Marta Jara actúa como “mercenaria”, dice el vicepresidente de Ancap

5 minutos Comentar

Nº 2144 - 14 al 20 de Octubre de 2021

Al vicepresidente de Ancap, Diego Durand, el reciente fallo judicial a favor de la exgerenta de Gas Sayago y expresidenta del ente petrolero Marta Jara le genera malestar y no pocos cuestionamientos. “Es muy triste todo”, resumió.

Jara presentó en febrero una demanda laboral contra el Estado en reclamo de $ 7.200.000 por una deuda laboral vinculada a su despido y haberes impagos. Cuando asumió la presidencia de Ancap, en marzo de 2016, Jara dejó su cargo en Gas Sayago en reserva. Y al salir de Ancap, en marzo de 2020, intimó a la empresa para volver a recibir su sueldo mensual o en todo caso ser despedida. Envió al menos tres telegramas exigiendo que se le contemple su reclamo. Pero la empresa entendió que el vínculo laboral ya había cesado. El martes 12, en un fallo de primera instancia, la Justicia laboral le dio la razón a la exjerarca y condenó al Estado a pagarle una indemnización por despido indirecto.

Durand insiste en que el resumen de este episodio le provoca “tristeza”. Y se hace algunas preguntas en voz alta. El actual vice de Ancap recuerda que en 2019 los directorios de UTE y de Ancap —con Jara al frente— “resolvieron despedir a todo el personal” de Gas Sayago “pero no a ella”. “¿Se olvidaron o no la consideraban empleada?”, se cuestionó Durand. También criticó que lo que reclama es una antigüedad en Gas Sayago originada durante su gestión en Ancap, lo que implica que “genera derechos no compatibles con el cargo público”. Y que en 2020 se le advirtió que, según la Oficina Nacional del Servicio Civil (ONSC), es “incompatible” cobrar el subsidio por expresidente y ser empleada de Gas Sayago. “Es poco ético estar de los dos lados del mostrador”, señaló el funcionario y destacó que el monto reclamado (sin ajustes) es “como 60 veces el sueldo líquido de un director de Ancap”. Durand señaló que el pedido de reservar el cargo en Gas Sayago para asumir en Ancap fue un planteo y una condición que se le hizo al presidente de la República, Tabaré Vázquez. “Y se le respondió que sí”.

Según documentos en poder de Durand, el Directorio de Gas Sayago dispuso el 11 de marzo de 2016 una resolución de licencia sin goce de sueldo y renovable automáticamente, reservándose el cargo de Jara. Eso, explicó, sin tener un informe jurídico y un informe del área. Pocos días después, el 15 de marzo, llegó un informe de los asesores jurídicos donde se afirma que puede reservarse el cargo. Y dos meses más tarde, el 11 de mayo, se la designó como vicepresidenta de Gas Sayago. “Ella era vice de esa empresa por Ancap, tenía su cargo como empleada reservado pero a su vez era vicepresidenta de ella misma”, cuestionó.

“Todavía está por verse qué termina resolviendo la Justicia laboral, pero las decisiones que hay detrás son poco éticas. Actúa como una mercenaria y no como una servidora pública. Todo por dinero”, cuestionó Durand en diálogo con Búsqueda. “Ella dirigió la empresa como si fuera una exitosa corporación, luego decidió la liquidación y el despido de todo el personal y ahora reclama antigüedad incluyendo el período en el que era presidente de Ancap y el posterior al cierre de la empresa. Es triste”.

En su fallo de primera instancia, la jueza Laboral de 20° turno, Karina Martínez, determinó que Gas Sayago no actuó con “buena fe” al no informar a Jara que entendía que podría estar inhabilitada para regresar a su cargo como gerenta general de la empresa, consignó el diario El País.

La sentencia dice que Jara fue despedida en forma indirecta y que esto aconteció “cumplidas las 24 horas de la intimación de reintegro que formulara (Jara) por telegrama colacionado. Es decir el 29 de mayo de 2020”.

Según el matutino, la jueza le otorga importancia a la figura de la licencia sin goce de sueldo en el ámbito laboral y considera que esta “no debe ser menoscabada o alterada”. Y recuerda que Gas Sayago accedió a la solicitud de la entonces gerenta de acogerse a ese beneficio el 23 de febrero de 2016 y por tiempo indeterminado.

Según supo Búsqueda, Gas Sayago apelará la sentencia mientras que Ancap no descarta seguir ese mismo camino.

Diego Durand. Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS

El informe a medida y el despilfarro

En el momento en el que Jara pidió la licencia, Gas Sayago pidió una asesoría externa y privada al estudio Posadas, Posadas & Vecino para determinar si era viable legalmente mientras se desempeñaba en Ancap. El informe fue favorable a Jara. Durand entiende que fue “hecho a medida” sin hacer “las valoraciones correspondientes”. “Es difícil que el estudio de abogados que contrataste te diga que la decisión que tomaste es incorrecta cuando vos tenés el poder y el ámbito de decisión”.

El proyecto Gas Sayago está bajo investigación de la Justicia penal desde 2013, aunque en los últimos años la causa no había tenido avances concretos. Sin embargo, tras la presentación de una ampliación de la denuncia por parte de las nuevas autoridades de UTE y Ancap, la Fiscalía de Crimen Organizado decidió citar nuevamente a Jara y a otros exjerarcas. El domingo 10 El País informó que, a pedido del fiscal Luis Pacheco, la jueza María Helena Mainard, resolvió convocar en calidad de indagados a Jara, al expresidente de Ancap, Raúl Sendic, el expresidente de UTE Gonzalo Casaravilla y al exvicepresidente de esa empresa César Briozzo. Otros exjerarcas fueron citados como testigos.

Información Nacional
2021-10-13T23:59:00