• Cotizaciones
    miércoles 12 de junio de 2024
    • Temas del día

    Los políticos en TikTok: buscan mostrar el “lado B” de la campaña para llegar a los más jóvenes

    La mayoría de los precandidatos y precandidatas tienen perfiles en TikTok, donde aprovechan el tono distendido y humorístico que caracteriza los contenidos de la plataforma para mostrar “otra cara”, lejos de la imagen seria y acartonada que predomina en el mundo político uruguayo

    El precandidato colorado Robert Silva consiguió hacer un contenido viral con su “secreto” para preparar chivitos. El video de TikTok tuvo 123.000 reproducciones y llegó incluso a los titulares de los portales de noticias. Al expresidente de la Administración Nacional de Educación Pública se lo ve distendido, en un ámbito familiar, preparando el tradicional plato uruguayo y bromeando con sus hijas y su perra Sasha.

    Laura Raffo, precandidata por el Partido Nacional, aparece cantando junto a su pareja la canción de Soda Stereo De música ligera, o recomendando libros para el verano. Su video más exitoso, que alcanzó 319.000 reproducciones, juega con la consigna “Cuando sos política y tenés que elegir foto de perfil”, con fotos en las que luce formal y otras en las que aparece disfrazada, haciendo muecas o comiendo panchos.

    Álvaro Delgado, su principal contrincante en la interna blanca, mira conmovido las palabras de elogio que le dedica su esposa en una entrevista o comenta que está “a dieta” en un ping pong de preguntas musicalizado con la canción de Quevedo y Bizarrap. Su “hit”, hasta ahora, es un video en la inauguración de un gimnasio en el que está por tirar al arco y una señora se le adelanta y patea primero: logró 138.000 reproducciones.

    Los contenidos de la precandidata frenteamplista Carolina Cosse la muestran bailando cumbia o tango, saludando a artistas en eventos organizados por la Intendencia de Montevideo, o conversando con vecinos. También consiguió llegar a las 138.000 reproducciones, en su caso con un video en el que baila con la comparsa Candonga Africana. Su principal rival en la interna, Yamandú Orsi, no tiene perfil de TikTok.

    Los políticos uruguayos comenzaron a incursionar tímidamente en la red social de los más jóvenes. Pero el año electoral aceleró las cosas y hoy la mayoría de los precandidatos y precandidatas tienen perfiles en TikTok, en los que aprovechan el tono distendido y humorístico que caracteriza los contenidos de la plataforma para mostrar “otra cara”, una más humana, más relajada, lejos de la imagen seria y acartonada que predomina en el mundo político uruguayo.

    Más allá del tono jocoso, el asunto es serio: TikTok es la plataforma que tuvo el mayor crecimiento en los últimos años y ya es la tercera red social con más usuarios en Uruguay, detrás de Facebook e Instagram. De acuerdo al perfil del internauta uruguayo 2022, elaborado por el Grupo Radar, el 34% de los usuarios de Internet usa TikTok, y el 71% entre los jóvenes de entre 12 y 19 años.

    “Uruguay llega tarde a esta discusión. En el mundo TikTok tiene gran relevancia en las campañas políticas hace bastante tiempo”, dijo la politóloga Victoria Gadea, quien ha trabajado en campañas electorales en América Latina. Si bien señaló que es difícil medir el impacto que la presencia en TikTok puede tener en una campaña, “lo que sí sabemos es que no estar puede tener un costo porque hay un público que solo está en TikTok, en especial ese público que evade las noticias”, explicó.

    Para la politóloga, secretaria ejecutiva del think tank Ágora, es claro que “toda campaña debe estar en todos lados, tanto en los lugares territoriales, físicos, como en los digitales; pensemos que los candidatos van a lugares donde saben que no van a ganar, a activar su militancia, a mostrar que se están conectando con ese lugar, y lo mismo pasa en el terreno digital”. Además, aunque Uruguay tenga una pirámide poblacional envejecida y los jóvenes no sean definitorios en una elección, “captar su atención es superimportante porque son agentes transformadores de la actividad política”, sostuvo.

