• Cotizaciones
    martes 04 de junio de 2024

    Mercado de 0 km: crece la participación de los utilitarios por “migración” de consumo

    En la última década, la comercialización de los automóviles “de trabajo” pasó de explicar el 22% de las ventas totales de cero kilómetros al 36% actual

    La venta de vehículos “de trabajo” —utilitarios—, que el año pasado había alcanzado a 32% del total de cero kilómetros que se comercializaron —la máxima proporción en la última década—, continuó ganando participación en enero-marzo: llegó a 36%, según datos de la Asociación del Comercio Automotor (Acau).

    Fuentes del sector consultadas por Búsqueda explican ese crecimiento en una oferta atractiva —de marcas, modelos y precios—, la búsqueda de la doble funcionalidad del vehículo (uso familiar y trabajo), además de varias opciones de financiamiento.

    En los últimos 10 años el crecimiento de la participación de los utilitarios en el mercado de unidades nuevas fue progresivo. Una década atrás, en 2014 se vendieron 12.517, lo que significó 22% del total. Esa proporción llegó a 25% entre 2019 y 2020 y trepó a 28% dos años después. En 2023 se vendieron 19.105 utilitarios, 32% del total de ventas (60.487) de vehículos cero kilómetros. La tendencia continuó en enero-marzo de este año, cuando se vendieron 5.035 utilitarios (36% del total), un incremento de 45% en relación con igual lapso de 2023.

    La evolución de la venta de vehículos nuevos acompaña los vaivenes de la actividad económica (ver gráfica). En particular, sigue el comportamiento del gasto en consumo.

    A su vez, dado que el precio de estos bienes se fija en dólares, cuando aumentan los salarios medidos en esa moneda, crecen las ventas, ya que es relativamente más barato —en términos de sus ingresos— para las familias adquirir un vehículo, y a la inversa.

    Oferta y “migración”

    En esa línea, Ignacio Paz, gerente de la Acau, dijo que la venta de utilitarios está “emparentada” con la situación económica. Apuntó además que existe una oferta “atractiva” de este tipo de vehículos a precios “accesibles” que, junto con indicadores económicos que en general muestran una evolución favorable, están impulsando su comercialización.

    Para el presidente de la Asociación de Concesionarios de Marcas Automotores (Ascoma), Alberto Bernheim, muchos utilitarios se están usando con doble propósito. “Si te comprás una pickup doble cabina, la podés usar como auto familiar y para trabajar. Podés cargar el perro, la bici, las cañas de pescar o la caja de herramientas”, ilustró.

    Agregó que la oferta de financiamiento hoy es muy variada y llega a cubrir el 100% del precio a cinco años. No hay diferencia en las condiciones que se ofrecen entre utilitarios y autos de paseo, dijo.

    El director del grupo Fiancar, Brian Lempert, apuntó que el fenómeno de los vehículos de carga livianos tiene que ver más con la oferta que con el consumidor. Las marcas lanzaron modelos de utilitarios a precio atractivo, con buen equipamiento y prestaciones que están “sacando” ventas al segmento de vehículos de paseo de similar valor, comentó.

    Apuntó que no hay autos cero kilómetros “de entrada” o de bajo valor como hubo hace años atrás con algunas marcas y modelos chinos, por ejemplo. Entonces, como no distan tanto del precio de una pickup o similar, el consumidor se inclina por pagar un poco más o financiar la diferencia y adquiere un utilitario de motor chico (1.000 o 1.500 cilindradas), al que le da doble función.

    “Se está dando cierta migración porque ya no hay modelos de 0 km a US$ 14.000 o US$ 16.000, sino que el piso son US$ 17.000 o US$ 18.000. Eso hace pensar que por unos US$ 3.000 más conviene llevar un utilitario que puede solucionar una necesidad de trabajo, que tiene buenas prestaciones de seguridad y es fácil de manejar”, dijo Lempert. Para cubrir esa diferencia “se está tomando más crédito, los bancos están compitiendo y captando con planes agresivos a los clientes”, añadió.

    Usados

    El comportamiento del mercado de usados en buen estado y con pocos años de antigüedad acompaña al de los coches nuevos, en general. El ritmo de venta siguió siendo bueno en el primer trimestre del año, señalaron las fuentes.

    En enero-marzo el precio promedio ofrecido de los autos usados —con más de 50.000 kilómetros— fue 1,8% superior al trimestre previo y se ubicó en US$ 12.380. Ese valor surge de un índice elaborado por Búsqueda, que relevó 1.000 avisos publicados en tres plataformas digitales (Mercado Libre, Car One y Shopping de Usados de Fiancar) de cinco marcas y ocho modelos de vehículos por ser los que reúnen mayor cantidad de ofertas.

    El incremento responde a la suba del precio de 5,7% para la Renault Duster (5 puertas, motor 1.6) que se ofertó a US$ 15.700 en promedio, de 2,9% para el Renault Clio (4 puertas, motor 1.2) a US$ 10.900 y 1,6% para el Chevrolet Onix (4 puertas, motor 1.0), cuyo valor promedio fue de US$ 13.500.

    En contrapartida, disminuyó casi 4% el precio de la camioneta Fiat Strada (4 puertas, motor 1.4), que se ofreció a US$ 12.371 en promedio. El Volkswagen Gol (4 puertas, motor 1.6) disminuyó 2%, a US$ 12.000.

    El resto, en general, mantuvieron los valores: el Fiat Uno (4 puertas, motor 1.4) aumentó 0,8% y llegó a US$ 11.100 en promedio; el Chevrolet Corsa (4 puertas, motor 1.6) se ofertó a US$ 7.500, prácticamente igual que en el trimestre previo, y el Peugeot 208 (4 puertas, motor 1.6) bajó 0,4%, a US$ 14.360.

    Economía
    2024-05-01T19:38:00