• Cotizaciones
    domingo 14 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    La designación de un militante poco experiente baja el perfil a un cargo de alta exposición en el Ministerio del Interior

    “Utilicé el Hospital Policial; no debió suceder. Renuncié”. Hace una semana, Santiago González anunciaba en su cuenta de Twitter los motivos para dejar de ser el director de Convivencia y Seguridad Ciudadana. Su salida abrió la puerta a una función que desde 2015 tomó en el Ministerio del Interior una importancia mucho mayor a la originalmente pensada. En cuanto a relevancia, el director de Convivencia y Seguridad Ciudadana se ubica hoy detrás del ministro y el subsecretario, a la altura del director general de Secretaría.

    Por eso elegir el reemplazante de González fue complicado. El presidente Luis Lacalle Pou y el ministro del Interior, Luis Alberto Heber, analizaron nombres y recibieron propuestas desde distintos sectores y partidos de la coalición. Finalmente, ayer miércoles tomaron una decisión que sorprendió a muchos dirigentes y busca aplacar la entidad de un cargo que ha estado en el centro del debate político.

    El elegido es Matías Terra, un analista en marketing de 28 años nacido en Paysandú y perteneciente a Alianza Nacional que comenzó a militar con Jorge Larrañaga Vidal. En marzo de 2020 ingresó al Ministerio del Interior como secretario del ministro Jorge Larrañaga y desde entonces se mantuvo en la cartera para cumplir funciones similares con Heber y Nicolás Martinelli, director general de Secretaría.

    “Agradezco la confianza. Realizaré la tarea con dedicación y compromiso”, escribió Terra en Twitter, tras cambiar su foto y su perfil y dar una imagen más institucional a su cuenta. La designación fue respaldada públicamente por algunos dirigentes blancos: buena persona, dispuesto al diálogo, joven y conocedor del funcionamiento del ministerio son las fortalezas que le destacaron.

    Son elementos valorados para su nombramiento. González mantuvo en su gestión una fuerte exposición pública, confrontó de manera continua con la oposición y sumó a su tarea responsabilidades que no estaban previstas, por lo cual en el Ministerio del Interior pretenden que a partir de ahora el director de Convivencia y Seguridad Ciudadana esté sujeto a un esquema de trabajo más discreto, limitado y atento al orden jerárquico, dijeron a Búsqueda fuentes del oficialismo. El martes 23 Telemundo había informado que, ante la dificultad para definir un candidato, el gobierno incluso analizó la posibilidad de eliminar el puesto.

    Participación ciudadana

    El director de Convivencia y Seguridad Ciudadana nació legalmente en la Rendición de Cuentas de 2008 como una figura de particular confianza del ministro del Interior. La idea era aumentar la participación ciudadana en el accionar policial a través de un representante al que los vecinos transmitieran los problemas de seguridad pública de sus barrios.

    Al inicio el ámbito de reuniones se dio con las llamadas mesas locales de convivencia e incluso el encargado del área recibió el nombre de coordinador y no de director. Ese puesto lo ocuparon Edgar Bellomo y Miguel Mariño, dos dirigentes frenteamplistas, hasta que en 2015 asumió el sociólogo Gustavo Leal.

    Leal dio otra impronta a la posición gracias a su experiencia en el territorio con organizaciones sociales. Además del intercambio con referentes comunitarios logró entablar contactos con delincuentes y conocer el funcionamiento de las bandas de microtráfico de drogas. Ese backup determinó que en 2018 tomara un rol preponderante en los llamados Operativos Mirador, ideados por Tabaré Vázquez para que el Estado interviniera en zonas altamente complejas como Los Palomares. Leal asumió otro perfil y se volvió un interlocutor común del Ministerio del Interior ante la opinión pública.

    El camino fue seguido desde marzo de 2020 por González, quien a partir de su confianza con Larrañaga agregó atribuciones al cargo. Se ocupó del sistema penitenciario a la par del Instituto Nacional de Rehabilitación y se introdujo en la rutina de jefaturas, zonas operacionales y seccionales para aumentar el control sobre la acción de la policía. Esto le generó desconfianza de mandos policiales y menor acceso al entramado criminal de los barrios que Leal construyó.

    Luego de su renuncia se manejaron varios apellidos para sucederlo: el abogado colorado Andrés Ojeda, Larrañaga Vidal, Santiago Caramés (exasesor en el Ministerio de Desarollo Social) y Andrés Capretti, asesor actual de Heber en el Ministerio del Interior. Desde hace un año Capretti mantiene una tarea parecida a la de González, reuniéndose con vecinos en distintas partes del país; durante el tiempo que el cargo estuvo vacante fue quien lideró los encuentros que estaban agendados para Convivencia y Seguridad Ciudadana.

    En estos días también se barajó un retorno de Erode Ruíz, aunque no necesariamente como director de Convivencia y Seguridad Ciudadana. Ruíz, un policía valorado por Lacalle Pou, renunció a fines de 2020 como jefe policial de Montevideo por diferencias con González, quien se molestó porque se reunió con Leal para interiorizarse sobre ocupaciones ilegales de hogares en la capital.

    Información Nacional
    2023-05-24T22:59:00