• Cotizaciones
    martes 04 de junio de 2024

    Mujica y un factor “emocional” que puede tener impacto electoral

    Pese a su reciente enfermedad, el histórico líder del MPP seguirá recorriendo barrios y visitará las capitales del interior; también encabezará la lista de su sector para las internas

    La semana empezó con una noticia inesperada. Unos pocos sabían lo que el histórico líder de la izquierda uruguaya José Mujica informaría en una austera conferencia de prensa el lunes a mediodía en la sede de su sector, el Movimiento de Participación Popular (MPP). El expresidente había pasado el fin de semana en su chacra, en contacto con su entorno más cercano, asimilando la noticia que había recibido el viernes, tras un chequeo médico. Y resolvió anunciarlo públicamente de inmediato. Quería evitar que la información se filtrara o que circularan rumores.

    Así, el lunes 29 en una conferencia contó que tenía un tumor en el esófago, que era “muy comprometido” para su salud y “doblemente complejo” debido a que padece una enfermedad inmunológica. El anuncio duró apenas cinco minutos. Pero le alcanzó para transmitir un mensaje que para él era fundamental: la enfermedad no lo haría bajar los brazos ni dejar la actividad política. “Mientras pueda seguiré militando”, aseguró.

    Es que su enfermedad aparece en un momento político clave, a dos meses de unas elecciones internas que en el Frente Amplio se disputan entre el candidato de su sector, Yamandú Orsi, y la candidata de los partidos Comunista y Socialista, Carolina Cosse. Y a seis meses de una elección nacional en la que la izquierda se juega las chances de recuperar el gobierno nacional. “No me voy a quedar quieto”, repitió poco después de la conferencia, en diálogo con Búsqueda. “Mientras me dé el cuerpo no voy a aflojar”, afirmó, y añadió que el cáncer “no lo asusta”: “Estoy preparado, de algo me tengo que morir”.

    Ayer miércoles, en la previa del asado por el 1º de mayo que tradicionalmente lo tiene como anfitrión en su chacra, insistió en que no “aflojará” la militancia. Según dijo a Búsqueda minutos después de que lo viera su médica de cabecera, Raquel Pannone, el tumor se encuentra localizado y el tratamiento será con radioterapia. Mientras tanto, afirmó, continuará con su agenda de actividades, que incluye recorridas por los barrios de Montevideo y visitas a las capitales departamentales del interior.

    Además, dijo que encabezará la lista del MPP para las elecciones internas.

    La noticia sobre la salud de Mujica recorrió el mundo y en seguida políticos de todos los colores, uruguayos y extranjeros, lo saludaron en redes sociales o se comunicaron por teléfono. Lo llamaron el presidente Luis Lacalle Pou, la exvicepresidenta argentina Cristina Fernández, el presidente de Brasil, Lula da Silva, entre otros. También personalidades del ambiente artístico rioplatense, como el humorista Luis Landriscina. En rueda de prensa tras el anuncio, su candidato, Yamandú Orsi, dijo que el compromiso de Mujica “hasta el final de sus días” era “una invitación a redoblar los esfuerzos”.

    ¿Impacto electoral?

    Mujica, un exguerrillero que pasó más de una década en un calabozo como rehén de la dictadura (1973-1985), presidió el país entre 2010 y 2015 y se granjeó fama internacional como el “presidente más pobre del mundo” por su estilo de vida austero. Se mantiene como uno de los políticos más populares del país y, a sus 88 años, no ha moderado su militancia política. Además, es uno de los últimos referentes de una generación de líderes emblemáticos para la izquierda, como el expresidente Tabaré Vázquez, quien murió de cáncer en 2020, y el exvicepresidente y ministro de Economía Danilo Astori, fallecido el pasado noviembre.

    “Es una figura muy significativa para el Frente Amplio y para toda la sociedad uruguaya. En particular para los jóvenes, con los que él tiene mucha llegada. Entonces, todo lo que le pase genera impacto”, valoró la socióloga y directora de Cifra, Mariana Pomiés. “Sin dudas que la noticia de su enfermedad redunda en una mejora de su imagen y que su popularidad va a subir, porque naturalmente la gente lo va a valorar más”, analizó.

    Debido a eso, es esperable una mayor reivindicación de su figura por parte del Frente Amplio en el marco de la campaña, señaló. Aunque añadió que en ese aspecto hay que ser “muy cuidadoso”, porque en Uruguay no está bien visto hacer “rédito político” de este tipo de situaciones. Recordó el episodio de la muerte del senador colorado Adrián Peña y las críticas que recibió el precandidato Robert Silva de parte de quienes interpretaron que intentó aprovecharla políticamente. “No veo de parte de Mujica una intención de hacer uso político de esto, creo que es claro que lo anunció rápido para evitar rumores”, afirmó.

    Aunque no sea buscado, la enfermedad del líder del MPP y la consecuente revalorización de su figura ¿pueden incidir en la competencia electoral? Para Pomiés, no es claro qué efecto tendrá: “Él va a estar hasta el final, y todo lo que diga y haga tiene impacto”, señaló. Pero, aunque esto redunde en un aumento de su popularidad, “no necesariamente” eso se traslada a la figura de Orsi o al Frente Amplio. “Puede pasar o no. Cuando ha apoyado a otros candidatos, no siempre ha logrado trasladar su simpatía y popularidad”, indicó.

    Para el director de la consultora Factum, Eduardo Bottinelli, “claramente la figura de Mujica tendrá un impulso positivo”, ya que la enfermedad genera mayor “cercanía emocional” hacia el expresidente. “Desde el punto de vista del Frente Amplio, es el sobreviviente de toda una generación que se fue yendo, de Vázquez, Astori, (Mariano) Arana, (Reinaldo) Gargano”, evaluó. Para el sociólogo, es probable que en los próximos discursos de los precandidatos del Frente Amplio, y especialmente en actos conjuntos, el nombre de Mujica comience a aparecer con más frecuencia, incluso entre quienes antes no lo mencionaban.

    “Este tipo de noticias movilizan. Lo que uno puede esperar es que haya un movimiento inicial de cercanía afectiva hacia Mujica y hay ver si eso se transforma en un acercamiento afectivo hacia Orsi y el MPP”, analizó Bottinelli. En ese sentido, “por cuestiones emocionales, no objetivas”, debido a la “cercanía” entre su figura y la de Orsi, podría significar un “espaldarazo” para las elecciones internas. Además, Orsi no solo tiene el apoyo de Mujica, sino que busca proyectar “una imagen similar” al histórico líder.

    Para Bottinelli, “no es menor” el dato de que Mujica va a seguir haciendo campaña. “Si él se retirara a su casa y dejara la militancia, sería una cosa. Pero él va a continuar militando, y ahora con una doble condición, con su liderazgo y presencia y transitando una enfermedad complicada. Y es esperable, conociéndolo, que milite hasta el último día”. Así, la revalorización de su figura sumada a la militancia puede ayudar a sumar simpatías.

    Aunque todo dependerá de cómo evolucione su enfermedad, el expresidente ha dicho que tiene todas las intenciones de seguir en el ruedo hasta el final. De hecho, varios años atrás, cuando falleció el expresidente colorado Jorge Batlle, internado poco después de participar en una actividad política en Tacuarembó, Mujica afirmó: “Es hermoso, cayó militando; me gustaría irme de forma parecida”.

    Información Nacional
    2024-05-01T23:26:00