    Contenidos de TikTok publicados por los precandidatos presidenciales. Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS

    La politóloga Mariana Pomiés es un poco más cauta. Cree que es un buen medio para llegarle a los más jóvenes y para mostrar una cara más humana y cercana de los candidatos. Incluso reconoce que puede tener una “potencialidad” que todavía los adultos no dimensionan. No obstante, sostuvo, en Uruguay “todavía la valoración de la política está muy asociada a lo serio y puede ser riesgoso”.

    “Es una herramienta que hay que usar con cuidado, en manos de expertos que entiendan la plataforma”, opinó. “Mostrarte bailando, con la familia, es una manera de humanizarte, y eso está bueno. Pero ese material también se puede aprovechar y reutilizar desde otro lado, como todo lo que se sube a las redes”, señaló. Además, un contenido divertido que funcione en TikTok puede viralizarse y llegar a un público más adulto al que quizás “le choque”. Pomiés consideró que es importante hacer un “balance de costo-beneficio”. Por otra parte, opinó que los políticos deberían cuidarse de no cruzar la línea entre el humor y el ridículo, y por eso insistió en que deben estar adecuadamente asesorados. “Ojo que por ir a un sector minoritario no te quemes para el resto de tus votantes”.

    Precisamente, una de las fortalezas de TikTok es que sus videos se pueden descargar, lo que facilita que se compartan en otras redes sociales como Instagram, Twitter y WhatsApp. Por eso los contenidos se viralizan más fácilmente. Algo así fue lo que sucedió con el video del “chivito”: trascendió la red social. Puede que la popularidad del video no se traduzca en votos, pero sí en visibilidad, algo especialmente preciado para buena parte de los actuales candidatos, que no tienen una presencia masiva.

    El desafío es que, para tener éxito en TikTok, “hay que entender sus códigos narrativos, tiempo del mensaje, lenguaje, características, la forma de consumo y la interacción”, dijo al diario El País el socio & CEO de Cámara\TBWA, Marcelo Debernardi, en una nota publicada en diciembre. Porque la red social surgió “como una herramienta de entretenimiento y los mensajes de los políticos deberán poder cumplir con esta máxima”.

    “Hay que estar ahí”

    Entre los cuatro precandidatos a la Presidencia por el Frente Amplio, dos tienen cuentas en TikTok: Carolina Cosse y Andrés Lima. La intendenta de Montevideo tiene 5.904 seguidores; en su cuenta predominan el baile, las sonrisas y los abrazos. El intendente de Salto tiene 1.140 seguidores y se presenta como precandidato a la Presidnecia (sic). Su TikTok escapa al lenguaje descontracturado: publica videos hablando sobre seguridad, comparte entrevistas en medios y actividades políticas. En su video más exitoso, con 17.300 reproducciones, critica el aumento del precio de los combustibles.

    En el equipo de comunicación de Cosse dijeron que a diferencia de otras redes que la precandidata “usa cotidianamente”, hasta ahora “se ha hecho un uso limitado de TikTok”. Todavía no está definido cuál será el papel de la red en la campaña electoral. Hoy las personas están habituadas “a formatos breves y TikTok sin dudas puede jugar un papel importante para comunicar las ideas y conectar con diferentes públicos” que no se informan por medios tradicionales, señalaron.

    Ni Yamandú Orsi ni Mario Bergara tienen TikTok. Desde el equipo del precandidato que va primero en las encuestas de intención de voto dijeron a Búsqueda que no ven necesario “estar en todas las redes”, aunque señalaron que pese a no tener una cuenta propia, tiene buena presencia en la red debido a contenidos que generan otros usuarios sobre él. No descartan crear una cuenta en el futuro. Los asesores de Bergara dijeron que “reconocen la importancia” de TikTok, pero también “los riesgos que implica meterse en una red donde el humor es la regla”. Dijeron que en el equipo hay “jóvenes con ganas de trabajar en eso”, y que será evaluado en el futuro.

