• Cotizaciones
    martes 04 de junio de 2024

    Partidos de la coalición sufren baja de sus ingresos por adherentes

    Blancos volvieron a presentar superávit en sus balances, mientras que el Frente Amplio sigue en situación deficitaria

    Los aportes de afiliados y adherentes de los tres principales partidos políticos que integran la coalición de gobierno vienen en caída, mientras que el Frente Amplio está en un proceso inverso, según datos que se desprenden de las últimas rendiciones de cuentas que esas colectividades políticas presentaron a la Corte Electoral correspondientes a 2023.

    El Frente Amplio, que ha implementado una fuerte campaña interna para abrir comités de base en todo Uruguay a partir de que asumió la presidencia Fernando Pereira en 2022, pasó de recaudar $ 4.513.693 en 2020 (a precios de 2023) a $ 9.335.546 en 2023, unos US$ 240.477.

    Las cifras de la coalición de izquierda, empero, no son del todo positivas. El 2023 fue el segundo año de peor balance para el Frente Amplio, con un déficit de $ 18.541.956, unos US$ 477.627. Los estados contables de esa colectividad política han venido siendo negativos desde 2021, cuando las cifras del Frente Amplio comenzaron a tambalear. Si bien los resultados de 2020 se vieron maquillados como consecuencia de que las cifras aún incluían dos meses de jerarcas en cargos de gobierno (e incluso en algunos casos de directores de entes autónomos varias semanas más), el nuevo rol de la coalición de izquierda como oposición implicó en los hechos menos ingresos por concepto de cargos políticos.

    El Frente Amplio es uno de los partidos que más porcentaje del sueldo le retiene a los legisladores y cargos públicos en el gobierno y en organismos de contralor. En el caso de senadores y diputados, la cifra asciende al 15%, además del porcentaje de retención que realizan los respectivos sectores internos, que es variable. Solo en 2023, el ingreso por las retenciones a salarios de cargos legislativos y de gobierno en el Frente Amplio fue de $ 39 millones, mientras que en el Partido Nacional, cuya plana ocupa la mayoría del Poder Ejecutivo y buena parte de los gobiernos departamentales, fue de $ 27 millones.

    El lunes 6 de mayo, el Frente Amplio selló su acuerdo económico para las próximas elecciones, donde definió que el 50% de los ingresos que se generarán en las próximas elecciones irán a parar a los sectores, el 35% a la fuerza política y el 15% restante será para los comandos de los candidatos.

    Balances

    Si bien en las cuentas del Partido Nacional hay un declive de los aportes de adherentes (que pasaron de $ 11.954.733 a $ 9.308.936 entre 2020 y 2023, a precios de 2023), el balance presentado registra un superávit de $ 20 millones, explicado debido al saldo favorable que existía al comenzar el 2023.

    Cabildo Abierto, por su parte, presentó su segundo balance negativo consecutivo, esta vez por $ 4.324.909. El anterior había rondado los $ 3,5 millones. En filas cabildantes ocurrió un decrecimiento de los ingresos mayor a la caída de los egresos. Parte de esto se explica porque el dinero que recibe el partido debido a los aportes de cargos políticos ha venido disminuyendo paulatinamente entre 2021 y 2023 en casi 18% y en la actualidad se ubica en $ 11.567.341.

    El partido liderado por el senador Guido Manini Ríos ha sufrido algunas pérdidas en los últimos años en el ámbito parlamentario. Los diputados Eduardo Lust y Elsa Capillera abandonaron Cabildo Abierto, así como también la representante suplente Inés Monzillo.

    A su vez, el porcentaje cobrado por afiliaciones se redujo de forma drástica, de $ 809.232 en 2021 a $ 319.143 en 2023, una caída de más de 60%.

    En tanto, el Partido Colorado presentó una rendición de cuentas que registra algunos errores en el cálculo de sus egresos y un presunto saldo nulo en el balance. En la sección de ingresos se muestra, a su vez, que el saldo respecto a los ingresos que realiza el Parlamento de “aportes por el artículo 39 de la Ley 18.485” es negativo en $ 5.203.202. Ese artículo refiere al pago que el Poder Legislativo realiza anualmente a los partidos políticos en 12 cuotas, en función de la cantidad de votos que obtuvieron en las elecciones nacionales. La reglamentación sostiene que esa partida debe ser distribuida “mensualmente” entre “sectores y listas de candidatos” con representación parlamentaria, aunque al menos 20% debe ir a parar a arcas partidarias. Según dijeron desde el Partido Colorado a Búsqueda, el número negativo se debe a un “ajuste contable”.

    Sin tener en cuenta este balance, el Partido Colorado presenta una caída de sus afiliaciones tan grande como la de Cabildo Abierto. A precios de 2023, sus ingresos por ese concepto pasaron de $ 1.224.203 en 2020 a $ 472.207 el año pasado.

    Pese a tener una votación levemente menor que el Partido Colorado, los números que exhibe Cabildo Abierto año a año presentan sumas considerablemente más altas en términos de ingresos y egresos. En 2022, por ejemplo, Cabildo declaró ingresos por $ 35,5 millones, mientras que el Partido Colorado lo hizo por $ 12,5 millones. La misma tendencia se repitió en 2021 y 2020. Incluso los ingresos previstos por el artículo 39 de la Ley 18.485 son considerablemente más altos en Cabildo Abierto ($ 6.845.292 en 2022) que en el Partido Colorado ($ 1.754.123), aunque, a diferencia de lo que ocurre en este último, el lema liderado por Manini Ríos no presentó sectores políticos en las elecciones de 2019.

    Financiación de partidos en pausa

    Mientras tanto, la Comisión Especial de Financiamiento de la Democracia de la Cámara de Senadores, que viene estudiando el proyecto de ley sobre financiación de partidos políticos aprobado en Diputados, suspendió ayer miércoles su sesión prevista para las 15.30 luego de una extensa jornada parlamentaria que incluyó un homenaje al difunto senador colorado Adrián Peña en la Asamblea General y la votación del proyecto de ley para crear dentro del Archivo General de la Nación una sección destinada a conservar documentos relativos al pasado reciente y las violaciones a derechos humanos.

    Pero en el fondo aún persisten las diferencias entre Cabildo Abierto y el Partido Nacional en torno a la redacción de los artículos que refieren al acceso gratuito a la publicidad electoral, en especial referidas a la distribución de minutos en las elecciones.

    Pese al acuerdo logrado entre el Partido Nacional y Manini y su bancada para votar de urgencia la ley de medios en el Senado, el proyecto, que el propio senador y líder cabildante había relacionado con el que se aprobó el martes 14 en la Cámara Alta de forma urgente, todavía no tiene acuerdo. Los contenidos en cuestión son tres artículos que entre otras cosas establecen 20 minutos de publicidad electoral durante períodos electorales (con 10 minutos de publicidad gratuita) y que la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones deberá controlar “que el precio unitario por minuto o fracción adquirido de publicidad sea igual para todos los contratantes”.

    Información Nacional
    2024-05-16T00:52:00