• Cotizaciones
    lunes 10 de junio de 2024

    Los colorados, los blancos y las reformas

    Sr. Director:

    Las reformas y la matriz del Estado uruguayo

    Esta Carta al Director está motivada por el siguiente título del artículo de Búsqueda de fecha 20 de octubre de 2022: “La matriz del Estado uruguayo surge de los colorados, no es cuestionar a los blancos, sino decir una verdad histórica”.

    Corresponde que haga cuatro aclaraciones previas. En primer lugar, tal vez por mi avanzada edad, estimo que las discusiones sobre el pasado no deben insumir de­masiado tiempo, es más útil discutir sobre los proyectos de futuro. En segundo tér­mino, he aprendido que para discutir con el Dr. Julio María Sanguinetti es necesario tener buenos argumentos. La tercera aclaración es que ni en pensamiento ni acción me comprenden las “generales de la ley”, aunque la Batalla de Carpintería y la de Cagancha se hayan librado en los campos de mis antepasados. Finalmente, en los renglones siguientes expongo algunos datos de la realidad, cuya trascendencia se podrá evaluar de diferente forma pero que, de alguna manera, matizan en manera importante las expresiones del expresidente.

    El primer dato es que fue con votos de integrantes del Partido Nacional que José Batlle y Ordóñez accedió a su primera presidencia. De acuerdo con la Constitución de 1830, la elección del presidente se realizaba en la Asamblea General y se necesitaban 45 votos para ganarla. Para reunir los votos, contó con el respaldo de una parte del Partido Nacional y del sector mayoritario (no todo) del Partido Colorado.

    El segundo dato, y bien importante, es que la historia muestra que no es posible identificar al Partido Colorado con el batllismo, como tampoco lo es asimilar al Par­tido Nacional con el herrerismo. El batllismo surgió después del “riverismo”, que sin dudas no fue laico, pero sí conservador en lo político y social. Del mismo modo, no es posible asimilar al herrerismo con todo el Partido Nacional. Tan es así que, ya en 1906, fue Carlos Roxlo (representante del Partido Nacional) quien propuso: 1) La creación de un banco mixto con aportes del Estado, del capital y el trabajo, para asegurar al obrero contra los accidentes del trabajo y contra los abandonos de la vejez; 2) establecimiento del arbitraje, bajo la tutela del Estado, como fórmula para solucionar los conflictos del trabajo; 3) El mejoramiento de las sociedades coopera­tivas organizadas con este fin; 4) La jornada de 8 horas y el descanso dominical (puntos incorporados al programa del partido, aprobados por la Convención el 14 de junio de 1906).

    El tercer dato de la realidad, es cierto que las revoluciones de 1897 y 1904 fueron llevada adelante por una parte del Partido Nacional, pero no por todo, y que Aparicio Saravia no pretendió asumir el gobierno de la República, sino instaurar el voto se­creto que no existía en la época.

    En cuarto lugar, la lectura de las actas parlamentarias demuestra que fue con votos del Nacionalismo Independiente que el batllismo logró obtener mayorías parlamen­tarias para aprobar las leyes que los tiempos requerían.

    Para no extenderme, el quinto dato de la realidad es que fue bajo gobiernos del Partido Colorado (con minorías batllistas) que se produjeron los golpes de Estado en el siglo XX (1933 y 1973).

    Concluyendo: a mi juicio, las reformas al statu quo imperante en cada momento y la matriz del Estado uruguayo, que evoca el Dr. Julio María Sanguinetti, no es obra del Partido Colorado sino de los hombres de diferentes partidos políticos que, sin dogmas, “con absoluta libertad de conciencia”, establecieron los cimientos del presente.

    Ariel Callorda Salvo

    CI 1.206.841-4

    Cartas al director
    2022-10-26T23:20:02