• Cotizaciones
    martes 18 de junio de 2024

    Los bancarios y los militares son los que más acumulan servicios de distintas “cajas” al jubilarse

    Además, los hombres son los que más acuden a la “acumulación de servicios” porque tienen una “mayor movilidad entre trabajos” que las mujeres

    Quienes a lo largo de la vida laboral aportaron a diferentes regímenes jubilatorios tienen la opción de acumular los años de cada una de las “cajas” para configurar la causal común de retiro. Para estas situaciones, la normativa prevé que se sumen los años de trabajo y que cada entidad pague según el tiempo que recibió los aportes. Los militares y los empleados del sector bancario son quienes más acuden a esta alternativa, que tiene un uso “creciente”, según un reciente informe del Banco de Previsión Social (BPS).

    Las altas jubilatorias de pasivos que acumulan servicios representan, en promedio, un 2,6% del total de las jubilaciones que se aprueban —“altas”— todos los años. Hay “una tendencia al alza” si se considera el período 2014-2023: en 2014, representaban 1,7% del total, mientras que en el último año del período fueron el 2,9% (unas 855).

    Si las altas por “acumulación” se desagregan según los organismos, los que tienen un “mayor peso” son la Caja de Jubilaciones y Pensiones Bancarias (CJPB), que acumula el 35% de las nuevas jubilaciones, y el Servicio de Retornos y Pensiones de las Fuerzas Armadas —conocido como “caja militar”— el 34%. Los retirados policiales, que pertenecen a la Dirección Nacional de Asistencia y Seguridad Social Policial, representaron el 21% de los jubilados que acumularon servicios en 2023.

    La reforma que tuvo la Caja Bancaria en 2008 incorporó algunos cambios que explican que los trabajadores del sector sean los que más acumulan servicios para calcular la jubilación. La ley sumó a la entidad a los empleados de las financieras, lo que repercutió en que muchas empresas pasaran de aportar a las cajas de Industria y Comercio, en el BPS, a la CJPB. Los asalariados que dividieron sus aportes en las dos entidades deben, por tanto, acumular servicios al momento de jubilarse para obtener una mayor pasividad.

    Los afiliados en la Caja de Profesionales, en tanto, tuvieron un “crecimiento paulatino” en los niveles de acumulación en el período que analizó el estudio del BPS, con la excepción de 2019 y 2022, cuando cayó 9,3% y 29,9%, en comparación a los años anteriores. La acumulación de servicios de la Caja Notarial presentó crecimientos en todos los años excepto en 2017, 2021 y 2022. En 2023, estos dos institutos paraestatales representaron menos de 10% del total.

    En todo el período que el BPS consideró para el informe hubo 7.342 altas jubilatorias con acumulación, entre las que predominan las de los varones (representan tres de cada cuatro altas con acumulación de servicios). “Es clara la preponderancia del uso de esta herramienta por parte del sexo masculino”, dice el análisis, basado en que la distribución de las altas jubilatorias en general es 50% para cada género. Una posible explicación a esta diferencia entre hombres y mujeres es que los primeros suelen tener “una mayor movilidad entre trabajos” que están amparados en las distintas “cajas”.

    La ley establece que no se pueden fraccionar los años cuando corresponden a una “misma afiliación” y exige que el beneficiario “haya cesado en todas las actividades que integran la acumulación al retiro”.

    Economía
    2024-05-15T19:17:00