    En el Partido Nacional, tres de los cuatros precandidatos están presentes en la red: Delgado, Raffo y Jorge Gandini. Carlos Iafigliola no tiene cuenta. El exsecretario de la Presidencia tiene 5.695 seguidores y es casi un pionero: subió su primer video a principios de 2022. Su perfil tiene un mix entre contenidos con tono humorístico, mostrando un “detrás de escena” de la actividad política, contenidos familiares, de tono más emocional, y difusión de discursos y entrevistas, en tono más serio y con fin informativo. Raffo hace un mix similar, y lo anuncia desde la descripción de la cuenta: “El lado B de nuestro movimiento SUMAR”. Tiene 5.271 seguidores y contenidos que la muestran en actividades cotidianas, como armando el árbol de Navidad con su familia o contestando el clásico ping-pong de preguntas.

    La cuenta de TikTok surgió “como una forma de conectar con el público joven”, dijeron desde el equipo de Delgado. Buscan usar todas las herramientas de comunicación disponibles para mostrar “las diferentes facetas del candidato, su visión y propuestas”. A Raffo fueron los integrantes “veinteañeros del equipo” los que la convencieron de incursionar en la red. En su entorno subrayaron que la “cercanía” con la gente será algo central en la campaña, y que por eso están en todas las redes sociales. TikTok en particular permite “un ida y vuelta en un lenguaje más descontracturado” que el de otras redes, destacaron.

    Gandini tiene 3.476 seguidores y en su video más popular, con 138.400 reproducciones, aparece criticando la ciclovía que instaló la intendencia de Montevideo en la Avenida 18 de julio. Sus contenidos lo muestran distendido, cocinando parrilla para su familia, en recorridas por el interior del país, explicando a sus seguidores “¿Qué tiene Gandini en su despacho?” o compartiendo su “top 3” de canciones en Spotify. El objetivo de su equipo de comunicación es tener presencia en todas las redes sociales. “En TikTok en Uruguay hay un poco más de dos millones de usuarios, hay que estar ahí. Es un lugar más donde hablar, compartir y conectar con un público más joven”, indicaron sus asesores. La idea que guía los contenidos es “mostrar la autenticidad de Gandini, en su cotidianidad, con los militantes, con su familia”, para “amplificar su visibilidad”.

    Cinco de los seis precandidatos del Partido Colorado están en TikTok. El más exitoso es Silva, con 2.933 seguidores. “Me inspiraron mis hijos que usan mucho esa red, me insistieron bastante tiempo para que abriera una cuenta. Me decían: ‘papá si querés llegarle a los de nuestra edad tenés que hacerte un TikTok’”, contó a Búsqueda el precandidato que lidera la intención de voto entre los colorados. Dijo que la intención de la cuenta es transmitir lo que hacen en campaña y “momentos tras bambalinas y situaciones cotidianas: mostrar a la persona común y corriente más allá de mi actividad política”.

    Con unos pocos videos, la mayoría de él hablando durante varios minutos a cámara, Gustavo Zubía tiene 2.845 seguidores, apenas unos 100 menos que Silva. Guzmán Acosta y Lara tiene 2.103 seguidores y consiguió 20.400 reproducciones por un video con la leyenda “el presi elogiando mi facha” en el que el Luis lacalle Pou le aplaude el atuendo. El precandidato dijo que apuesta a mostrar una “faceta mucho más personal y disruptiva”, apuntando “a un público joven”. Gabriel Gurméndez tiene 1.090 seguidores y consiguió 12.500 reproducciones con un video de un discurso del presidente Lacalle Pou en el que cuenta por qué lo eligió para presidir Antel. Gurméndez dijo que con su perfil de TikTok busca reflejar “su mensaje, su discurso y su personalidad”. El precandidato trabaja con una agencia de marketing, Wasabi, que está desarrollando la estrategia de comunicación digital de la campaña, pero puntualizó que él es quien decide los contenidos. Andrés Ojeda tiene 1.500 seguidores, con contenidos de perfil más serio e informativo. Tabaré Viera no tiene cuenta en TikTok, aunque desde su equipo informaron que planean crear una cuando lance la campaña electoral, para tener presencia en todas las plataformas.

    Pese a algunas ausencias, en general los precandidatos y precandidatas parecen tener claro que tienen que estar en TikTok para hablarle a un público al que habitualmente no llegan: los jóvenes. A esos jóvenes que posiblemente no se movilizan por la política, no van a los actos, no leen las noticias, pero sí pasan horas con el celular.

    Información Nacional
    2024-02-01T00:45:00