgos, dijeron fuentes sanitarias.

Además, las Pfizer llegarán en envases de seis dosis que deben de ser usadas al abrirlas. Por ese motivo, está pensado que cuando una persona falte a su cita y no se complete con el “set”, se utilice la vacuna “sobrante” para inyectar al personal de salud. “Si pasa con la Sinovac no hay problema porque viene en un envase individual. Pero si faltan personas y queda un envase de Pfizer abierto, las direcciones técnicas van a comunicarle al MSP qué personas trabajan en los turnos nocturnos de la salud para usarlas”, dijo a Búsqueda Carlos Cardoso, vocero de la Coordinadora Nacional de Instituciones de Asistencia Médica Colectiva. “De esa forma garantizás el cuidado en la distribución y la eficiencia”, agregó. “Mantener el control en la distribución y que se vacune quien de verdad lo necesita es lo principal”.

Mientras tanto, con la segunda tanda de 1.558.000 dosis de Sinovac, que llegará el 15 de marzo, se pretende inmunizar a un sector “más amplio” de la población. El gobierno aún no comunicó cuándo llegarán las dosis de AstraZeneca, la vacuna que adquirió a través del fondo Covax de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Comienzo de vacunación en Uruguay. Foto: Pablo La Rosa/ adhocFOTOS

Sobrecarga

En los centros de vacunación (casi) no habrá descanso porque estarán abiertos desde las 8:00 a las 22:00 de lunes a sábado. Esta particularidad despertó preocupación en el colectivo médico que “teme” que el plan sobrecargue al personal de enfermería, que ya “está agotado”, dijeron fuentes del mutualismo y de la Administración de Servicios de Salud del Estado a Búsqueda. “La verdad es que no sobran enfermeros; por eso, en este plan se utilizó más personal del que suele estar capacitado para vacunar”, apuntó Cardoso. En febrero, la Facultad de Enfermería y la OPS presentaron un curso para capacitar a unos 1.800 nuevos interesados.

Información Nacional
2021-02-25T00:07:00