• Cotizaciones
    miércoles 05 de junio de 2024

    Jueces realizan curso de “nuevas funcionalidades” de El Guardián

    La Secretaría Letrada de la Suprema Corte de Justicia emitió una circular, el 15 de mayo, donde informó a los magistrados penales que debían realizar esta semana una capacitación obligatoria sobre las “nuevas funcionalidades” de El Guardián y el Sistema de Administración de Interceptaciones Legales (SAIL).

    La formación para los jueces, de una hora de duración, se realiza a través de la aplicación Zoom, en el marco del convenio que firmó el máximo órgano del Poder Judicial con el Ministerio del Interior, que prevé la realización de cursos de “presentación y actualización” de las herramientas disponibles.

    Desde un inicio la información respecto al sistema de espionaje, que comenzó a funcionar en 2015, forma parte de la que se encuentra clasificada como reservada por la cartera, por tratarse de datos que pueden comprometer la seguridad y la defensa nacional. En ese marco, desde el Ministerio del Interior se remitieron a informar a Búsqueda que la capacitación para los magistrados refiere a una “actualización del sistema” y a “mejoras en los flujos de trabajo”.

    En agosto de 2022 la cartera adquirió la última versión de la plataforma de interceptaciones legales y de inteligencia investigativa, a través de la empresa brasileña Dígitro, denominada Guardián Online, que es una versión superior al Guardián Web, que era utilizada hasta ese momento. Además de interceptaciones, la herramienta permite obtener georreferenciaciones, analizar gran volumen de información y así contribuir con procedimientos de investigación.

    El proceso para activar SAIL implica que el oficial policial eleva una solicitud de interceptación legal al fiscal que lidera la investigación penal, o el propio fiscal puede solicitar la autorización final al juez, quien decide si la medida corresponde o no. Si la aprueba, se emite un aviso a la operadora de telecomunicaciones para que intervenga la línea telefónica de interés o brinde la información solicitada.

    Fuentes judiciales indicaron a Búsqueda que esta herramienta “era muy útil”, pero en la actualidad tiene un uso “muy inferior” a cuando fue adquirida, porque en los últimos ocho años la tecnología vinculada a las comunicaciones cambió y la delincuencia se ha adaptado a las nuevas herramientas disponibles. En ese sentido, hizo referencia a los mensajes que son intercambiados a través de WhatsApp o Telegram y se encuentran cifrados de extremo a extremo, por lo que tienen “protocolos de seguridad más herméticos”.

    Consultado por Búsqueda, el ingeniero en Computación y especialista en Seguridad Informática Gerardo Canedo explicó que esto implica que solo puedan ser leídos en cada una de las “puntas”, es decir del celular que emite el mensaje y el que lo recibe, pero no en el “transporte”. Esto no sucede con los números de empresas, porque se especifica en las políticas de WhatsApp y eso “abre un mecanismo técnico para leerlos”, dijo el experto y agregó que a las conversaciones de los grupos “seguramente” pueda accederse “en tránsito” con las herramientas tecnológicas que lo permitan.

    En el caso de Telegram, el experto indicó que “los mensajes por defecto se guardan en un servidor” y por tanto habría forma de acceder a ellos, a diferencia de que estén cifrados de extremo a extremo, como los “chats secretos” que habilita la aplicación.

    Canedo aseguró que “con la información pública y la que existe en la comunidad de seguridad informática no sería técnicamente posible al día de hoy” interceptar mensajes cifrados de extremo a extremo, de no acceder a uno de los dispositivos móviles. “Eso tendría un valor muy grande y si existe primero lo van a utilizar las agencias grandes de espionaje, como la CIA, antes que tenerlo en un software comercial”, agregó.

    Entre febrero y abril de 2020 el total de interceptaciones gestionadas en SAIL fueron 7.613. De esa cantidad hubo 1.191 intervenciones aprobadas por la Justicia y 64 fueron rechazadas. En el mismo trimestre de 2021, el total de medidas tramitadas fueron 11.107, con 1.317 órdenes judiciales expedidas y 114 solicitudes rechazadas. En tanto, en 2022, la totalidad de interceptaciones fueron 15.251, las aprobadas por un juez 1.370 y las desaprobadas 122.

    Estos datos se desprenden de un pedido de informes que la bancada de senadores del Frente Amplio realizó al Ministerio del Interior en 2021, que fue respondido a mediados del año pasado. La información permite comparar los trimestres y concluir que a pesar de que entre 2020 y 2022 se duplicaron las intervenciones realizadas a través de SAIL, la cantidad de interceptaciones que contaron con una aprobación judicial disminuyeron de 16% a 9%.

    Otro dato que surge de la respuesta de la cartera es que entre noviembre de 2019 y abril de 2022 no hubo interceptaciones de correos electrónicos.

    La empresa que comercializa el Guardián Online informa que el sistema integra datos procedentes de los sistemas operacionales Android e IOS, sitios web y dispositivos móviles, e-mails, agenda, datos de navegación, geolocalización, redes sociales y aplicaciones que posibilitan la “infiltración” en grupos de WhatsApp para “acceder a informaciones vinculadas a actividades criminales”, según un video que explica el uso de la tecnología que se encuentra publicado en YouTube.

    Las fuentes judiciales consultadas por Búsqueda indicaron que las interceptaciones de celulares son utilizados en “casos de gravedad” y que los pedidos realizados por los fiscales —que son quienes dirigen las investigaciones penales— deben estar “justificados”, en el marco de “hechos en apariencia delictivos”, porque implican una “violación de la privacidad muy grande”.

    En ese sentido, señalaron que la herramienta se usa de forma “restringida” para indagatorias complejas, en su mayoría referidas al narcotráfico, secuestros y homicidios. En el caso de celulares incautados, su apertura y el análisis realizado por Policía Científica también debe contar con una autorización judicial.

    La mayoría de las solicitudes que los fiscales envían a los jueces para utilizar SAIL refieren a las categorías “información”, sobre datos del titular, “histórico” sobre el uso que los clientes de telefonía le dan y en tercer lugar están las interceptaciones de dispositivos.

    Información Nacional
    2023-05-24T23:45:00