Los usos diversos entre algunos de los uruguayos mencionados

6 minutos Comentar

Nº 2143 - 7 al 13 de Octubre de 2021

Los Pandora Papers permiten identificar a 485 uruguayos como beneficiarios finales de sociedades, fideicomisos o trust, muchas de las cuales están o estuvieron domiciliadas en jurisdicciones de baja tributación.

Controlar activos offshore o usar sociedades de papel para hacer negocios transfronterizos no es ilegal. Las personas que hacen negocios internacionales afirman que necesitan estas sociedades para llevar a cabo sus asuntos financieros.

Según un relevamiento realizado por Búsqueda, entre las personas más relevantes que aparecen en los documentos con vínculos en el Uruguay, varios empresarios y personalidades de distintos rubros adquirieron o son accionistas de compañías offshore. La lista no es exhaustiva y no implica que no haya otros uruguayos en los millones de documentos.

A diferencia de lo que ocurrió en otros países, Búsqueda no detectó a integrantes de primera línea de gobierno entre los beneficiarios finales de las sociedades incluidas en la base de datos filtrada. Edgardo Novick, excandidato presidencial por el Partido de la Gente, sí aparece porque fue accionista durante cinco años de la sociedad panameña Landcroft Overseas Ltd., propietaria de acciones del Nuevocentro Shopping.

Julio de Brun

El actual asesor de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Julio de Brun, aparece vinculado a la sociedad de Belice Boulevard. El expresidente del Banco Central dijo a Búsqueda que la creación de esa offshore responde a su actividad privada en la consultora Beca Advisors. “Es una sociedad cuyo objetivo es cumplir con un mandato de administración de un fondo de inversión que compra y gestiona unos campos en Bolivia”, explicó. De Brun añadió que Boulevard Group y sus accionistas “cumplen con todas sus obligaciones tributarias por su actividad de administración en la jurisdicción que corresponde” y “las inversiones agropecuarias en Bolivia están pagando los impuestos que corresponden en ese país”.

La realización de un negocio con aristas internacionales fue la razón por la cual el tenista Pablo Cuevas y empresarios como María Noel Carrera y Hugo Beneditto recurrieron a una sociedad domiciliada en Delaware, llamada ARH Capital LLC, para invertir en HK Tienda Inglesa Acquisition LLC, propietaria de Tienda Inglesa Uruguay.

“Era el tipo de sociedad que se podía constituir más rápido. En ese momento no existía en Uruguay la posibilidad de constituir una sociedad anónima simplificada (SAS) y la constitución de una sociedad anónima uruguaya, su cambio de accionistas e integración de directorio requería de un proceso de entre tres y cuatro meses. Esta fue una inversión propuesta por Klaft Realty LLP”, una firma con sede en Chicago, explicó a Búsqueda Beneditto.

El capital aportado por los socios “fue transferido desde sus cuentas bancarias en Uruguay declarando en ese momento a cada institución el propósito de la transferencia, cumpliendo así con los requerimientos de las políticas de prevención de lavado de dinero del Banco Central del Uruguay” (BCU), añadió Beneditto, quien ya había declarado públicamente su inversión en Tienda Inglesa. Agregó también que desde la adquisición en 2016 hasta la fecha “la sociedad no recibió ningún tipo de distribución de dividendos, por lo que sus socios no han tenido que declarar ingresos o pagar impuesto a la renta de las personas físicas (el impuesto al patrimonio correspondiente lo tributa Tienda Inglesa a través Henderson y Cía. S.A.)”.

Cuando años atrás varios empresarios involucrados en el sector comercial decidieron comprar Salto Shopping, utilizaron una sociedad panameña llamada Viskert S.A.

“Las panameñas eran una forma legal y correcta de tener acciones. Cuando pasaron a ser ‘mala palabra’ la dejamos de usar”, dijo a Búsqueda Enrique Manhard, propietario del Grupo Parisien. “Nosotros integramos esa sociedad solo a efectos de” que esta “fuera accionista de un negocio comercial”, explicó. “No se generó ahorro fiscal alguno con esa medida. También se cumplieron todas las obligaciones que surgen de la tenencia de acciones”.

Rodolfo Catino. Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS

El empresario y dirigente de Peñarol Rodolfo Catino es titular de Dolcevista Properties Ltd., de Islas Vírgenes Británicas (BVI, por sus siglas en inglés), y su función es ser “propietaria de acciones” de sus empresas en Paraguay y Uruguay. “No tiene otra actividad ni comercial ni financiera y no tiene cuentas corrientes ni depósitos”, dijo Catino. Agregó que, “como marca la ley”, se declaró como su beneficiario final ante el BCU.

Javier Lestido Nunes, director de Sures Real Estate, fue accionista de sociedades offshore que “fueron utilizadas como titulares de activos financieros producto” de su giro como empresario local. Explicó que todas “cumplieron con las exigencias” de las normas tributarias y están al día con sus obligaciones.

El arquitecto Ernesto Kimelman tuvo dos sociedades que fueron disueltas tras haber cumplido “con todas sus obligaciones fiscales”, relató. Mantiene una BVI que está declarada y la utiliza para “ordenar y canalizar” sus inversiones personales. “En todos los casos han sido sociedades nutridas con fondos declarados, que pagaron sus impuestos y ellas mismas han pagado los impuestos que les correspondieron”, abundó.

Álvaro Silberstein, exdirector de Paycueros, administra y gestiona los ahorros familiares a través de una sociedad de Panamá.

Hasta que en 2017 entró en vigencia una ley que encareció el uso de sociedades extranjeras como titulares de inmuebles era habitual comprar propiedades a través de una offshore.

El abogado y dirigente de Nacional Alejandro Balbi aparece en los Pandora Papers como titular de Seagreen International Ltd., de BVI. Balbi dijo a Búsqueda que compró la sociedad en 2014, a través de un estudio contable uruguayo, para abrir una cuenta bancaria en Estados Unidos, con el objetivo de comprar un inmueble en Miami. Finalmente decidió no adquirir la propiedad y en 2018 la cerró, informó. Los fondos “regresaron a Uruguay”, fueron invertidos con un corredor de bolsa, y pagan los impuestos correspondientes, añadió el abogado.

El empresario y presidente de Nacional, José Decurnex, era uno de los accionistas minoritarios de Kadence Holding, propietaria de un inmueble en la zona del World Trade Center de Montevideo. La transacción fue declarada y la sociedad “renacionalizada” en Uruguay, destacó.

Diego Lugano y Luis Suárez

Diego Lugano tiene una estructura que incluye una empresa de BVI que es la accionista de sus inversiones en Estados Unidos. De este modo, si el exfutbolista muere, los derechos sucesorios de esas inversiones están “protegidos” del impuesto a la herencia, explicaron desde su entorno.

Los capitanes de la selección Diego Godín y Luis Suárez aparecen también en la base de datos por la creación de offshore en jurisdicciones de baja tributación a las que les cedieron sus derechos de imagen.

Pandora Papers
2021-10-07T00:10:00