• Cotizaciones
    miércoles 19 de junio de 2024

    La Patriada, el espacio de Orsi para atraer a blancos y colorados, atraviesa turbulencias internas y sufre bajas

    El novel sector enfrenta problemas organizativos y es acusado de “pescar en la misma pecera” que otros sectores frenteamplistas

    Una de las estrategias detrás de la precandidatura del exintendente canario Yamandú Orsi fue la de construir una puerta de entrada para su postulación que le permita obtener apoyos fuera del Frente Amplio, entre votantes que simpatizan con su figura pero no votan a la fuerza política de izquierda.

    Fue así que en el seno de su precandidatura surgió La Patriada, un movimiento formado principalmente por excolorados y exblancos afines a su gestión como intendente de Canelones. También lo integran dirigentes frenteamplistas que se unieron a la causa como forma de darle contacto al novel sector con el resto de la fuerza política. El espacio también dio margen para exhibir figuras no ligadas al ámbito político, como la del comentarista y relator deportivo Máximo Goñi.

    Pero el novel sector, que había sido protagonista del primer acto de campaña de Orsi en Montevideo, en abril de 2023, enfrenta acusaciones internas y problemas organizativos, y está perdiendo a algunos dirigentes e incluso figuras que participaron de aquel evento un año atrás.

    El peculiar proyecto político de La Patriada está presidido por Javier Gandolfo, exmilitante batllista, y tiene como secretario general al exsanguinettista e integrante del último gobierno de Tabaré Vázquez Alberto Scavarelli.

    Canelones como punto de ebullición

    La gestión y la capacidad negociadora de Orsi en el departamento canario logró seducir a algunos dirigentes blancos y colorados. La Patriada se prestaba entonces como la mejor plataforma para incorporarlos a su proyecto político. Aunque no todos los dirigentes que decidieron cruzar la frontera entre coaliciones tuvieron igual suerte. Mientras algunos se aprestan a encabezar sus listas en las próximas internas, otros volvieron con un perfil bajo a sus viejos cuarteles políticos.

    Entre estos últimos se encuentra quien había sido una de las grandes incorporaciones, nada menos que el entonces presidente de la departamental del Partido Nacional en Canelones, Fernando Bardecio. Según pudo saber Búsqueda, el dirigente abandonó en los últimos meses La Patriada, disconforme con la desorganización del sector. Pese a que pensaba alejarse definitivamente de la política, volvió a acercarse a filas nacionalistas, concretamente a través del Espacio 40, liderado por el senador y exministro de Defensa Javier García.

    Otros, en cambio, se han instalado con éxito en el proyecto. Uno de ellos es Esteban Vieta, actual director de la Unidad Ecuestre de la Intendencia de Canelones. De pasado nacionalista, Vieta asesoró a Laura Raffo en las elecciones departamentales de 2020, según recoge un artículo de El Observador de mayo de 2023, y a la vez fue candidato a alcalde de Sauce, apoyando la postulación a la comuna canaria del senador Amín Niffouri. Antes había integrado filas del Partido de la Gente.

    El sector además buscó debilitar a uno de los principales opositores de la gestión de Orsi, el diputado nacionalista Alfonso Lereté. Así, incorporó a su suplente en la Cámara de Representantes, Marcelo Tesoro, un dirigente que también tuvo pasado colorado y que respondía al senador nacionalista Niffouri. Tesoro tuvo un enfrentamiento con Lereté por una difamación de parte de un correligionario.

    Otra que arribó a las filas de Orsi desde el Partido Nacional fue la concejal suplente de Atlántida Marina Báez, que se sumó desde filas wilsonistas y ahora liderará una de las listas que la agrupación presentará en Canelones, junto con la de Tesoro y la de Vieta. Del Municipio de Atlántida, La Patriada también logró incorporar al concejal nacionalista Daniel López, que no renunció a su cargo pese a incorporarse al espacio.

    Pero La Patriada también sufrió desprendimientos en Canelones. El diputado suplente de Álvaro Dastugue, William Galiano, retornó este año al Partido Nacional luego de un breve pasaje por el espacio, al que se había ido junto con Tesoro. En marzo de 2024, un artículo publicado de El País recogía una declaración de la agrupación de Dastugue, en la que se sostenía que Galiano había reconocido públicamente su “error”, lo que reflejaba “su integridad y su voluntad de enmendar lo sucedido”.

    El abandono del espacio no se limitó a dirigentes provenientes de los partidos tradicionales. El director de Turismo de la comuna, Horacio Yanes, quien venía actuando como una suerte de puente del novel sector con el resto del Frente Amplio, también decidió dar un paso al costado a fines de marzo. El medio local Metropolitano publicó una carta del jerarca y exdiputado en la que admitió que no había encontrado “espacio para aportar y participar”.

    A la par se retiraron de La Patriada el director de Tránsito de la intendencia, Gustavo Mobilio, la edila Solange Martínez, la expresidenta de la Junta Departamental Nora Rodríguez y el exdirector de Cultura Luis Camargo, entre otros. Yanes encabeza un sector departamental llamado Vamos, que ahora apoya a Orsi a través del espacio construido por Plataforma y Magnolia, liderado por el exdirector de OPP Álvaro García y por el exintendente interino de Montevideo Christian di Candia.

    El conflicto con los sectores tradicionales

    Si bien Canelones es uno de los puntales del sector, el desarrollo de La Patriada no está limitado ni al departamento originario de Orsi ni a la zona metropolitana. En Soriano, por ejemplo, incorporó al exedil nacionalista Marco Morosini.

    En Montevideo, el exdiputado y exdirector del Correo Jorge Pozzi, ya escindido del Nuevo Espacio, tomó la bandera del sector, junto con un excompañero de bancada, Javier Salsamendi, otrora dirigente de la extinta Corriente de Acción, Pensamiento y Libertad, que lideraba el fallecido Eleuterio Fernández Huidobro.

    La Patriada también se hizo de aliados fuertes en otras zonas del país, y no siempre a través de exdirigentes blancos o colorados. Por ejemplo, en Treinta y Tres se convirtió como principal referente el exdiputado Sergio Mier, exdirigente de la Liga Federal Frenteamplista, quien defenderá a nivel nacional al sector, junto con quien fuera su suplente y ahora es titular de la banca, Nino Medina.

    En cambio, en otros departamentos el afán de crecimiento de La Patriada ha chocado con otros sectores del Frente Amplio. Fuentes del MPP relataron a Búsqueda que el nuevo espacio ha intentado reclutar dirigentes de sus filas y también de otros sectores políticos tradicionales del Frente Amplio, en alguna ocasión con éxito. Fue el caso, por ejemplo, del edil coloniense Rodolfo Montagna, que había estado en el Partido Comunista.

    Dirigentes del MPP destacaron que a través del Espacio 609 también ha abierto un canal para el ingreso de blancos y colorados, sin tener que ingresar al Frente Amplio, aunque se hace a través de un “acuerdo programático”. Así ocurrió, señalaron, con el actual diputado y exdirigente colorado Mariano Tucci o el exsenador Ruben Martínez Huelmo, que siempre se identificó como nacionalista.

    “El problema de La Patriada es que está adoleciendo de las cuestiones de la urgencia electoral”, dijo una fuente del sector, que sostuvo que en su afán de crecer, el espacio, pensado para traer votos de afuera, termina “pescando en la misma pecera”.

    Pero en La Patriada se defienden de estas acusaciones. “Hemos captado dirigentes de todos lados y siempre dijimos que íbamos a ser blancos, colorados y frentistas. No hemos ido a buscar a los dirigentes, muchos han venido, y no los vamos a echar, por supuesto”, dijo a Búsqueda Pozzi, quien sostuvo que lo que menos ha hecho el sector es “pescar de la misma pecera” si se tiene en cuenta la cantidad de dirigentes de partidos tradicionales que permitió traer.

    De paso, el dirigente respondió los cuestionamientos de aquellos dirigentes que se retiraron de La Patriada, molestos con la “desorganización” del sector. “No podíamos ponernos a armar una organización política y al mismo tiempo enfrentar una interna. Con la precariedad de la situación, enfrentaremos esta instancia y luego, ahí sí, construiremos algo más”. Mier, por su parte, reconoció cierta inexperiencia de Gandolfo en la interna frenteamplista, pero dice solo tener palabras de agradecimiento tanto para él como para Scavarelli, “por haber iniciado y podido sostener y palanquear esto todo el tiempo”.

    Información Nacional
    2024-05-29T22:58:00